CORREOS RECIBIDOS EN 2.010

 

 

 

 

10 de Diciembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

CUANDO LA PENA NOS ALCANZA DEL COMPAÑERO

guardiacivil

Cuando la pena nos alcanza del compañero, perdido, cuando el adiós dolorido busca en la fe su esperanza. En tu palabra confiamos, con la certeza que Tu, ya lo has llevado a la vida, ya lo has llevado a la luz.

 Amigo y compañero Eugenio. Anoche supe  en llamada telefónica de nuestro gran compañero Pantoja, que te habías marchado de este mundo para siempre.
 Estuvimos mas de media hora con el auricular en la mano, y casi terminamos llorando.

 En la  milicia, aunque  parezca mentira, se adquieren amistades  que  sobrepasan al  simple amigo. Los que hemos convivido juntos, bajo nuestra Bandera, adquirimos unos sentimientos, que es difícil de explicar, pero que no son como los de cualquier otro colectivo que trabajan juntos. Nosotros  tenemos que ampararnos y  a veces reprimir los ataques que nos  dan los “contrarios” del orden y la ley.
 Te has ido compañero Eugenio, lejos de tu tierra, lejos de tu Villafranca  natal y de tu Ribera a la que tanto admirabas. Te has marchado en tierras riojanas, en Calahorra Pero tu quisiste descansar entre olivares y viñas, y aquí a tu tierra de Barros a tu Villafranca Y en La Rioja donde está tu hijo destinado, otro  vástago de esta familia  que viste de verde. Lastima que como todo se vaya  desvirtuando por la vida moderna. , aquí te han traído.
 Los olivares y viñedos de Ribera del Fresno, sus calles torcidas y rectas, sus plazas y jardines, conservaran el  olor y la huella de los que como tu, tantas noches patrullamos, para llevar la paz y el sosiego a los ribereños.
 El compañero Pantoja, aun siendo de otro cuerpo, cuanto nos acompañaba, que a gusto  estaba con nosotros, a veces  se salía fuera de su jurisdicción que era el pueblo y se venia  a patrullar al campo, a las huertas, a los olivares y a las eras. Noches de lluvia, viento , niebla y hasta nieve., envueltos en nuestras capas ( el, en su abrigo) dábamos vueltas y vueltas a la noria de la tranquilidad para que nadie la perturbase.  Casi siempre lo co0nseguiamos, otras no y nos empleábamos a fondo a reprimir el ataque, bien en robos, altercados  o buscando a  personas extraviadas, muy frecuente en Ribera por el colegio de discapacitados que posee
 Pero no siempre fuimos comprendidos. Tu lo sabes muy bien y Pantoja cabo de los municipales también. Nos increpaban , nos abucheaban y hasta nombraban  a nuestras queridas madres, por actuaciones legales. Por reprimir robos y contrabando.
 Bueno compañero Eugenio, aun  flotaran en el aire ribereño, aquellos  himnos que cantábamos en la patrona.  ¿ Viva España! Viva el Rey! Viva honrada la Guardia Civil!.
 Y la Muerte no es el final, en desfiles, cuantas veces la cantábamos, esa muerte que te ha llevado, quizás a otra vida mejor, como dice la canción “Ya lo has  devuelto a la vida, ya los has llevado a la luz.”
 Es ley de vida Eugenio. Hoy te a tocado a ti, mañana será a mi, otro día a nuestro compañero Pantoja, pero todos dejamos bien puesto el pabellón que nos mandaron defender, todos  dejamos la huella  que  imprimimos en los lugares por donde hemos pasado. Y tu, y yo hemos legado al Cuerpo, este cuerpo  ensalzado por unos y odiados por otros, nuestra sangre y nuestra carne, en los hijos que hoy como nosotros antaño, lucen el charolado tricornio negro símbolo de un cuerpo que permanece mas de 160 años, a pesar de los tiras y aflojas para eliminarlo.
 Adiós amigo Eugenio. Si algún día  voy a Villafranca, te visitaré en tu nueva  y eterna morada, bajo los robustos cipreses que   elevan al aire sus  puntas, lo mismo que nosotros elevábamos al aire nuestras vidas  en bienestar de los honrados ciudadanos.
 En aquellos olivares, aquellos viñedos, y aquellos arroyos y cerros donde tantas veces  los pisamos, queda escrito en su tierra y su aire cuantas noches y días, imprimimos con sudor, los servicios, llevando paz y tranquilidad a todos los vecinos, inclusive a los que  sin razón o quizás con ella nos odian.
 Adiós compañero. Tu paso por la Guardia Civil no ha sido estéril.  El relevo  hace mucho tiempo que lo hiciste.

                                                     Juan Hormigo Bautista.

10 de Diciembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 EN LA SIERRA (Cuento de Navidad)

La tarde era gris. Nubes blancas de filamentos  dorados cubrían el cielo de la campiña marrón verdoso . Color de el bosque de encina que se perdía en el horizonte.
 Las ovejas  balaban aquí y allá buscando una brizna de hierba para llevarse al estomago. Había  nevado la noche antes, y un tapiz blanco inmaculado cubría  toda la dehesa como si de las blancas sábanas de una cama nupcial se tratara.
 Las cabras con sus agilidades y desvergüenza lo tenían mejor, porque se subían a las encinas y a los acebuches que acá y allá salpicaban  de blnqui-verde  el entorno y comían. De nada servia que el cabrerillo le tirase piedras, ellas a lo suyo y no le molestaban los proyectiles que  el zagal les lanzaba con la honda
  A tiro de piedra se hallaba la sierra. Pero no querían subir por temor a los bandidos.
 En las largas noches  diciembrinas, al amor de la lumbre que  calentaba la cocina con los troncos de encina viejos, se contaban muchas historias, y una era que  por los montes cercanos, por aquellos picos y quebradas   había partidas de bandoleros.

