emilioguerrero
POESIAS VARIAS

 

Por Emilio Guerrero Sanabria

  

Para escribir estas dos poesias que envío, lo hice cuando viví aquellos momentos. La de mis hijos cuando nacieron, y la de Miguel Borrachero, en 1984 cuando estuvimos en una movilización con los tractores en la carretera defendiendo una mejora para el campo, y un desaprensivo embistió con el coche arrollándolo.

 

 

CARTA A MIS HIJOS
 
Cuando abras los ojos
 Será la vez primera,
y estarás doloroso,
como mi compañera.
 
De su vientre salisteis
Y comenzó tu vida
 de forma independiente,
al cordón que te unía.
 
Aprende la lección
para que así comprendas,
la mejor solución,
que no te pongan riendas.
 
Cuando abras los ojos,
no consientas que nada
ponga un tupido velo
que nuble tu mirada.
 
Mira siempre de frente
no temas a la vida,
cuando estás en la lucha,
no duelen las heridas.
 
No te dejes llevar,
por las  bajas pasiones
que suelen ser la causa,
de todas las traiciones.
 
Cuando abras los ojos
 Sea clara tu mirada,
que el polvo del camino
no te confunda en nada.
 
No consientas que nadie
te imponga sus ideas,
a menos que compruebes
que son las verdaderas.
 
Sea siempre la ilusión,
Y también la paciencia
las que muevan tus actos,
junto con la experiencia.
 
No será el poder,
 ni tampoco la gloría
lo que haga que un día
respeten tu memoria.
 
No esperes que el dinero
resuelva tus problemas,
no quita los dolores,
ni tampoco las penas.
 
El mejor consejero
para una mejor vida.
es tener visión clara,
y conciencia tranquila.

 

Emilio Guerrero Sanabria

 

 

A MIGUEL BORRACHERO
 
Sé que no voy a aliviarte tu dolor
ni voy a resolverte tus problemas,
 lo tuyo no se arregla con los versos
que pueda yo escribir en este poema.
 
Eres uno de tantos campesinos,
que lucha por su tierra compañero,
discúlpame si pongo aquí tu nombre
Miguel de apellido Borrachero.
 
Era un amanecer, lluvioso y frío,
de una dura mañana de febrero,
cuando se termino de hacer el corte,
un coche fue a poner tu vida en juego.
 
Estabas como en otras ocasiones,
como estábamos en toda España,
defendiendo los derechos que nos niegan,
aquellos que hace siglos nos engañan.
 
Nos tienen desde chicos trabajando,
nos quitan el derecho a la cultura,
se ponen como cerdos engordando,
con lo que roban a la agricultura.
 
nos tienen, como siempre nos tenían
como cuando los “Santos Inocentes”
mucho hablar de Extremadura
pero poco les importa de sus gentes.
 
Para que nos escuchen es, necesario,
que juntemos el cielo con la Tierra,
y para justificarse, nos acusan ,
“son salvajes que solo buscan guerra”.
 
No somos ni salvajes ni embusteros,
ni nada, que  no sea, nuestra incumbencia,
que somos campesinos Extremeños,
luchando y defendiendo nuestra tierra.
 
Lo nuestro es la patata, es el tomate,
remolacha, la fruta, es el tabaco,
son las cosas que estamos defendiendo,
mientras que otros, viven del espanto.
 
Aunque esto te resuelva poca cosa,
me cabe la esperanza compañero,
de que al campo le defiendan, muchos,
como un día tú lo hiciste Borrachero.

Emilio Guerrero Sanabria