01

POESIAS VARIAS

por Manuela Llera Ramos

 

          AL VIEJO OLIVO. . . . . . .07-04-11

el olivo

Si busco tu presencia en el olvido,
y tu mirada a mi mirada no se abre,
con el fuego que colmaste mis sentidos
volcando nuestra dicha en el aire.

Al caer la tarde parda, silenciosa,
robándole su sombra a los olivos,
palabras vanas, que se hielan en tu boca
promesa que se esfuma en el olvido.

Testigo es el olivo envejecido
con su tronco raído por los años,
contempla nuestra dicha adormecida,
pasiones o dolor del desengaño.

Amores tormentosos nos atañen,
los vientos vaporosos del otoño,
mis ramas con rigor las zarandean,
cubriéndose la tierra de retoños.

Y el viejo olivo cabizbajo
fue testigo al paso de los años.
De amor y desamor bajo su sombra
de idilios infalibles o ficticios.

Glorioso nuestro amor entre olivares
esa tierra que a todos cobijaba.
Los labriegos de antaño en su sombra
sus fechas memorables celebraban.

El árbol milenario hoy sonríe
porque el oro de su fruto es apreciado,
y escucha en el silencio de su sombra
susurros y canciones del pasado.

 

Manuela Llera Ramos

 

CABALLO DE REJONEO. . . .07-04-11

caballo de rejoneo

Nubes de polvo y arena
tus patas van levantando,
el ritmo del pasodoble
con tus alas vas marcando.

El viento ondea el pañuelo
que la gente vitorea
tu silueta, galopando,
con el toro coqueteas.

En la plaza el griterío
que la gente voceaba,
pero el torito asustado
con sus astas te buscaba.

Te elevan tus alas blancas,
mientras tú lo rejoneas.
Y con tu crin por el viento
en la lidia te recreas.

Caballo de rejoneo,
galante en tus ademanes,
vas bordando la faena
al ritmo del pasodoble.

Al miura tú embrujabas,
en esa arena caliente,
tus pisadas vas marcando
en pie, te aplaude la gente.

Tu enemigo, el miura,
te mira con ojos ciegos,
mientras tú lo rejoneas,
robándole su sosiego.
 
Caballo de rejoneo,
hoy tus piruetas te fallan,
en las astas del miura
se plegad tus alas blancas.

En los tendidos la gente,
silencio, solo silencio.
Solo pánico en la plaza.

Con sangre de tus entrañas
la plaza queda regada,
y el ritmo del pasodoble
solo lágrimas marcaba.

Y tu elegante figura
en la arena reposaba.
Caballo de rejoneo…
sin tus alas, te elevabas.

Manuela Llera Ramos

 

     CUMPLEAÑOS. . . . .07-04-11

corazones

Un año más, querido amigo,
fieles a nuestro destino,
hoy seguimos fusionados,
en nuestro rancio camino.

Siempre entre rosas o espinas,
pero seguimos aquí:
sin lágrimas… para qué.
Corazón. ¡Late! no sueñes.

En el tiempo del olvido,
vas claudicando en silencio,
se fiel, camina conmigo.

Ignorante te castigo,
olvidando tus reproches,
día, a día… noche a noche.

Loco corazón, amor sublime,
en mi tórax fiel reposas,
quiero sentir tus latidos,
como el viento que galopa.

¡Late! con furia incansable,
has de llevarme hasta el puerto,
ahora no quiero las flores,
esas finales, del lecho.

¡Late!, que yo te presiento,
furioso en tus ademanes,
sigue latiendo incansable,
ponle remedio, a mis males.

Compartiendo mis temores
por tiempos inmemorables.
Juntos emprendimos la vida,
hemos sido inseparables,
y junto sucumbiremos,
ese día, que mucho tarde.


                                                                            Manuela Llera Ramos

 

     SOLEDAD. . . . .10-12-10

pintura

Con mi soledad camino,
en mi soledad me envuelvo,
busco horizontes perdidos,
y aunque el tumulto me acosa,
yo no le encuentro sentido.

Con mi triste soledad
elaboro mi sendero.
Sola me encuentro y no sé,
si sola me considero.

Mi mente débil añosa
en la soledad del tiempo,
la soledad a mi me acosa,
Hoy mi vida es un tormento.
“¿Porqué el camino se acorta?”

Si el sendero ya se cierra,
busco y no encuentro la clave,
envuelta en mi soledad,
yo ya no encuentro la llave.

Quisiera salir del circulo,
ese que a mi mente encierra.
¿Por qué me encuentro yo sola
si hay multitud en la tierra?

Estoy encerrada en mí,
si mi entorno no contemplo,
si yo creo a mi soledad,
en los parajes del tiempo.

En mi silencio me ciño
mi mente se remolina
lucho por truncar el velo
ese que de luz me priva.

 

Manuela Llera Ramos

 

SÍ, LA  FUENTE ES SECA. . . .10-12-10

en la fuente

Emilia, Cayetana, Rafa, Puri y Manuela

Ese pueblecito blanco
donde viví sus eventos,
en mi mente están sus calles
y la huella de sus vientos.

Su plaza de soportales,
y como emblema, su fuente,
estéril en sus funciones
pero gallarda y caliente.

Seca por dentro y por fuera
hospitalaria y prudente,
donde juegan los chiquillos
y se retrata la gente.

Cuánto guarda en sus entrañas,
declaraciones de amor,
murmullos de enamorados,
tormentos del desamor.

Chillería de los chiquillos
trepando por su remanso,
y en su pretil el asiento
invitándote al descanso.

Pero yo siempre pensé,
que en la fuente falta algo,
es su columna central,
sometida está al letargo.