.
 El Latero ejerció ese oficio desaparecido que consistía en arreglar, platos de  cinc, cantaros de lata, sartenes y otros  utensilios de cocina.
 Vivía en un casucho a las afueras del pueblo, pero su espíritu no era pacifico, le gustaba la vida azarosa, los robos que se cometían en pequeña escala eran  hechos por el, . La Guardia Civil, lo llamaba al cuartelillo, y le apretaba las clavijas para que  confesara quien le había robado las gallinas a la señora Maria,  el borrego al señor Carlos, y la cabra al señor Frasco.
 El  lo negaba todo, pero  el sargento sabia que  había sido el. Estaba fichado y no era la primera vez que lo hacia.
 Siempre terminaba cantando,
_ Si, mi sargento he sido yo, pero es que  el oficio no da para mucho, y ahora  además de mi madre que está medio  podrida, me he echado novia y necesita también vestir y comer, y  también nos gusta ir de vez en cuando al cine.
 Total que  quince o vente días en la cárcel del partido, por orden del juez, y a la calle, muchas veces sin recuperar el dueño lo  hurtado.
 Pero aquella vez se metió en mucha “jondura” Robó la Iglesia principal y amigo Sancho con la Iglesia hemos topado como diría D. Quijote.
 Lo cogieron y lo llevaban  detenido ante el juez con un saco de coronas, cálices patenas candelabros y otras reliquias de oro y plata.
 El sabia que ahora no serian 20 días de cárcel, serian años, y no vería a su madre que moriría  mientras el purgaba el robo. Tampoco  sentiria las caricias de su novia, una jovencita que había aterrizado por el pueblo procedente de nadie  sabia  donde.
 Llegó en unas voladoras, y allí se quedó con el latero, que  la cortejó y se hicieron novios.
 Cuando  los civiles lo llevaban a la cárcel, les agredió con las manos esposadas, y logró huir. Los de la Benemérita dispararon al aire para intimidarle pero cuan do se dieron cuenta, ya se había perdido en el laberinto de callejuelas que conducían a las afueras del pueblo. Cerca estaba la sierra y allí se internó.
 María su novia se hallaba encinta, casi fuera de cuentas, y residía en la casa donde  moraba su madre.
 El latero por mediación de unos pastores que  se hallaban en el monte, fue liberado de  las esposas y   lo alojaron en una choza que había servido para  guardar   el burro las noches frías como aquella.
 Pero El Latero  no se resignaba a estar sin su Maria, mas sabiendo que  estaba a punto de ser madre, y jugándose el todo por el todo, aparejó el burro de los pastores y fue a por su novia.
 Tuvo suerte porque el  campo estaba libre. Eran las  siete de la tarde, y los civiles andaban por la sierra buscándolo. Era una pareja a caballo,. Otros diferentes a los que el Latero agredió.
 Cogió a su Maria, le dio un beso a su madre y otra vez al monte. No pensaba volver a la majada de pastores; pero Maria no podía mas, los dolores del parto la hacían retorcerse de dolor, gemía. El no tuvo mas remedio que  volver a la majada donde  había hurtado el asno.
  Ana era la pastora, Joaquín el pastor, y al presentarse el Latero con Maria en aquella choza,  exclamaron.
_ ¡Dios mío,!! Hoy es nochebuena, y esta mujer viene a punto de dar a luz.
 _ Hay que ir al pueblo y avisar a un médico.
_ ¡ No! Un médico no, por favor,_ dijo el Latero_ me persiguen y si llaman a un medico avisará a la Guardia Civil y me llevarán a la cárcel. Yo le prometo que para no comprometerlos, mañana nos vamos a otra parte, pero esta noche necesitamos pasarla aquí. Quizás Maria para, si así es yo me iré y la dejaré a ella a su cuidado,: Ella no ha hecho nada y  la dejaran libre aquí con ustedes.
  Eran buenas personas y caritativas los pastores y compadecidos por aquellos dos seres y mas por lo que se adivinaba que vendría aquella noche, les preparó una cama hecha de juncos y pieles de  carneros en el  suelo de la choza. Allí  muy cerquita, en otra  se encontraba la borriquita y una vaca que poseían para hacer queso y vender los terneros. Estaban tan cerca unos del otro que el aliento de los animales llegaba hasta el chozo donde  aposentaron a María.
 Los aires llevaban el jolgorio del pueblo,. Villancicos y panderetas se  oían  tan claro como si estuviese a  veinte metros de distancia aunque  estaban a mas de cinco o seis kilómetros,  amparado por la barrera de  picachos y  cañadas.
 Ana había preparado un cordero, para la cena de los dos. Pues sus hijos se fueron al pueblo a celebrar la navidad.
_Comeremos pronto. Por si  esta mujer  le da por parir_ dijo Joaquín a su mujer.
_ Bueno invitaremos a ellos, los pobres seguro que tendrán hambre,
_ Maria, no dejaba de dar alaridos, Los dolores se le iban y venían.
_ Total que decidieron  trasladarse todos al chozo donde  yacía la parturienta.
 Y allí los cuatro, mejor dicho los tres empezaron a cenar. Esa cena especial de la Nochebuena que desde el Palacio Real hasta la mas humilde cabaña esa noche  hay algo especial para  celebrar la  venida del Niño Jesús a la  Tierra.
  María ya no podía mas, la cena la dejaron a medias.  Ana  tenia alguna experiencia sobre partos y mandó a los hombres a calentar agua. Luego  con sus sábanas  hizo unos pañales improvisados rompiendo y doblando.
 Eran ya las doce de la noche. Las campanadas del reloj de la torre del pueblo, se oyeron claramente. Una, dos, tres...iba contando El Latero , así hasta doce.
 Ciando  oyeron  los cascos de  los caballos.
_ ¡ Ya están aquí!- Exclamo despavorido el  futuro padre.
 Efectivamente llegó la Guardia Civil. Llegaron sus perseguidores.
 Bajaron del caballo, y  al oír los gritos de María entraron en la choza sin mas. En trances de esta índole no  necesitan mandamiento judicial
 No intentó el latero huir. Estaba su hijo en camino, y su María en situación delicada.
_ Ya ven ustedes señores guardias, quizás no hayamos hecho bien, amparando a estas dos personas, pero la pobre está dando a luz ¿ Que íbamos a hacer?-suplicaba Joaquín
_ Silvestre_ dijo el veterano. Esto también entra en el reglamento. Dará auxilio a  TODA persona que vea en peligro o desgracia, por lo tanto manos a la obra.
 Señora ¿ Que hay que hacer?
_ Algo, animarla, sujetarla  y luego  limpiarla, cortar el cordón umbilical al niño, en fin muchas cosas.
 _ Pues aquí estamos dos mas. En cuanto a ti Latero, esta noche es especial, nada haremos contigo. Vas a  ser padre y eso es lo mas grande de un hombre. Todo  se perdona. Es nochebuena,  y es noche de paz y amor. Si todo sale bien, aquí cenaremos todos juntos lo poco o mucho que traemos..
 Pero fíjate bien... Nosotros nos iremos, pero mañana volveremos a perseguirte, vendremos a por ti, y ya no es nochebuena. Cumpliremos con otro articulo.
 Perseguirán sin descanso a todo ladrón, prófugo o cualquier delito penado por la Ley.
 Al sonar la ultima campanada de la repetición de las doce Maria  dio un  grito  muy fuerte, y en ese momento el llanto de un niño  hizo llorar a todos, hasta los caballos  atados en la puerta de la choza relincharon. La vaca mugió  echando mas aliento y la boriquita hizo lo mismo.
 Ha nacido el mismo día y a la misma hora que Jesús. Alabado sea Dios y su Santa Madre- dijeron todos persignándose.
_ Vamos a celebrarlo.   Al parecer todo ha salido bien.
 Comieron y bebieron de  lo que llevaba la pareja y también del cordero que preparó Ana.
_ Ya lo sabes Latero. Mañana venimos a por ti, y puedes huir, pero aunque te ocultes en las entrañas de la Tierra te encontraremos.
  Se marcharon cuando ya clareaba, y la nieve  otra vez tapizaba de blanco los picos de la sierra y la campiña salpicada de encinas y acebuches.

F I N

                                       Juan Hormigo Bautista-

15 de Noviembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

PALOMITAS BLANCAS

hormigo

Todas sois muy buenas
Simpáticas y bellas
Palomitas blancas
Sois las enfermeras.

Lleváis esperanzas
Cariño y ternura
A los enfermitos / as
Que anhelan la cura

Calmáis los dolores
Con vuestras sonrisas
Sois las enfermeras
Alegría y delicia

Palomitas blancas
Que por los pasillos
Vais muy diligentes
Llevando el auxilio.

Yo os alabo
También os bendigo
Palomitas blancas
De este hospital
Que Dios os proteja
De una enfermedad

 

Con motivo de un amago de infarto, he permanecido en  el hospital de Clideba en   Badajoz unos días. Nada tiene esto de particular. Todos los días hay casos de estos, por lo que  en referencia a mi nada  tengo que contar.
 Pero si, de los médicos y enfermeras de Clideba.
 Bueno seria injusto si no dijera que en Pueblonuevo a las dos de la mañana que me llevó mi hija, la doctora Consuelo Carrasco que se hallaba de guardia y las otras dos  mujeres enfermera y ayudanta, no  las mencionara para nada. Porque  ellas, con su buen hacer y su  profesionalidad, se volcaron enseguida sin esperar ni a tomar los datos y eso que no soy de la Seguridad Social.
 Me hicieron el  cardiograma correspondiente, me auscultaron con el  ( se como se llama pero ahora no lo recuerdo) bueno con las gomas, así nos entendemos mejor. La tensión que por ser muy alta me pusieron ellas mismas dos pastillas bajo la lengua, y pidieron a Badajoz una ambulancia para mi traslado a Clideba.
 Y allí,  fue tan rápido todo, que  me parecía mentira. Me volvieron  a practicar otro electro. Radiografías, análisis de sangre, el gotero. Todo con buen humor y simpatía, dándome animo.
 Y así toda la noche. Al otro día otro análisis de sangre hasta tres. Gracias a Dios y a ellos, nada fue de importancia.
 Quiero hacer constar. Que; el trato recibido por  médicos, enfermeras, repartidora de comida y limpiadoras, fue de lo mas humano y cariñoso, que se puede conocer.
 Yo no era nada mas que un  afiliado, pero recibí el mismo trato que un  personaje importante. Mi mujer que se quedó allí una noche y un día, le prepararon la comida, sin cóbranos nada.
 Pero lo que mas me emocionó fue la amabilidad, cariño y ternura de las enfermeras, sin demora cuando las llamábamos, y sin  pereza para  realizar sus cometidos.
 Al darme el alta le escribí la poesía que arriba figura, se la entregué a la primera que  vi; la leyó y se emocionó tanto que   con voz  quebrada me dio dos o tres veces las gracias. “ la pondremos aquí” – me dijo-
 Estas son las mujeres  que merecen  un homenaje, y una estatua, no esas BE que tanta fama le dan ciertas cadenas de TV, por contar mentiras y  su escabrosa vida que a nadie interesa