Si yo pudiera pedir 
yo pediría un halago, 
final de esa columna 
tan alta que llegue al cielo, 
yo plantaría una estatua   
representando a este pueblo.   
La estatua sería un colono
con azadón y sombrero,
recordando a nuestros padres
o quizá a los abuelos.

Los que crearon el pueblo
cuando casi ni era pueblo,
y rodeando la fuente
los nietos de esos abuelos,

cada año recordaran
con un homenaje eterno,
los hijos de nuestros hijos
biznietos de esos abuelos.

Pidiendo por su memoria
elevándolo hasta el cielo,
como homenaje al colono
recordando sus desvelos.

Emitiendo una plegaria
de promesas y consuelo,
que sepan que los queremos
como padres, como abuelos,
biznietos, o tataranietos.
Activándola hasta el cielo.

 

Manuela Llera Ramos

 

     HORIZONTE. . . . .10-12-10

crepusculo

El crepúsculo de fuego
se pierde en el horizonte.
Tu amor llegó cuando anochecía,
lo esperaba desde ayer, adormecida,
bajo la lluvia del cielo, que caía.

En mi espera sin fin, miré al cielo,
entre fuego de amor alborozado,
te sentí en mi corazón junto a la verja
oxidada y corrosiva, por ser vieja.

Pesarosa aguantaba tu peso ajado,
tu mente añosa, sucumbe al tiempo,
como el tronco del viejo árbol,
que lo vence y arrastra el viento.

Ya tu furia claudica, por los años
poco a poco te ira venciendo,
y caerás al abismo sin remedio.

Me asome a la ventana y vi tu sombra,
cabizbaja en el silencio del olvido,
soledad pesarosa vas marcando,
porque ya no podrás, volver al nido.

Ese que tu un día arrullaste,
viviendo los placeres de la vida.
Poderosa tu vida sementera,
deshojando las rosas de colores,
hoy se te termina tu frontera,
porque se han vuelto espinas,
aquellas flores.

Noche oscura de tormento prieto,
alboradas de insomnios, te presionan,
por vivir un camino deshonesto,
al final de tus días te lesionas.

Manuela Llera Ramos

 

¿A QUÉ ESCRIBO?. . . . .27-09-10

aqueescribo

Hoy ya no sé a que escribir,
se me nubla el pensamiento,
porque la poesía no está,
en los vientos de estos tiempos.

Si yo le escribo al amor
la gente me llama cursi,
Y si escribo al desamor,
piensan que estoy escribiendo
a mi propia situación.

Yo escribo sin rumbo fijo
no escribo a nada especial,
no conozco los rencores,
soy viento de libertad.

Que nadie me tergiverse
a su mente retorcida,
que no utilicen mis letras
para vengar vieja herida.

No quiero que se aproveche,
la ambigüedad del poema,
y que saquen conclusiones
que mueven a su manera.
 
Solo siento indiferencia,
si el que opina es ignorante.
Murmurar por caridad,
no lo suele hacer el ente.

Manuela Llera Ramos

 

LA ESTELA. . . . . .27-09-10

laestela

En la playa desierta,
reposaba tranquila.
Una ola cansada,
como imán me atraía.
La miré ensimismada
del placer que sentía.
Y me envuelvo en la ola…
que rizada partía.
Solo el cielo y el agua,
mi visión, presentía.
Entre olas rizadas
impaciente volvía.
Horizonte rojizo
que me nubla tu imagen.
Y la ola me lleva,
y la roca me atrae…
Pero yo espero al Alva
en la roca dormida.
Una luna altanera
ilumina tu estela,
y tras ella me lanzo
mis suspiros, vuelan.
Y volví mar adentro,
persiguiendo tu estela
Me llevaba la ola,
mar adentro…
en sus rizos de seda.

Manuela Llera Ramos

 

CAMPANAS AL VIENTO. . . . . . . 17-07-10

campanas al viento

Cierra las ventanas madre
que no entren los rumores,
dicen que él se ha casado.
Y yo me muero de amores.

Cierra la ventana madre
que no entren los rumores,
hoy dirán las malas lenguas,
que son ciertos mis temores.

Siento campanas al viento
campanas de ceremonia,
ella vestida de blanco.
Mientras repican a gloria.

Ya vendrán la calle abajo,
Gritarán, ¡vivan los novios!
Madre sécame las lágrimas.
me están llorando mis ojos .

Cierra madre la ventana
ah, que se calle la gente.
Ya no puedo soportar
mi corazón ya es inerte.

Tira el vestido de novia.
yo ya no quiero casarme,
para que quiero el vestido.
Si no es, para amortajarme.

Cierra madre la ventana
hasta que pasen los años,
yo no quiero que me vean
sufrir por un desengaño.

Cierra madre la ventana.
Hasta que pasen los años.

 
Manuela  Llera  Ramos

 

  LA ESPERA. . . . 17-07-10

vieja

   

Cuando volviste la esquina
y me dijiste a dios
tú me tiraste un beso.
El viento se lo llevó.

Yo regresé a la cocina
hice un plato extraordinario
de pescado sin espina.
Ese que te gusta tanto.

Y me fui para el salón
para preparar la mesa
puse aquel mantel bordado
con dibujos de cerezas.

Saqué la vajilla blanca
con el filito dorado
los platos que te gustaban
con cerezas decorados.

Abrillanté los cubiertos 
que parecían de plata
la servilleta en el plato
curiosamente doblada.

Y en el centro de la mesa
un jarrón de porcelana
con un clavel reventón
alimentado con agua.

A cada lado del centro
un candelabro posaba,
las velas rojas rizadas.
Las que tanto te gustaban.

Ya la comida está lista
y la mesa impecable,
solo espera tu presencia.
Es un día memorable.

Yo me puse aquel vestido
de color rojo amapola,    
el que tu me regalaste
al otro día de la boda.

Y me peiné para tras
mi pelo negro azabache
y lo enlacé con la cinta,
la que tú me regalaste.

Y me maquillé la cara
mis labios me dibujé
del color de las cerezas.
A juego con el mantel.

Y me puse los zapatos
negros de charol brillante,
con los tacones de aguja
que me hacían tan elegante.

Y me senté en el sillón
tranquilamente a esperarte.
Pero pasaban las horas
y tú nunca regresaste.

Fueron pasando los días,
fueron pasando las noche,
los meses y los años.
Y yo seguía esperándote.

La mesa sigue esperando, 
el mantel es deplorable,
Y las cerezas bordadas.
En su  estado lamentable.   

Sobre los platos vetustos
las servilletas fallecen.
Y aquel clavel reventón
en el jarrón ya es inerte.

Y me aliso mi vestido
que carece de colores,
la nieve en mis cabellos
me recuerda mis temores.
 
Mis labios rojos cerezas
que a ti tanto te gustaban,
ahora son dos finas líneas
completamente plegadas.
 
Miro al suelo a mi derecha
mis zapatos elegantes
están cubiertos de polvo.
Ahora ya no son brillantes.

Y yo te sigo esperando
sentadita en mi sillón
con la ilusión que tú vuelvas
para pedirme perdón.

 

Manuela Llera Ramos

 

 RENACER. . . . 17-07-10

007

Hoy con mis años vividos,
con la experiencia dormida,
me sumerjo en mis retoños
y a sí emprendo mi huida .

Huida de todo el tiempo,
tiempo de mi añosa vida,
en el meollo del niño
busco ilusiones perdidas.

Los retoñitos que un día
de verano me llegaron,
fueron minando en mi ser
mis sentimientos hilaron.

Con su juego y travesura
encarrilaron mi vida,
despertando en mi sentidos
ilusiones ya dormidas.

Hay veces que se me olvidan
las penas y desengaños,
mazazos que da la vida
con el paso de los años.

Son mis peques querubines,
los que sostienen mi carga,
liberándome del peso
que soportaba mi espalda.

 

 Manuela Llera Ramos

VIEJA QUEJUMBRE. . . . .13-05-10

 

 Sueños rotos
 por la desilusión de tus besos.
Alboradas de insomnio
que dominan mi mente.
Misteriosa tu sombra
que me envuelve  y castiga.
En mi triste nostalgia
me cobijo y presiento,
que no estás, y si estás,
es que ya no te siento.
Como el viento
que al árbol cimbrea
con efímera furia
deshoja sus ramas.
Hoy las nubes deambulando
a ti te llevaban,
cabalgando en los tiempos
de vientos perversos.
Te marchaste muy de madrugada,
te olvidaste
de darme aquel beso.
Ese beso que siempre me dabas.
Hoy mi alma dolida te añora… o quizás,
solo sea un mal sueño,
pesadilla que abruma mi mente,
esta mente que no tiene dueño.
Entre vientos furiosos me mezo
adherida a turbias tempestades.
Al final bordaré mi destino.
Hoy domino a mi vieja quejumbre
y volveré, a mi nido tranquilo.

Manuela Llera Ramos

UN PASEO POR MIS RECUERDOS. . . .13-05-10

jara

Paseando en mis recuerdos
me hundo en mi Extremadura,
en dehesas y cortijos
sueños de mi infancia dura.

Campos de encinas y prados,
cultivos de cereales,
en cada surco el sudor
de aquellos hombres cabales.

Me detengo en mis recuerdos
de dulce niña inocente
veo las flores silvestre,
las retienen mis retinas,
tan diminutas… que suerte.

Pero la reina yo creo
es la flor de nuestra jara,
es tan bonita y sutil
que te embruja la mirada.

Eres rica Extremadura
quizás un poco ambiciosa
te llevaste esos ríos…
Dos cosas tan valiosas.

Las vegas del Guadiana
allí tengo mis recuerdos,
un recuerdo quizás triste,
de aquellos años lejanos
que yo mantengo presente.

Que forma de producir…
Que injusticia al gobernarlo
son tiempos que lamenté
hoy no quiero recordarlo.

Tierra de barro extremeña
entre viñas y olivares,
quiero que llegue hasta aquí
El grito de lo que vales.

Grita fuerte Extremadura
y pregona tus honores
Que los vientos llevaran
la fuerza de tus valores.

Tu tienes Extremadura
de todo en tus entrañas
tu valle de la cerezas,
¿Por qué te premió el señor
al darte tanta belleza?

Cuando llega el mes de abril
campos de nata pareces,
salen flores por doquier
belleza que tu mereces.

Tu embrujas Extremadura
a los ojos que te miran.
Hoy ya no estas olvidada.
Pero te falta un poquito
para sentirte mimada.

 

Manuela Llera Ramos

 INSOMNIOS DE FRIAS NOCHES . . . . 13-05-10    

guadiana       

En mis noches de insomnio te extraño,
la sombras de la oscuridad me ciegan,
mis sueños tu presencia me niegan,
me sumerjo sin querer en tu engaño.

En las nubes flotando me mezo,
turbulenta mi vida me acosa,
no le encuentro sentido a las cosas,
y te espero a la sombra del brezo.

Triste noche de sombras sin ti,
cegada por tu amor compartido,
ya no sé si podré resistir,

el sabor de tus besos perdidos,
y al final de aquel túnel partí,
sumergida en el tren del olvido.