                                                                   Juan Hormigo Bautista

15 de Noviembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

  Los Pilares de la  Vida

 Estoy en el cuarto donde  escribo. Unas veces con el ordenador, y otras  con pluma o bolígrafo. Mi vieja maquina  Olivetti, con las que tantas veces he tecleado, en papel moreno y varias copias  a las que los calcos  daban vida ahorrándome trabajo, está arrumbada, polvorienta descansa en un rincón de mi  escritorio. Un escritorio de pobre, que además de el ordenador, la maquina de escribir y varios libros, también tiene cabida, la antigua maquina de coser, como fiel testigo de aquellos años  jóvenes, cuando mi mujer cosía prendas para la calle, aparte de hacer la ropa para nuestros hijos y algunas mías, hasta  cosía los uniformes, aquellos uniformes de color verde que aun guardo como recuerdo de otros tiempos, si no mejores mas entusiastas y con mas esperanzas que los de ahora.
 La tarde es lluviosa, triste y melancólica. A través de la ventana  veo  caer el agua mansa dulzona que inunda la calle. Mujeres con paraguas pasan por la acera, y algunos coches moderando la velocidad para n o salpicar a los viandantes y las paredes.
  Frente a la pantalla del ordenador, se me amontonan los pensamientos, no me inspiro no se que poner, Se que lo que escribo a un os le sientan bien, a otros mal y tengo conocimiento que hasta hay quien dice que estoy chalado. Bueno, mientras lo digan me siento  feliz.
 Estamos en tiempo de difuntos. No se si esto saldrá a la luz para el día 2, cuando los cementerios se engalanan, cuando están mas limpios, y aquí y allá se oye el bisbeo de una plegaria, o alguna mujer arrodillada ante la tumba de su ser querido. Aunque esto como muchas cosas para bien o para mal están desapareciendo.
 Este año la edad y la lluvia, me  han impedido a visitar aquella Necrópolis tan grande como  nuestro pueblo, o mas donde reposan los restos de mis seres mas entrañables. Aquel cementerio erigido de  columnas y monumentos, u miles y miles de tumbas por doquier, nichos imposibles de  contar, en tramos de res alturas. Allí   como en muchos otros  descansan para la eternidad los hombres y mujeres que levantaron los pilares de la tierra.
 Todos vecinos, todos callados, sin envidia ni rencores, porque se los ha comido la muerte, la tierra donde descansan, elevando, sus buenos o malos hechos en esta tierra al cielo, transformados en los puntiagudos cipreses que los cobijan. Y de allí, a otro mas sencillo, con menos panteones y monumentos, pero  también  poblado de  nichos y cipreses, es el cementerio de mi pueblo, de Fuente del Maestre, donde mis abuelos, y antepasados  forman la tierra que alimenta a las rosas y geranios aman de los  robustos  cipreses que los transforman. Allí también están los pilares de la tierra. Aquellos pilares que no fueron tan  altos tan brillantes como los de Valencia, pero igual de robustos para sostener el mundo a base de  sudor y sacrificio. Pilares como los de un teatro romano, que permanecen abatidos y bajo los escombros  del derrumbamiento de la vida.
 Y luego  al de mi otro pueblo, al que  casi seguro  será el que me recibirá bajo su cielo  azul cruzado por  tórtolas y gorriones, y aves cantoras en  los días de primavera y  apacibles del otoño. Ese pequeñito camposanto, limpio y  verde es el de Guardiana,
 Reposando  en sus nichos mas o menos lujosos ( eso ya no sirve para n ada) están  mis amigos, y mis amigas. Mujeres que me apreciaron, hombres que me comprendieron, y otros que no tanto, pero también amigos, porque yo no quiero  tener enemigos. No todos pensamos igual, ni para todos somos simpáticos, pero ahí  están, compartiendo morada  silenciosos, como  todos  cuando Dios nos llame de este mundo.
 Y estos hombre y mujeres, sencillos sencillísimos, como es nuestro pueblo, también fueron pilares de la tierra, mas que ningunos porque ellos y ellas,  edificaron el pilar mas grande, robusto y preciso  para sostener la vida, como es el campo, la agricultura. Labradores que  sembraron trigos y cereales, plantaron olivos y arbolados, cultivaron maiz  , tomates, algodón y pimientos. Y muchas  cosas mas , sin los cuales jamás la  vida se sostendría, porque  pueden haber grandes  maestros, arquitectos, ingenieros, escultores, escritores , pintores y deportistas, pero todos, todos precisan el pan y el aceite para  levantar sus obras, y ese pan y aceite  si no fuese por los hombres y mujeres del campo, los destripaterrones como peyorativamente los llaman, no serian absolutamente nadie.
 Todos somos pilares de la tierra, pero el mayor el que aguanta el edificio, es el pilar básico el agricultor, al que nunca le han concedido ningún Nobel
 Pues todos  los pilares tarden mas  o menos se derrumbaran, yendo a descansar  rotos y abatidos a esa  morada de cementerio, dormitorio como dicen los griegos, y serán convertidos en tierra porque de la tierra salieron.
  Se renovara la vida con otros pilares nuevos, que también caerán y así sucesivamente hasta.....
 El día dos, cuando todos los cementerios estén llenos de vivos, estos que  piensen en los que allí duermen, que fueron los percusores de estos nuevos tiempos. Una oración a los cristianos por ellos, y a los no cristianos un silencio en conmemoración a su memoria.

                                                                              Juan Hormigo Bautista

1 de Noviembre de 2.010 - Correo enviado por Emilio Guerrero Sanabria

¡¡¡¡ LA LUCHA SIGUE, MARCELINO VIVE!!!!

¡¡¡¡La lucha sigue Marcelino vive!!!! , con este eslogan, miles de personas que  fuimos a despedir el cuerpo de una de las personas que será recordada: por su lucha por la libertad, su entrega por el bien social, manteniéndose siempre fiel a unos valores siendo coherente con ellos, viviendo con humildad. Le dimos nuestro reconocimiento, a el y a su familia.

De este hombre solo se pueden decir cosas buenas, y así lo han tenido que reconocer incluso aquellos que no estaban de acuerdo con sus ideas. Pero ayer se pudo comprobar que Marcelino no era solo Marcelino, a su lado ha tenido una familia que ha dado la talla hasta el ultimo momento, la entereza que demostraron compartiendo su despedida con todos los que fuimos a honrarle, y las palabras de Josefina su mujer repitiendo sus ultimas frases.¡¡¡ CUANDO ALGUIEN SE CAE, SE LEVANTA INMEDIATAMENTE Y SIGUE ADELANTE !!!, en un momento de dolor como era este, nos demuestran, porque se aguanta toda una vida de lucha y de sacrificios por conseguir una sociedad mejor.

La humanidad le debe mucho a Marcelino y a personas como el, pero también a sus familias que son artífices, y el verdadero soporte que hacen posible la existencia de muchos Marcelinos.

La lucha sigue, porque a pesar de que a lo largo de la historia, muchos dieron su vida para conseguir un mundo mejor, más justo, y libre. La ambición, y el ansia de poder de algunos siguen haciendo que las desigualdades en lugar de desaparecer sean cada vez más grandes, y para conseguirlo no reparan en medios utilizando a los que traicionaron en beneficio propio.

 Los mismos que crucificaron a Jesucristo son los que después le elevaron a los altares, con Marcelino esta repitiéndose lo mismo para seguir sometiendo a la clase trabajadora, y que unos pocos vivan cómoda y holgadamente a costa de mantener el sistema capitalista, están utilizando el sindicato que tanta lucha y tanto sacrificio le costo a Marcelino y a otros compañeros que lo fundaron. Pero en el momento actual que vivimos, y con el negro futuro que nos espera, difícil lo van a tener para seguir engañando a la sociedad.

Los que fuimos a despedir el cuerpo de Marcelino, estábamos allí por respeto a su figura, y reconocimiento a su trayectoria como persona, solo de esa forma se puede entender lo emotivo del acto, y la sintonía con el sentimiento de su familia.

Marcelino no a muerto, como decía Jesucristo, el grano germina y se multiplica dando vida a muchos más granos que a su vez darán más vida en el futuro.

Los que todavía creemos en el sindicalismo, y en un mundo de iguales sin explotados ni explotadores, tendremos como referencia a Marcelino ejemplo de lealtad, coherencia, solidaridad, y honradez. Siempre estarás con nosotros.

Guadiana, a dos de noviembre de 2010

 

Fdo.  Emilio Guerrero Sanabria
Coodinador de O.C.E.

25 de Octubre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

La palabra de un hombre y la honra de una mujer, el tesoro mas preciado.- ¡ Que cosas tenia mi abuelo ¡


¡¡Ay abuelo, abuelo!! Si levantaras la cabeza. Si salieras de ese nicho donde llevas  medio siglo enterrado y vieras el mundo de hoy.
 Tu, ¿Estabas equivocado? O es la sociedad de hoy la que  hace que yo crea que  fuiste un hombre de los que  ya quedan pocos, bueno pocos no, ningunos.
 Tú siempre con tus consejos, tus refranes y tu filosofía en torno a la honradez, la palabra de hombre y el honor de la mujer.
¡Ay abuelo!  Eso ya no existe. Es verdad que no todo era bueno  cuando tu  andabas  por esas serranias de Ronda, fusil en mano, persiguiendo a aquellos románticos bandoleros andaluces del siglo XIX y principios del XX,
No  era todo honestidad y palabras de honor. No abuelo, tú también  me decías que  hubo estafadores, ladrones de guante blanco y políticos corruptos. Pero que esos eran despreciados por la sociedad de entonces, por los mandatarios honrados y por la gente de alpargatas, como fuiste tu, pero honrado, trabajador y de palabra.
 Es verdad que no todas las mujeres eran decentes, como fué tu mujer, tu hijas y muchas,  muchas mas. También hubo  según oía yo,  muchachas que amanecieron desnudas en un rastrojo en las cercanías del pueblo, y algo peor que el aborto  legalizado de hoy, como fue aquel infanticidio que llenó al pueblo de vergüenza y  consternación.
 Si, abuelo todo eso  había, pero... También  existían hombres que daban su palabra de honor, y esa era sagrada, aunque en ella se fuera hasta su vida.
Hombres como  tú, que cuando  regresastes de  aquellos tiempos de militar, sargento  de los cazadores de Ronda, no cogiste  la profesión de maestro de escuela, como tu padre mi bisabuelo. Es verdad abuelo, aquellos maestros no sabían lo que saben hoy. Solo sabían  leer y escribir sin faltas de ortografía, con bonita caligrafía, los ríos y montañas  no mas allá de la península  Ibérica, que la capital de España era Madrid,  que Colón descubrió América, y que los franceses  invadieron a España con el pretexto de pasar a Portugal.  La tabla de aritmética y los kilos que tiene una arroba.   Que Dios es misericordioso y  que  Jesús murió entre dos bandidos, Poco mas, pero  sabían  inculcar a sus alumnos que fuesen buenos, honrados, respetuosos con sus padres y abuelos, que acataran las ordenes y leyes establecidas por  la autoridad  competente, y que no se vieran  envueltos en hechos que  los marcaran para siempre  con el baldón  de ser apuntados  con el dedo.
 Y a las  mozas...Ay eso quedaba  a cuenta de sus madres, y sus maestras. El honor hijas, el honor es lo mas grande y sagrado de toda mujer. Someterse a su marido,  no serle infiel ni con el pensamiento. Saber cocinar, coser y lavar, y también rezar y, bueno ya dirán que  no solo era jilipollas mi abuelo, que también lo soy yo.
¿ Que cosas abuelo! Eso es ser machista, retrogrado, hasta carca te dirían hoy.
 Si, ya se que  tu palabra era sagrada conozco la historia de la viña. Porque tú después de sargento  fuiste  viñador. Y tu viña era pequeña, de uvas de mesa, que la vendias a los   intermediarios para  llevarla a las plazas de Sevilla Badajoz y hasta Madrid.
 Se que aquel año vendiste  la uva  muy barata, baratísima, pero ya habías dado la palabra, y tu palabra era sagrada.
 Llegó otro, y te ofreció el doble, por la misma cosecha. ¡El doble!  Y aun no habías  cogido  ningún dinero ni habían empezado a vendimiarla. Pero tu palabra estaba empeñada, y la palabra del hombre estaba por encima de todo, menos de la honradez, y te quedaste sin el doble que el otro te ofreció.
¿Sabes que te hubiesen dicho hoy?
 Que eras un tonto coño, un gran jilipollas.
 Y entonces te dijeron. Así son los hombres. Y mi abuela tu mujer, se enteró ¡como no! Pero nada te reprochó; su marido había dada su palabra y  eso  era sagrado, como  la Hostia en la iglesia después de bendecida.
 Hoy abuelo, incluido yo tu nieto, ha perdido, aquella  firme palabra  de. “Palabra de hombre.”
 Ya no existe eso abuelo. Ahora solo  el dinero, ser  cada vez mas rico, tener  muchas cosas, mucho lujo, y ser mas que nadie.
 La palabra y el honor. ¡Vaya tontería!
 Así es abuelo la vida,  que llevamos. De nada os sirvió  educarnos y darnos buenos consejos. Con decir que hoy vivimos mejor, queda dicho todo, sea al precio que sea, y sin pensar en el que rebusca  en los contenedores de esas grandes  superficies que   cuando tú andabas por el mundo no existían, los yogures  caducados y las cajas de galletas deshechas para poder comer.
 Abuelo no vengas, a esta vida, porque  no tardarías ni un segundo en volverte  a la tumba otra  vez...

                                                                   Juan Hormigo Bautista

19 de Octubre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

ADIOS  AMIGO ANTONIO

 Hoy día 18 de octubre, cuando iba  para mi casa, sobre la una, me encontré  que de la casa de mi amigo Antonio Rangel, sacaban los empleados de la funeraria el ataúd que contenía su cadáver.
 Me sentí apenado y consternado, porque  con el me unía una  amistad, de compañero. Compañero  de tertulia en la calle García Lorca, su calle, ya que  al estar postrado en una silla  de rueda, no se sentaba en los bancos del paseo. Pero no importaba, Allí de pie al lado de el, charlábamos de nuestra vida militar. El, guardia civil, como yo me contaba sus vivencias de cuando prestaba servicio en el penal de Ocaña, en la playa de San Feliu de Guixol, en Gerona. Y luego en La legión española en Ceuta.
 Amante de  la Guardia Civil, ya que le venia de tradición, se lamentaba  por la causa que fuera no haber continuado.
 También fue escritor, a su manera, escribió a bolígrafo, y con maquina de escribir varios libros de su vida, que yo se los llevaba a Badajoz para encuadernarlos.
 Aquí presente tengo uno que me dedicó. “La Guardia Civil en octubre del 34, . Dedicatoria a mi buen amigo y antiguo compañero Juan Hormigo Bautista ( Gracias compañero, rezare por ti).
 ¡ Cuantas anécdotas, me has contado a la sombra de los fresnos y los plátanos! Tus correrías por la vida, tus amores, tus aficiones y tus  correrías por  los caminos, de  aquella época  tan mala y sacrificada, para todos.
 Legionario de primera. Escribiente en la Bandera, y en la Cooperativa de Guadiana.
 Siempre con tu radio encendido  en tu carrito eléctrico, recorrías la calle principal,  ibas al estanco  a comprar tabaco, después cuando dejaste el puro, caramelos y luego  la tónica en el bar de Velasco.
 Muchas veces me llamabas, para charlar un rato conmigo.
“ ¿Como llevas tu novela?_me preguntabas.
 Ya va para alante Antonio, cuando la termine te  regalaré un ejemplar
. No ha podido ser. Aun me faltan 100 páginas, si  soy capaz de terminarla. De todas formas, desde donde estés, la podrás leer, porque  la carne muere el espíritu permanece.
 En paz descanses amigo. Que el señor te acoja en su seno. Y a tu mujer  hijos  y nietos, le de el consuelo  que  en estos caso  precisas.