 

Manuela Llera Ramos

un libro

DÍA DE SANT JORDI. . . . .21-03-10

Hoy es el día de Sant Jordi,
día de mis dos pasiones:
un libro y una rosa,
rosas de vivos colores.
La rosa a mí me cautiva
por su hermosura y olor,
si la tengo entre mis manos
de placer, me da dolor.
Si es roja, pasión y fuego,
su fragancia es singular.
Se entristece mi alma
si se empieza a marchitar.
El libro porque me cuenta
relatos de larga historia,
yo me introduzco en sus páginas
y lo estrujo en mi memoria.
En esas noches de insomnios
cuando mis ideas fluyen,
son esas que me hacen daño
son de un pasado que huye.
Y hurgando entre mis libros,
en sus páginas dormidas,
yo me hundo entre las letras
ellas controlan mi huida.
Cuando mi rosa agoniza
y sus pétalos deshoja,
es mi libro entre sus páginas
uno a uno, los aloja.
Impregnándolos de letras
en sus cálidos arrullos
dulces sueños los cobija
en su lecho de murmullos.  
          

Manuela Llera Ramos

 

primavera

PRIMAVERA. . . . .21-03-10

Presiento que ya te acercas
como el cielo y las estrellas,
como la mar a las rocas,
como el viento a la alameda.
Siento en mi cara tu aliento
ya estas aquí, PRIMAVERA.

Con tu manto de colores
vas decorando la tierra,
las dehesas, las montañas,
los parques y las laderas.

Ya se ven las amapolas,
los narcisos, las adelfas,
y esas mariposas blancas
que iluminan las praderas.

El viento está perfumado
y despierta a las abejas,
han vuelto los pajarillos
y han crecido las riberas.

Surge de nuevo la vida,
gracias a ti, PRIMAVERA.

Manuela Llera Ramos

 

amiga

COMPAÑERA AMIGA. . . . . .21-03-10


    Elegía a Ofelia Picón

Te fuiste una alborada
rosa de vivos colores,
vuelas con aves de paso
y deambulas entre flores.

Inquieto tu corazón,
latente y fiel él luchaba,
se rindió ante el tormento
que el destino le marcaba.
                              
Y tu innata fortaleza
luchadora interminable,
pero ante la adversidad,
se fue tu fuerza indomable.

Con tu angelical sonrisa
cautivarás a los ángeles
y yo hilaré tu alegría
a un recuerdo, inolvidable.

Por un horizonte púrpura,
entre ángeles y arcángeles,
se irá escuchando tu voz
de cánticos celestiales.

Navegando por las nubes
iras a un cielo intachable,
en un lecho azul celeste
dormirás tu sueño afable.
 

 

 Manuela Llera Ramos

 

002

MELANCOLÍA. . . . .15-01-10

 

En estos días tan tristes
crece mi melancolía.
Choca la lluvia y el viento
en mi ventana sombría.

A través de los cristales
dejo mi vista perdida,
las calles están desiertas,
la muchedumbre dormida.

Aquella mujer se agruma
en su sufrido paraguas,
el viento la remolina.
Está aireando su falda.

Y las nubes con su llanto
gimotean sin cesar,
los pájaros sepultados
en sus guaridas están.

Los árboles están ciegos
con su manto de cristal,
esperan que cese pronto
el triste tiempo invernal.

Triste noche, sopla en viento.
la pradera ya no está
mantos de nata dominan,
el paisaje  de cristal.

Triste mi melancolía,
me abruman los días gris,
yo prefiero ver las rosas
cautivas del mes de abril.

 

 

                                                                                                        Manuela Llera Ramos

 

001

SON LAS LEYES. . . . .15-01-10

Murmullo de hoja seca
siento en mi débil oído,
amenaza el cielo gris
la tempestad ya se ha ido.
.
Está llegando la noche
cumple la naturaleza.
Es el ciclo de la vida.
Amenaza, con fiereza

El tiempo nunca perdona
hojas secas que se caen,
o quizás, una tez ajada,
es lo que la tierra atrae.

Sombría la tierra brama
acechando al tronco ajado,
para ocultarlo en su seno
y eternamente guardarlo.

 Resurgiendo la pradera
sobre una capa fallida,
son leyes establecidas
son cánones de la vida.

Y yo quisiera escuchar,
el resurgir de los pájaros.
En mi meollo guardar
los recuerdos olvidados.

Y contemplar la pradera
con su grama, con sus cardos,
quiero verlas desde arriba,
no sumisa, en el aguardo.

Quiero aferrarme a la vida
y que ayunen los gusanos.

 

Manuela  Llera  Ramos

 

003

NOCHE DE REYES. . . . .15-01-10

El niño estaba jugando
con sus juguetes de reyes,
su abuelo lo está observando,
con sus ojillos cansados,
su mirada se ilumina. 
Y permanece callado.

Mira al nieto con ternura,
con nostalgia del pasado,
le vienen a su memoria
recuerdos muy olvidados.

Aquel cochecito rojo.
¿Me lo presta un ratito?
“Mira que yo nunca tuve
en mi niñez un caballito“

Hubo un tiempo que sufría
cuando llegaban los reyes. 
Mis zapatos yo miraba,
cuando aún no amanecía.
Siempre vacíos estaban.

Siempre quise un caballito.
Le llamaban de cartón.
Se lo pedía a los reyes,
con humildad e ilusión.

Hoy no lo entiendo… ya ves,
me gustan los cochecitos.
Cuando miro mis zapatos
no me caen el caballito.

De niño no me escucharon
y ahora que son tan ricos.
¿Por qué no me caen un día,
aunque sea un juguetito?

El niño mira a su abuelo,
acariciando sus manos,
le pregunta muy bajito.
¿Tu quieres jugar conmigo
aunque solo sea un ratito?
 
Sus tristes ojos cansados,
relucen como luceros,
coge en sus brazos al niño,
le susurra muy bajito,
 hoy eres tu mi ilusión.
Eres mi gran juguetito.

 

 

Manuela Llera Ramos

 

   LA  GUITARRA. . . . .07-12-09

En un tablao resuena
un lamento de guitarra,
preso de augurio y temores
el Gitano va tocando
la causa de sus errores.

Pero la Gitana baila
lo que le dictan las notas,
cimbreando su cintura
su tormento se denota.

El Gitano está intuyendo,
su corazón  lo presiente,
lo que delatan sus ojos
su sonrisa lo desmiente.

La Gitana atormentada
con sus pies repiquetea.
Cautivas están sus lágrimas,
su pelo despavorido
ocultando está su alma.

Ya no está en su corazón
un payo la ha cautivado.
La Gitana en un suspiro
al Gitano ha rebelado.

Y la guitarra resuena
con lamentos de agonía,
mientras la Gitana baila
por Taranto y bulerías.

Aireando su vestido
como el viento a la hojarasca,
rompe el silencio una voz
que desgarra su garganta.

Mi Gitanillo ha sufrido
las cruces de mis agravios.
Que culpita tengo yo,
de enamorarme de un payo.

 

 
Manuela Llera Ramos

 

Manuela LLera Ramos tambien pinta . . . .07-12-09

01 02
03

 

 

     POETA. . . . . .07-12-09

El poeta piensa y dicta a su pluma.
Ella… obedece, a veces con desgana.
Es la mente turbulenta del poeta,
las palabras en la pluma las desgrana.

Sin querer, su alma va desnudando
dejando traslucir sus sentimientos.
Está absorto en el fondo de su ser,
aireando sin querer su pensamiento.

¿Poeta yo? No, solo es una escapada
de aquello que me oprime, y me lesiona,
mientras yo reposo en mi coraza,
la pluma es infiel y me traiciona.

Hoy yo quiero escribir, pero no puedo.
Mi mente se rebela, está cerrada.
Será el  tormentoso día de otoño.
Sin yo querer, la tiene encarcelada. 

Si piensa el poeta que escribiendo
no desnuda sus secretos ya dormidos,
qué iluso, pobre ingenuo que no sabe
que sin él querer, la pluma se le ha ido

y derrocha en el papel lo que guardaba,
en un rincón de su mente sumergido.

Manuela Llera Ramos

 
Manuela Llera

Manuela en Vaqueira Veret


MADRE TIERRA. . . .6-11-09

Tú vas por el universo
    en tu camino incansable,
      sorteando los crepúsculos
   con tu Luna inseparable.

   Y la Luna con sus caras
  nos da la cara y la cruz,
   nos oscurece y alumbra
  ofreciendo inspiración
        a aquellos que no la tienen
por carecer de valor.
 

¡Ay! Mi lunita encantada,
no me ocultes tu mirada.
Mis ojos se entristecen,
   Quiero que tú seas mi Hada. 

Amor a la madre Tierra,
a las plantas, a las flores,
a las noches y a los días
  yo tengo muchos amores.

Mi voz dormida reposa,
   la pluma está protestando,
presa de tantos temores
    porque no quiero expresar
   la causa de esos horrores.

   Madre Tierra que cobijas
todo lo que tu creaste,
    por qué quieren destruirte
   gente con tan malas artes.

      Extensa, limpia y hermosa,
generosa, fuerte y bella,
    por qué el progreso te hiere
    destruyendo tus principios.
Para lucrarse te quieren.

Tu derrochas los manjares
  siempre fiel a tu costumbre,
los humos no te acobardan
    aunque intoxiquen tu cumbre.

Quieren destruir tu esfera
   para lucrarse unos cuantos,
y yo, pobre sierva tuya,
lucho por salvar tu manto.

La pluma se me rebela,
a mi voz no corresponde.
Quiero luchar y no puedo.
  ¿Cómo ordenar un desorden?

Siempre pienso  liberar,
aquello que está cautivo
la madre tierra me clama
sabiendo yo  los motivos.
 
Cautiva de gente innoble,
insaciable en sus poderes,
con tal de llenar sus arcas
se olvidan de sus deberes.

                                                                                                                                                             

Manuela Llera Ramos

mundo

 

Dedicado a MariCarmen  Cabello

MAR SERENA. . . . .17-10-09

A la orilla de la playa
tu me dijiste adiós,
con aquel pañuelo blanco
el viento se lo llevó.

Aquel barquito velero
que se mece entre las olas.
Es el que lleva a mi amor
para buscar caracolas.

Mar serena mar tranquila.
es el mar que yo deseo.
No maltrates a mi amor
que va en un barco velero.

A la orilla de la playa
lo espero con ansiedad,
con su pescadito a bordo
como siempre volverá

 
Manuela  Llera  Ramos

 
 

SOÑANDO . . . . . 17-10-09

Soñé que tu me querías
soñé que yo te besaba,
que el cielo se estremecía,
y las estrellas lloraban.
Soñé que estaba soñando,
soñé que me despertaba.

Soñando estaba una noche,
vi tu sombra que temblaba,
al tocarla me decía,
Ya no soy yo, no soy nada.
Insistí con gran ternura,
en mi noche de delirio,

que la estreché entre mis brazos
y la mecí como a un niño.

Al despertar comprobé
que tu sombra había volado,
solo me queda de ti
el recuerdo del pasado.

Manuela  Llera  Ramos

 

TRAICIÓN. . . . .17-10-09

Cogiditos de las manos,
con un sol primaveral.
nos dijimos tantas cosas
 hoy no quiero recordar.

A la luz de las estrellas
me juraste tantas veces,
cuando la luna brillaba
y me besabas la frente,
que tu amor era sincero
    y me amabas para siempre.