                                                Juan Hormigo Bautista.

18 de Octubre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

  CARTAS  AL  VIENTO (5)

  Nuestra Revista

 Como cada trimestre, cuando  la repartidora de Nuestra Revista, llama a mi puerta y me entrega el ejemplar, me llena de satisfacción y , si estoy leyendo  el periódico, o una novela o cualquier otro papel impreso, ( la TV no es mi fuerte), lo dejo  encima de la mesa y abro la Revista, por cualquier  página, y  hasta que no termino e leerla toda no la  dejo.
 Muy bueno lo de  mi vecino  don Laure, Se nota  la persona que ha estudiado y tiene carrera, le felicito por  el magnifico trabajo ERA ELLA y la continuación EL JUICIO FINAL
 Muy buenos los correos de Serafín Murillo Hidalgo. Lo de Marce Cuellar, Felipe Moruno, José Andrés Gámez y todos los  escritos de los colaboradores.
 Todos  con sus diferentes opiniones y modelo de redacción  me  encantan. Pero este trimestre he sentido   cierta tristeza, porque  auguro (ojala me equivoque y solo sea una  mala corazonada), que a  Nuestra Revista le queda poco tiempo de vida.
 Y me baso  en  varias cosas.
 La principal es que Carmelo, ya  se está cansando. El hombre  como el dice se esta haciendo mayor, y la edad no perdona. Lo se por experiencia, que  a mi  que tanto me gusta leer y escribir aunque no lo haga del todo bien, ya me canso sobretodo de leer. Antes me leía un libro en pocos días, si me gustaba  me pasaba las horas muertas como dice mi mujer con el libro abierto. Ahora apenas leo tres páginas me  fatigo, me invade el sueño y los ojos  se me nublan confundiendo las letras.
 Por lo tanto, comprendo que nuestro incombustible y polifacético Carmelo, se vaya cansando.
 Otra cosa que he observado, es que ya faltan muchos y muchas colaboradores y colaboradoras a la cita. Este trimestre, he  echado en falta a Alejandra Sánchez. ; a Cesar Rey Barroso, A Sonia Plaza; José Tejada. Pedro José Tena, este ya lo anunció el trimestre pasado que no  escribiría  más en la Revista José María García, y hasta los niños Fernando Blanco y Nazaret Pitel con sus  encantadores cuentos y poesías
 
 Tal vez sea  por falta de tiempo. Comprendo que no todo el mundo dispone del tiempo que yo, pero son much@s las que  han faltado a la cita trimestral, y eso no me da buena  espina.
 Seria una pena que;  el único medio cultural impreso  de nuestro pueblo desaparezca, por falta de  colaboradores.
 Hoy en día  los jóvenes tienen mucha mas cultura que  teníamos nosotros los mayores a su edad, porque. Por suerte para ellos, disponen de mas medios, escuelas, Insititos de secundarias, bibliotecas  etc, etc. Pero a la vez observo y perdonad si me equivoco, que   os falta ilusión, entusiasmo, para colaborar y tomar las riendas para que esta publicación que es gratuita, no se pierda en nuestro pueblo.
 También existen personas mayores, hombres y mujeres que soy consciente de que saben escribir muy bien, pero  por lo que sea no quieren mojarse.
 Cada uno puede  escribir  como le salga de dentro, siempre que no se ofenda a nadie.
 La cultura  puede ser de muchas formas, no porque unos/as sean de diferentes  opiniones y otros de otras dejen de reflejarlo en sus paginas, lo que sientan; ya que creo que la Revista debe ser plural  de todo el pueblo, respetando siempre los ideales y opiniones de los  otros. Y por supuesto sin insultar ni incordiar.
 Pues ánimo y  a ver si  los  colaboradores de siempre se animan a escribir, siempre hay algo que contar, y  metiéndome en el terreno de Carmelo  al que le pido perdón por mi osadía al  meterme en tu terreno ; que salgan otros con el fin de que la revista no muera,.
 Y si hay que aportar algo, por un duro trimestral nadie se arruina,  una cerveza menos y  de este modo la Revista  puede ser más amena e ilustrativa.

                                                                               Juan J. Hormigo Bautista.

18 de Octubre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

No se si sentirme lástima o asco por pertenecer a la raza humana

 Todos conocemos las atrocidades y crímenes de Hitler. Todos hemos  escuchado mas de una vez el holocausto de los judíos en los campos de Auschwiz, Treblinka y otros menos  conocidos. Todos sabemos que el ejercito aliado, que lo componían soldados franceses británicos rusos y  norteamericanos ganaron al Eje ( Tokio. Berlín Roma )la guerra. Liberaron de la bota del Furer a Francia , Italia, Polonia y otros países. Liberaron  a los judíos , gitanos y comunistas que sobrevivieron en los campos de exterminio. Todo eso es maravilloso, aquel loco de Hitler llevó su merecido suicidándose junto a su mujer Eva, y otros de si calaña  Bueno hasta ahí, estoy  de acuerdo. Pero..¿Y luego?.
 He leído en el Hoy 2  de octubre de 2010 un reportaje titulado la Venganza. Nunca había leído ni oído tanta atrocidad como cometieron, los liberadores con el  inocente pueblo alemán. Sobre todo el ejercito soviético que el 18 de abril de 1945 fue recibido en la capital de Austria, Viena, con victorees y aplausos por parte de las mujeres, ya que los hombres estaban en la guerra.. Ellas fabricaron banderas nacionales con trozos de tela victoreando a los batallones que habían entrado en la ciudad, porque vieron en ellos a los libertadores tras dos años de nazismo.
 ¡Pobres mujeres! si canallas fueron los nazis con ellas, no se quedaron atrás los aliados, especialmente los rusos. Gran error cometieron las desdichadas, porque antes de una semana, muchas de aquellas que se lanzaron a la calle a vitorear a los soviéticos, habían sido violadas por sus presuntos salvadores y sus maridos e hijos encerrados en campos de concentración.
 En Alemania, oficiales corruptos  y soldados sin frenos cometieron  atrocidades al pueblo alemán, que nadie  por  lo que fuera, ¡nadie había querido detallar hasta ahora!
 ¿Que culpa tenían las mujeres y los niños alemanes de las manías de un loco del que mucho mas de la mitad de la nación no  estaba de acuerdo con sus teorías? Ningunas. Pero ellas y sus hijos pagaron en sus cuerpos  las atrocidades  que  la venganza cobarde, se cebó en ellas.
  No voy a  transcribir todo el periódico porque seria mucho, solo resumo lo que  investigaron MacDonogh y  otros; que los soldados de los ejércitos aliados, en especial los soviéticos no respetaron a nadie cuando entraban en una casa forzando a todas las mujeres. Dice que hay testigos que lo hicieron con niñas y con abuelas. Tanto llego a ser esta atrocidad....... que muchas mujeres se untaron con ceniza para  parecer mas vieja y pintarse manchas rojas para simular enfermedades venéreas, pero  ni aun así,  cesaron las violaciones. Justificándolos los oficiales porque decían llevaban un largo periodo de  abstinencia. Otros entraron en el hospital de Dantzig
, violando a enfermas y enfermeras, y los médicos que se opusieron a estos desmanes fueron asesinados.
 Pero no fueron solo los  rusos, también británicos y franceses (me figuro que entremedio también habría algún español) lo cometieron en Berlín, calculándose que mas de 200.000 niños nacieron por causas de estas violaciones.
 Los alemanes y alemanas con los niños, deben de ser tratado peor que los perros. Repetían los oficiales estadounidenses a sus soldados, que  aunque fueron un poco mas benévolos que rusos, franceses y británicos, también, aunque de otro modo violaron a las mujeres. Era ofreciéndole  una lata de conserva o chocolate, y como estaban  sometidas  a un hambre inmenso ellas y sus hijos accedían, y la que no quería cohabitar con ellos, a comer ratas, ranas y carne de animales muertos, gatos   y hasta perros: “manjares” que hasta entonces desconocían.
 Las desalojaron de sus casas viviendo hacinados en Hamburgo, en sótanos y túneles. Aumentando la mortandad infantil  en mas de diez veces.
 Dice mucho más, pero con esto basta.