A la orilla de la fuente
donde tu  sueles beber,
      me ha contado un pajarito
que besas a otra mujer.

   No soporto una mentira
no tolero una traición
      aunque te quiera de veras
  no mereces mi perdón.

No llores arrepentido
      ya no creo en tus palabras.
     Soy como el agua del río
  nunca para tras cabalga  

 

Manuela  Llera  Ramos

 

SOLA. . . . . . . .18-09-09

Sola me quede, cuando te fuiste,                     
 con  tu triste soledad,  volaste tú,
 rogué por tu salud con plenitud,              
mi vida se volvió  penosa y triste.

y lloré en silencio tu triste huida,
recordando viejos tiempos vividos,
tratando de luchar contra el olvido
Del rostro de la amiga, perdida.

 Triste  dolor el tuyo para qué
sueños rotos, delirios banales,
el viento se llevo todos tus sueños.

A sí es el destino sin saber por qué,
sufrí y luché contra tus males,
y no pude luchar, contra tu dueño.

 Manuela  Llera  Ramos   

 

LA    MAR  . . . . . .18-09-09

En la arena de la playa
 escribí tu nombre un día.
Las olas se lo llevaron,
La mar lo guarda dormido.
Y yo espero tu respuesta
con mi corazón herido.  

Mar en calma cálmame,
 Vientos fríos me dominan
sobrevuelan mis sentidos.
Turbulencias vespertinas.

Mar brava escúchame.
No golpees mi camino.
En la espuma de la roca
está escrito mi destino.

Allá por el horizonte
donde la vista se pierde.
Diviso un barquito blanco
donde la luna se mece.

Mar de noches estrelladas.
Las estrellas juguetean.
Coqueteando en tus aguas
mientras tú las bamboleas.

Mar muerta si lo consiguen,
porque inicios tienes ya.
Residuos contaminantes
Que en tus entrañas están.

 Si un día que mucho tarde
Mi materia hay que guardar
Quiero dormir en tu seno
Allí  por siempre jamás.

 Hoy la bruma te entristece
No llores que ya veras
Al levantar la mañana
El sol te iluminará


                                                                 Manuela  Llera  Ramos                                         

 

 

EL DERECHO A LA VIDA. . . . .18-09-09

Si yo quiero nacer ¿Quien me lo impide?
 si yo no pedí que me engendraran, 
clamo a las leyes que hoy me amparan,
mi corazón latente me lo pide.

Si ya me encuentro en el sendero,
no me robéis mi derecho a la vida,
yo no quiero que mi vida sea perdida,
en el simple vacío de un sumidero.

Hoy me aferro a mi madriguera,
con el dolor de vivir un infierno,
confío en el instintos de mi mama. 

Su amor sublime y puro me libera,
y me proporcionará un lecho tierno,
 Porque defiende mi vida y me ama.

 

Manuela  Llera  Ramos

 

    A LAS MADRES. . . . . .31-08-09

Madre mamá mama.
Todo un símbolo de nombre.
 
Siempre está si la requieres
Su amor sublime no falta
Abnegada en su labor
Fiel como nadie te trata.

Como la miel de la abeja.
Como la fruta del árbol.
Son dulce sus manos tiernas.
Son tiernas sus dulces manos.

Adorada madre mía
ya no estas y lo lamento.
Sufro en silencio tu ausencia.
Hoy mi vida, es un tormento.

Cuando mis días son grises
a quien cuento mis pesares?
Clamo al cielo y no me escuchas
creo que estas en los altares.

Todas las madres del mundo.
que  no están entre nosotros
olvidarlas no podremos.
Aunque los tiempos sean otros.

Que triste pasan los días
sin tu querida presencia.
Ya la vida no es igual
he perdido la paciencia.

La espera no tiene fin.
Si se me olvida tu cara
como voy a recordar
la sombra de tu mirada?

Mirabas en mi interior.
Aunque mis ojos fingieran.
Adivinabas mis males
aunque ocultarlos quisiera.

 

 
Manuela Llera Ramos 

 

ABRAZOS ROTOS. . . . 31-08-09

Cuando la noche caía
y la luna despertaba
soñé que te traicionaba
consciente de lo que hacía.

Sentí una presión muy fuerte
en mi débil corazón
creí perder la razón
y dormirme para siempre.

Ni en sueño puedo creer
que yo pudiera engañarte
 en los brazos de otro amante
sustituir  tu querer.

Como la lluvia y la tierra
están nuestros corazones
unidos por dos razones.
Años de pasión y guerra.

Años de luchas constantes
tropezando en miles piedras
cayendo en abrazos rotos
como la lluvia en la tierra.

Los años llevan el tiempo
el tiempo hace olvidar
aquellas cosas que hicimos.
Que no quiero recordar.

Al ocaso de mi vida
yo le quisiera explicar
motivos para querer
razones para olvidar.

Siempre habrá días y noches
siempre amores compartidos
Siempre amores reñidos
Siempre abrazos y reproches.

 

Manuela  Llera  Ramos

 

LA VIDA. . . . . .13-08-09

El sendero de la vida
con ilusión recorrí.
He malgastado mi vida
con fallos que cometí.

Hoy ya se me hace tarde
no puedo volver atrás.
Como el agua de los ríos
la corriente mandará.

Ilusiones que tenía,
no las pude realizar.
Condicionaron mi vida
el destino o el azar.

Porque la vida es a sí.
Y no es, que  tenga rencor.
La huella me va marcando
me proporciona dolor.

Nunca fui lo que yo quise
si hablé nadie me escuchó.
Años perdidos en tiempos
banales sin decisión.