 Me río yo de la ferocidad del lobo, de la hiena, del león del tigre. Porque leyendo esto saco en conclusión que el ser humano es el mas cruel, malvado y repugnante que  existe encima de la tierra, con su talento y  conocimiento. Esto  y lo que  hizo  Hitler y los suyos no lo hacen las más sanguinarias fieras. Los hombres si.
 Dios hizo un mundo maravilloso, pero lo estropeó todo cuando hizo al hombre.
 En el periódico Hoy del sábado día 2 de octubre, se puede leer no solo esto resumido, hay mucho más.

 Juan Hormigo Bautista

6 de Octubre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

LOS PRESOS  DEL  CANAL

 Un vecino del pueblo, que omito su nombre, me dijo un día no muy lejano, que yo escribía muy bien (gracias amigo por el elogio), pero que nunca me acordaba de escribir sobre los presos que  con sudor, lágrimas y sangre construyeron  a pico y pala muchos kilómetros del canal de Montijo, siendo tratados  sin  la menor compasión, por parte de los  vigilantes y  “mandamases” .
 Me ha gustado que  me sugiera  el  evento, que por causa de una guerra fraticida, que casi nadie  deseaba ocurriesen  casos tan sangrientos y crueles como aquello originó, por ambos bandos.
 Tengo que decirle que  yo no escribo bien, escribo como me sale del corazón, mas con los sentimientos que con la inteligencia, pero vamos al caso.
 No me gusta la política, lo que escribo si algo está relacionada con ella es como dicen los buenos escritores, es pura coincidencia; pero voy a tratar de complacerlo  a mi manera y como se hacerlo.
 Lo que escribo  tiene cierta base de realidad, aunque   la verdad  bastante de sensacionalismo, inventado por mi.
 Yo, quizás tu también, cuando la zona de Montijo  era campo de concentración mas o menos penoso, como todos los campos de concentración de presos políticos, era muy pequeño.. Vivía  lejos de esta zona y no tenia nociones de que existiera  ni Montijo ni el canal.
 Si, como todos los muchachos  de aquellos nefastos años había oído algo de guerra, fusilamientos, maquis, exiliados y campos de  exterminios. Pero claro, lo que mas se comentaba en las barberías, tabernas y corrillos era, que Alemania iba perdiendo la guerra, que los aliados habían liberado a muchísimos judíos, gitanos y comunistas en los campos de  Treblinka , Auschwiz y otros. Personas que  Hitler y los suyos tenían en los campos de Polonia para  gasearlos y hacer jabón con ellos.¡ Espeluznante.!
 Pero lo de aquí bien por miedo, o por  lo que fuera  se silenciaba.
 No obstante  le digo, que yo lamento y condeno aquellas tropelías, abusos y  falta de humanidad que se cometieron con aquellos hombres, españoles y extranjeros, que, por defender sus ideales, y lo que creían libertad  y una mejor calidad de vida para todos, se vieran  condenados a trabajos penosos, hasta el punto de  morir “reventados”  por el trabajo excesivo, el maltrato y la incomprensión de los vencedores. Según he oído,
 Yo creo que  el mejor homenaje que le podemos hacer, es que nunca jamás vuelvan tiempos como aquellos. Ellos sufrieron en sus carnes, el dolor y la angustia no solo por  los castigos físicos, sino también moral , al perder su prestigio y su familia.
 Ellos fueron las victimas de una guerra, que  sin razón o con ella, se desencadenó por toda España, y no tuvieron suerte, porque lucharon  por la  libertad y la justicia que ellos creían para el bien del pueblo.
 Mira, en mi familia hubo de todo, fusilados, deportados y en campos de concentración, y para mas INRI por parte de los dos bandos, ya que los hubo de derechas e izquierdas, pero  terminado todo  el cacao de guerras y  posguerra, se reconciliaron y vivieron en armonía hasta que  la vida se les terminó.
 Yo, por mi condición de cristiano, condeno todo lo que sea  muerte, violencia y explotación  entre los hombres.
 Y con esto amigo, creo haberte complacido. Otra cosa no se escribir sobre el lamentable caso.

                                                                                   Juan J. Hormigo Bautista.

30 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 LA INUNDACIÓN   : A María Luisa que tan bien se portaba con nosotros   Un relato corto)

 la inundacionCerca de Hornachos , y mas cerca aun del río Matachel, allá por los años  70 del pasado siglo, existía un cortijo,. Bueno concretamente era una casita  modesta, de una sola planta, ubicada en un valle entre dos  cerros por donde discurría un arroyuelo que regaba la  pequeña huerta que Maria Luisa, cultivaba.
 Vivía la moza  con sus padres; era soltera , tenia un hijo que  era su  alegría y su razón de vivir y una hermana de la misma edad que su hijo aproximadamente.
 Su madre, una campesina  rustica que visitaba el pueblo cada mes  o mas, le ayudaba en las tareas domesticas, a criar a su hijo y como no a su hija pequeña y cultivar la huerta..
 Su padre se dedicaba a lo que buenamente podía, la pesca y la caza eran sus principales ocupaciones.
 Poseía una escopeta de dos cañones del 12 en regla, y una red para la pesca  con sus mallas reglamentarias para pescar sin incurrir en infracciones. También se dedicaba en primavera a  los espárragos,  criadillas, tagarninas y otras hierbas comestibles que junto a la caza y pesca vendía en la plaza de abastos de Villafranca de los Barros.
 Jamás cometió ninguna infracción a las leyes y reglamentos, al menos que nosotros  observáramos
 La pequeña huerta que  cultivaba su hija  María Luisa de unos 23 años de edad, le daba para  comer  de lo que  criaba en su tiempo. Coles , zanahorias, rábanos patatas  en invierno, y tomates, pimientos melones sandias y  uva entre otras frutas en verano.
 Vivian felices en aquel valle, un valle alargado y estrecho, donde en una pequeña ladera  estaba la casita.
 Una casita de tres habitaciones y una cocina, con la cuadra para el burro y un gallinero para las gallinas. También  poseían dos cabras que le proporcionaban leche y carne todo el año, cubiertas por un macho de un vecino que poseía por aquellas  sierras una piara o rebaño de cabras..
 Todos  se alegraban cuando llegaba la pareja de la guardia civil a la casita a recoger la firma, ya que era punto de presentación. Pero la que mas nos apreciaba era Maria Luisa.   Siempre que llegábamos a su casa nos invitaba a café  con tostadas, y si era invierno y hacia mucho frío nos  decía que pasáramos a calentarnos, y le contáramos algo del pueblo, las bodas, los entierros, los bautizos y si  habíamos asistido al cine  le contáramos la película.
 Por no desairarla tomábamos café en tazas muy limpias, y  le contábamos abreviadamente todo lo que  buenamente  conocíamos y era digno de contarle  de lo que acontecía en la villa. Pero  no estábamos mas de un cuarto de hora, nuestro deber era continuar el servicio.
 A veces nos regalaba tomates de su huerto, o alguna hortaliza,  Queríamos abonarle su importe pero enfadada, decia,
 Ustedes vigilan estos campos, y gracias a  ello no suelen venir por aquí ladrones ni maleantes. Y tomábamos  el regalo agradeciéndoselo de corazón y  prometiéndole ayudarla  en todo lo que estuviera a nuestro alcance siempre dentro de la Ley.
 A veces le llevábamos un juguete y caramelos para su niño, que agradecía mas de lo que  se puede agradeces una cosa tan insignificante como  unos caramelos o un cochecito de plástico. Y una muñequita para su hermanita..
 No nos importaba en absoluto como había   tenido ese niño, nunca ahondamos en la llaga, no era misión nuestra y   nuestra obligación era velar por  todas las personas y propiedades. Nada nos dijo ni nada quisimos   saber.

 Aquella  tarde de  primavera, de sol pegajoso y molesto, salí de correrías a caballo con mi compañero  Antonio Moreno. Entre otros  debíamos presentarnos en la casa de Maria Luisa, así rezaba en la papeleta de servicio.
 _No me gusta  la tarde, le comenté a mi compañero. Esos nublados por la parte de  Villafranca  traen  mala leche.
 Ya  se estaba obscureciendo el cielo a las cuatro de la tarde, y los relámpagos se sucedían con los truenos que espantaban a los solípedos. Empezaron a caer las primeras gotas, muy frías.
_ Tendremos que refugiarnos en algún sitio hasta que pase-me  dijo mi compañero.
 Yo, como guardia  primero era el jefe de la pareja, o sea  era el que  decidía, si continuábamos el servicio o  nos guarecíamos  en algún lugar techado.
  El reglamento es muy estricto, y había que  realizarlo ya cayeran rayos o centellas, y nunca mejor dicho porque eso es lo que nos enviaba el cielo.
_ Antonio, nos ponemos las capas y seguimos el servicio. Ya sabes en cualquier presentación puede  surgir algo, o esperarnos el teniente o el capitán y  ya sabes...
 Esto es así.
 Nada me reprocho. El sabia igual que yo que nuestro deber era seguir adelante. Pero...
 Ya era imposible, la cortina de agua impedía que los animales siguieran adelante. Nuestras capas estaban empapadas y los caminos y veredas se convirtieron en  auténticos riachuelos.
_Vamos a la casa de Maria  Luisa, al menos le damos  compañía, se sentira`mas segura estando allí nosotros.
 Y allí nos  dirigimos. Los relámpagos y truenos  que devolvia el eco de la sierra, eran espeluznante-
 Rezando ante el cuadro de una virgen, estaban la madre y la hija. Se santiguaban  cuando  el relámpago iluminaba el valle, oscuro por las negras nubes que todo el cielo cubría Los niños lloraban, y el hombre de la casa permanecía serio y preocupado.
_ ¡ Ay Dios mío! Como vienen ustedes con esta tormenta.
_ Nosotros Maria Luisa, no podemos  quedarnos en el cuartel, así es nuestro lema, Tenemos que ir a donde nos mandan.
_ Pasen, ¡Dios nimio si vienen calados! Ahora mismo enciendo lumbre para que sequen.
_ No te preocupes estamos acostumbrados.
 Casi no  nos da tiempo a terminar la frase, cuando el río Matachel se desbordó, inundando con sus aguas turbulentas todo el valle.
 Lloraban, el miedo estaba allí presente en todos. Yo también tenia miedo, mucho miedo, al igual que mi compañero, pero no podíamos no debíamos demostrarlo ante aquellas temblorosas mujeres. Nuestro deber era animarlas, pero ¿quién nos animaba a nosotros?
 Los caballos estaban en la puerta, piafaban, nerviosos inquietos,  Y el agua subía y subía. Se taparon los caminos y veredas, todo era un lago una  lamina  de agua que borro toda la tierra. Ya no sabíamos por donde estaba el río, pues era un mar de agua dulce toda la campiña. Hasta que entró en la humilde casita, y...subía y subía
_ Por Dios, ¡ Salven ustedes a los niños . ¡ Ay mi hijo, ¡ Ay mi hermanita! ¡Ay mi madre!
 De todos se acordaba aquella desdichada menos de ella.. Que salváramos a su hijo, y a su hermanita era  lo principal para ella, y luego a su madre y  a su padre. A ella le daba igual.
  A duras penas me contuve para no llorar. Las lágrimas pugnaban por salir de mis ojos.
 Las cabras y las gallinas, se las llevó la corriente ahogadas. La pequeña huerta, estaba  sumergida bajo las aguas.  en la casita ya ,llegaba hasta  medias paredes.
 Entonces no lo pensé mas.
_ Antonio, monta en tu caballo a  José, a Petra  los mayores, y sácalos como puedas de aquí, en algún sitio tiene que haber tierra firme. Yo montare a Maria Luisa, y los dos niños, y lo que Dios quiera sea. Me santigüe y así lo hicimos.
 Otro remedio no quedaba salvo rezar y morir ahogados.
 No se por donde salimos. No se si mi caballo pisaba tierra o nadaba, no se nada mas que a la madre y el hijo los llevara  en la cerviz del caballo y otro niño en la grupa, al que le dije que se agarrara fuertemente a mi, y que no tuvieran miedo.
¡ Que no tuvieran miedo...! Con el que yo llevaba
 Y mojados empapados, con el agua de arriba y  la de abajo,  atravesamos aquel océano, hasta  que mi caballo pisó tierra firme.
¡ Por fin...Gracias Dios mío! Exclame..
 Entonces poco a poco fue  disipándose la tormenta. Nos habíamos salvado, y mi orgullo era inmenso.  Recordé un articulo
 Será un pronostico feliz para el afligido, infundiendo la confianza que el que vea a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas lo crea salvado...

 Llegamos al pueblo. Antonio también logró salvar a los padres.
 Los recogieron los amigos y familiares. Nosotros  fuimos felicitados. Pero la felicitación mas hermosa me la di yo
 Eran mis servicios preferidos. Los humanitarios, salvar al semejante. Esta era una de las  misiones primordiales  de la Guardia Civil.
 Ya podía dormir tranquilo.

 Cada uno opine como guste o como le haya ido, pero servicios   similares a este tiene mucho en su historia la Guardia Civil.

 

        Juan J.. Hormigo Bautista.

30 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

   EVOCACIÓN  EN MERIDA

 Hoy día 25  de septiembre de 2010, he realizado un viaje a  Mérida. Poca importancia tiene eso para escribir una pagina  y colgarla en Internet, porque a Mérida van todos los días muchas personas de  toda la comarca, incluido nuestro pueblo-

 Nada, fui a  solventar, nada a comprar, nada  a solucionar, fue un viaje de recreo.

  A mi me gustan las ciudades, pero no tengo dinero, para  conocer Paris, Roma Londres o Moscú. Todas  ciudades europeas,  no entiendo porque, América , no me gusta, ni Asia ni Oceanía,

 Nunca he  salido de la península Ibérica, Lisboa  o Fátima, de Portugal, y Rosas  en la frontera francesa, es lo  mas lejos que he estado. Bueno también puedo  citar del continente africano a Melilla, pero esa ciudad aunque fuera de la península en territorio marroquí, queramos o no es España .

 Pero tampoco me importa, porque  muy cerquita de nosotros  tenemos a Mérida y Badajoz, que sin ser grandes urbes, tienen su encanto, y pasear por sus calles, sentarse en sus terrazas y parques o visitar las exposiciones y museos te puedes imaginar a esas ciudades populosas que he citado.

 He visto Barcelona, Madrid y Valencia, esta  ultima ciudad la conozco como  a Badajoz o mejor. No en vano estuve residiendo en ella  siete años, y mis viajes son periódicos de hasta dos veces al año. Allí,  en la Necrópolis, donde reposan los restos de Blasco Ibáñez, de Mario D `Áncora y Vizcaínos Casas, escritores y pintores como Sorolla o pedagogos como Luís Vives entre muchos mas se encuentra  los restos de mi padre, En otro cementerio entre naranjos está enterrada mi abuela, la que me crió, y en otro de los que circunda la ciudad también entre naranjos  y barracas esta mi hermana, la mayor.