Basta de malos recuerdos.
El pasado ya no está.
Hay que mirar al presente
con ilusión, que más da

Siempre me vuelvo al pasado.
Por muy pasadote  que este.
La mente no me obedece.
Por mucho que lo intente.

Tantas cosas que no hice
las que siempre quise hacer.
Hoy que mi tiempo  se agota
nunca sabre comprender.
La causa de mi derrota.

 

Manuela  Llera  Ramos

 

Dedicado a mi hija en periodo de gestación.

UN NIDO AZUL. . . . . . .13-08-09

En tu ser está su ser,
de un gran amor compartido,
Esperas con gran amor.
Para que ocupe, tú nido.

El árbol estaba triste
la vida lo golpeaba,
pero el amor en silencio,
Poco a poco superaba.

Hoy el árbol ha florecido.
Con ternura e ilusión.
En una ramita verde.
Ha surgido un nido azul.

Donde pondrá ese tesoro
de aquel milagro divino,
ese campeón de arrullo,
que ya se deja notar,
Con sus suaves impulsos.

Cuando aprenda a volar,
si la razón no existiera.
Tú tallarías sus alas.
para que nunca se fuera.

Querrás que vuele muy alto.
Que su ser, sea su ser.
Pero ahí tendrá su nido.
Si un día quiere volver.

Manuela Llera Ramos

 

LA  NIÑA. . . . . .29-07-09

En el puerto había una roca
en la roca había una niña,
con una mirada fija
como un ave de rapiña.

Su amor salio a navegar
en los barcos pescadores.
La niña impaciente está
con su falda de colores.

Tiene el pelo alborotado.
Se está arrugando su frente.
La mar está resurgiendo.
La roca ya está caliente.

No te pongas brava mar
no ondees, tus olas altas.
No ves que mi amor no está?
No ves que mi amor me falta?

Hasta que salga la aurora
mi mirada está presente
en ese infinito ausente

Está subiendo la mar
casi salpica mi cara
aquel rallito de luna
que me ilumina y ampara.

No se que me está pasando
mi corazón me galopa
como un caballito blanco,
mi cabecita está loca.

No vengas madre a por mi
no digas que peino canas.
Mi amor tiene que venir
porque el mar, nunca me engaña.  

 

Manuela Llera Ramos

 

     RECUERDOS. . . . . . 29-07-09

                                                              
Al pueblo don de viví
con su plaza porticada
En el pretil de su fuente
a meditar  me sentaba.

En aquella plaza supe
las cosas que trae la vida.
Ilusiones y tristezas.
Desilusiones dormidas.

El querer que te tenía
se lo llevaron los vientos.
Tú te ganaste a pulso.
La causa de tu tormento.

Se despereza mi alma
Y me cobija el silencio.
Mi voz se quedo dormida
En los parajes del tiempo.

No sé que traerá el futuro
no lo quiero ni pensar.
El sueño de madrugada
contigo quiero soñar.

Hoy las cosas ya no son
como fueron hace  años.
Todo a cogido color.
como el campo en el otoño.

Voy errante por el mundo.
Ya he vivido en tantos pueblos.
 En mi mente se me mezclan.
Todos los buenos recuerdos. 

Manuela  Llera  Ramos  

 

MI ALEGRIA. . . . . . .28-07-09

 

Cuando mi otoño llegaba
y el cielo se oscurecía.
Una noche de verano
llegaste tú mi alegría.

En mi rosal había una rosa
y un capullito creó.
Con su carita de nácar
mi corazón conquistó

Era toda mi alegría.
Solo con mirar su cara
despertaba en mi interior.
Sentimientos que ignoraba.

 Pero pasado algún tiempo.
mi rosa volvió a crear
otro capullito tierno
con carita de coral.

Ellos conquistan mi ser
y controlan mis sentidos
Son mi razón de vivir
cuando los tengo conmigo.

Estos son los capullitos
Que mi rosita creó.
Ellos adornan mi casa
sin necesitar jarrón.

Manuela  Llera  Ramos    

 

MONTAÑA COMO TE ELEVAS. . . . . . .14-07-09

A la montaña subí
 un día que triste estaba
Extasiada de su olor
mi tristeza reposaba.

 Embriagada de pasión
yo quise escalar su cima
Trepando por sus caminos
entre romeros y encinas.

Un rumor frenó mis pasos
un riachuelo fluía
En sus aguas cristalinas
sacie la se que tenia.

En el polvo del camino
deje marcadas mis huellas
Cantando cosas de amores
me calentaba la Estrella.

La Estrella que nos calienta
me calentaba ya tanto
A la sombra de los pinos
me senté hacer un descanso.

A la sombra de aquel pino
contemple a los transeúntes
Una vieja Mariquita
no lograba desplazarse.

Le preste mi dedo índice
sin miedo me lo aceptó
Le di un impulso suave
la Mariquita voló.

Volaba cortando el viento
con sus alas temblorosas
Se perdió en la lejanía
como el olor de una rosa.

Cuando la tarde caía
sin tristeza regresaba
Con los pulmones henchidos
del aire que respiraban.

 

Manuela Llera Ramos  

 

 

CIELO GRIS. . . . . . . .14-07-09

Hoy está el cielo gris,
las nubes encapotan
 mi triste alma.
El viento sopla,
y abanica las hojas
de los árboles.
Caen las secas
y se arremolinan.
Como el trompo del niño,
al deslizarse.
Todo cae, hasta mi amor por ti.
Es el tiempo que domina mi mente,
Y la oprime hasta rezumar,
Tus tristes recuerdos,
Que caen al vacío del olvido
No hay un adiós si no un,
 olvido.
De todos y de todo.
Todo cae hasta aquello,
Que nunca creí que callera.
Hoy en las turbulencias de mi mente,
Ya no estas tú
Quién eres tú? Ya no tengo recuerdos.
Quién soy yo? Nada en el vacío de la nada
Para ti.
Suenan campanas de gloria, por ti.
Porque en mi corazón ya no estas.
Triste destino. Irte sin estar.

Manuela Llera Ramos

 

GUADIANA. . . . . . .08-07-09

Guadiana caprichosa
con tú altanera torre
fuiste testigo un día
de la tortura del hombre.

Cuando mi padre venía
por la noche a descansar
en su cara se marcaba
la falta de libertad.

Prisionero de la tierra
trabajando con ahínco
por herramienta una azada.
Como lamento un suspiro.

Aun me duele en el alma
aquellas vacas tan bravas
el miedo que le tenía
si alguna vez se escapaban.

Después de sudor y lágrimas
para sacar las cosechas
El famoso sesenta y uno
le quebraba sus cabezas.

No Guadiana querida
no fuiste color de rosa.
Tus calles llenas de barro
lo saben bien los carrozas.

Los recuerdos se me mezclan
en mi mente solitaria
espero que hoy en día
tu gente sea solidaria.

Desde lejos pienso en ti
aunque me pone muy triste
 formas parte de mi vida
porque en mi vida estuviste.
  
 

 

Manuela Llera Ramos  

 

 

A la mujer. . . . . .08-07-09

A la mujer luchadora,
Admirable y cariñosa.
Esclava de su familia
sin pretender otras cosas.

Es la madre es la esposa
la enfermera impecable,
la secretaria, la amante,
es la  amiga inseparable.

La cocinera en su casa.
La que limpia la que trae
la compra que necesita
Para alimentar a su prole.

La que le da los consejos.
Las caricias personales.
La que si se pone enferma
no se le ocurre quejarse.

La que siempre está dispuesta
a solventar los pesares.
De su marido e hijos.
De todos sus familiares.

Si alguno se pone enfermo
y hay que cuidarlos de noche.
 la sufridora mujer
 los atiende sin reproches.

Es la que nos da la vida
y alimenta con su sangre.
La que nos cría con ternura.
Con dedicación y arte.

Esta es la mujer señores.
Como puede ser que haya
hombres de tan mala sangre
que terminen con su vida
por machista despreciable.

Queda a sus hijos sin madre,
Y a su madre, pobre madre
tener que llora a su hijo
por asesino y cobarde.

No hay que castigar su crimen.
ni busca una razón.
Hay que encerrarlo por vida.
Aunque pida mil perdón.

Manuela Llera Ramos

 

 

AVE TRISTE. . . . . . .08-07-09

El cielo está triste, las aves no llegan
las aves que emigran, largo de su tierra
las nubes caminan a mecer del viento
nostalgia en la nube que espera el evento. 

Las aves viajeras que surcan el cielo
 corrientes de aire le marca el camino
vuelan  hasta el norte donde está  su destino
por qué emigran, qué buscan en otros suelos.

Curiosa su huida tragedia en el viento
a veces perecen en corrientes dormidas  
sucumben su suerte terminan heridas
destino inseguro, posada en desierto.

Ave triste que pierdes tu rebaño
súbete a esa nube que no te hará daño
no muevas tus alas, relájate a el viento
te traerá noticias de tus hilos sueltos

Dibuja tu faz en la esfera del cielo
te traerán las estrellas nubes de algodón
súbete a ellas no pidas perdón
pero, dale las gracias, por darte consuelo

Aquella pequeña rezuma tu llanto
cabalga en aquella que sabe esperar
la otra la dejas te puede mojar
descansa tus alas y no vuelas alto

Mira para abajo, no ves la pradera
 donde están los tuyos en las tierras nuevas
al verte contenta te abren sus alas
y como  abanicos, te besan la cara.

Manuela Llera Ramos       

 

 

TRINO. . . . . . . 08-07-09

Te veo en el sol y en la nube que lo esconde
te veo en la roca sumergida
en el mar que se abruma perseguida
en las olas que caminan no se donde.

Suspiro en silencio buscando otra boca
que me llene tu ausencia de amores perdidos
unidas las manos amor donde has  ido
 de noche te sueño, alba la sed me provocas
  
Miro al cielo para ver tus ojos
en la nube quisiera viajar
Reposar en un cielo tranquilo
Donde nadie nos pueda encontrar

En la copa del árbol me trinan
es un ave, me muestra un papel
no será que me mandas noticias
que algún día yo pueda leer.

Donde te escondes que yo no te encuentro
te busco en las noches te busco en el viento
tesoro escondido con cara de ángel
con piel de cordero y corazón de nadie.

A las alas del tiempo me prendo, en silencio
ilusiones perdidas en tiempos lejanos
otras aguas, de otras fuentes beberé más temprano
Flotando  en la nube galopo y presencio
el calor de tu boca, tu aliento.

 

Manuela Llera Ramos    
 

 

 

A MÍ EXTREMADURA   1974. . . . . . . . .07-07-09

De Extremadura marché
mirando atrás con tristeza.
Aunque viviera cien años
no olvidare su presencia.

Si yo pudiera explicar
lo que realmente siento
No hay poeta en este mundo
que exprese mis sentimientos.

Si eres  tan rica, y extensa,
tan generosa y fructífera.
Por qué emigraron tus hijos
yo no encuentro una respuesta.

Aunque se pasen los años
yo no te puedo olvidar.
Ahí tengo mis raíces
eres mi tierra natal.

De la tierra en que me encuentro
ya no me podría marchar.
Aquí tengo mis retoños
que son mi debilidad.

Pido a Dios que esto termine
que nadie tengan que emigrar.
Que puedan vivir en tú seno
que es donde quieren estar.

 

Manuela Llera Ramos