 En la ciudad, la bella  ciudad de Levante, viven mis hermanas y mi madre, y  en  un pueblo de la serranía mi hijo el mayor  y dos de mis nietos, por lo tanto.... Habiendo nacido mis dos hijos mayores, en  la citada ciudad. Es por lo que  Valencia para mi, es la capital mas entrañable de España.

 Pero  aparte de  esto, solo fugazmente conozco, otras ciudades como Sevilla, Córdoba, Málaga o Ávila, por citar  algunas

  Me he desviado un poco de la cuestión, pero es que se me ha venido a la memoria  la ciudad de Valencia como  mi segunda patria chica.  Siempre digo y esa es la verdad que mi pueblo es Fuente del Maestre, porque mis raíces  bien profundas están en ese pueblo., pero los avatares de la vida hicieron que de esas raíces naciera un tronco, y de ese tronco  las ramas que se extendieron por  las tierras de Levante tomando  allí savia nueva,  de la que brotaron rosas y claveles  como  injertados en esas ramas que  naciendo en Extremadura se extendieron hacia  el saliente español, considerándose ya mas levantinos que extremeños. Es lógico el tronco es de aquí pero el fruto es de allí.

 Pero vamonos a Mérida, la  romana Emerita,  con sus monumentos , su teatro el mejor de España, su Templo de Diana, su puente romano y el nuevo Lusitanita, sus  frondosas y floridas riberas que acaricia el Guadiana y su populosa calle de Santa Eulalia y Plaza de España.

  Me encanta Mérida, me sublima Badajoz, y cuando paseo por sus calles y parques   me da igual Madrid, Paris o Berlín, porque son alegres, tranquilas ( Ya no tanto)  y acogedoras.

  Me canse de pasear por la calle de Santa Eulalia, y le dije a mi hija que me acompañaba con su hijo

_ Vete tu con el niño, a que vea cosas que yo me voy a sentar aquí, estoy algo cansado.

 En una silla  de las cuatro que estaban en torno a una mesa me senté. El quiosco era el mismo de aquel año 1961, el mas próximo al ayuntamiento, cerca de la desembocadura de la  calle La plaza excepto la fuente, que  había otra  distinta conserva las mismas características que 49 años atrás. La gente vestía de distinta manera, lógicamente, por lo demás  nada había cambiado de la estructura de aquella  plaza. El palacio de la China, enfrente, al lado la confitería,  un hotel enfrente y en  la esquina oeste la iglesia de Santa Maria. Se conservan los tres  kioscos de bebida, y hasta  el puesto de periódicos frente al mencionado Palacio de la China, que antes era de tejidos, y hoy no se de que.

 Pedí una cerveza sin alcohol, y mientras el camarero (claro, era otro) me la  traía cerré los ojos, y retrocedí, retrocedía  49 años atrás, cuando  otra tarde otoñal, agradable como esta , nos sentamos tres muchachos y tres muchachas, los muchachos con una cerveza, aun recuerdo la marca era El Gavilán  y las muchachas con un refresco de limón sin marca. Entonces no existían los cubatas, ni  las mujeres se osaban pedir  bebidas alcohólicas.  ¡ Éramos felices...! Estábamos contentos.!

 Si, tres muchachas de pueblo; tres criadas ( hoy empleadas de hogar), con sus faldas  plisadas, de distintos colores, desde el azul al gris, con sus rebecas rojas, sus lazos en el pelo, una rubia la otra morena y la otra pelirroja . No eran muy guapas pero si, simpáticas y agradables. Y...nosotros  otros tres muchachos de pueblo, con el uniforme de soldado de artillería, con  aquel gorro de borla y las bombetas  en los cuellos, botas relucientes y cinto con el  águila  en la chapa de la  hebilla. Yo estaba recién ascendido a cabo, y porque no decirlo, me sentía orgulloso con mis rojos galones  en las hombreras y el gorro. Y ...ellos buenos compañeros, esos amigos  que  en la mili sin haberse conocido nunca son como hermanos, compartiendo todo lo poco que teníamos juntos, los paquetes de casa, eran de los tres, ya fueran de sus madres o de la mía

. Nicolás de Zafra, Alonso de Villafranca de los Barros y yo, de Fuente del Maestre, los tres de pueblos  vecinos hermanos se puede decir.

 Y ellas, Maria ¡como no iba a ver una María en aquellos tiempos...! de Quintana de la Serena, Lola de  Cabeza del Buey y Andrea  de Fuente de Cantos
.
 Soñando con esto llegó el camarero. “ Aquí tiene su cerveza señor” Desperté del sueño, pero otra vez volví a el.

 Y recordé  que aquellas muchachas, nos esperaban todos los jueves en  la puerta de la Villa, para pasear por la hermosa calle Santa Eulalia, y a que las invitásemos  a un refresco. ¿ A cambio? Nada;  simplemente amistad,  amistad sana, y esa  compañía de  mujer que tanta  ilusión y animo  da  al soldado en las noches  frías  y solitaria de  las  garitas en las guardias, nuestras mentes  se   alegraban con el recuerdo de aquellas tardes en el quiosco de la Plaza, con María , Lola y Andrea.

 Ellas también necesitaban la compañía de tres chicos,  que en las solitarias noches de su cuartos de  criada,  soñaran  con   sus muchachos, muchachos sencillos, humildes que como ellas  le daban calor y alegría, ellos la correspondieran   también  con el  calor  y cariño que necesitaban, aunque solo fuera  en unas horas de paseo y un refresco de los mas baratos en la Plaza de España.

 Por las circunstancias de la vida, nos encontrábamos lejos de nuestros hogares de los seres queridos. Es verdad que no estábamos a mil kilómetros de nuestros pueblos, pero en aquella época 30 kilómetros ya era mucho, porque los transportes  en tren o autobús, eran  de horas y horas, y peor  era que ni disponíamos de  nosotros mismos ni de dinero, para  poder abrazar a nuestras madres los fines de semana. Igual  circunstancia se daban en ellas.

 Así  con la dulce compañía de las tres, Maria, Lola y Andrea estuvimos tres meses. En aquel gran cuartel del Regimiento de artillería numero 12,  Hasta... hasta que  aun no se porqué, ordenaron que nos fuésemos a Melilla.

 Ya no las  vimos nunca mas. Estoy seguro que  quedarían tristes, cuando en la puerta  de la Villa , nos esperaban y nunca mas acudimos.¿ Encontrarían otros, otros chicos de pueblo, que  fueron destinados a Mérida a cumplir el servicio militar que le  darían el calor que  nosotros  no pudimos seguirle  dando? Seguro que si.

A mis amigos después de licenciados los vi una sola vez, luego  el destino  nos llevó por diferentes caminos.

 Hace   unos días me enteré que los dos han muerto.  Descansad en paz  compañeros de fatigas y e ilusiones, Nicolás y Alonso, y si por casualidad veis  en el otro mundo a María,  Lola y Andrea, le dais recuerdo de  Juan, el cabo Hormigo, que tanto hablaba de  su pueblo. 

 Llegó mi hija y me notó, soñoliento, adormilado.

 Que te pasa papa ¿ Estas malo?

 No hija. Voy a pagar la cerveza y nos vamos. Ya  hemos estado en Mérida mucho tiempo. Mucho, cuarenta y nueve años.

Papa  ¿ que te pasa?-

- Nada hija no es nada, es que me he dormido un poco y salgo asustado. No te preocupes . Vämonos para Guadiana

  •                                                                       Juan J. Hormigo Bautista.
27 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

LOS VALORES Y LA SOCIEDAD ACTUAL.

Esto que escribo no es mío, ¡ Ojalá...!, yo supiera escribir como la autora de esta pagina, aparecida en la Revista de las Fiestas Patronales  en honor al Santísimo Cristo de las Misericordias de mi pueblo.
  A la autora no la conozco, pero tengo que decir que me ha encantado este articulo, de los muchos y buenos que  vienen en la revista, es el que mas me ha  hecho reflexionar. Dice así:

 Actualmente los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros antepasados los estamos ridiculizando y los estamos considerando como algo “obsoleto y pasado”,

¿ Porqué?- Esta pregunta cada persona la puede contestar según nos convenga en cada momento de nuestra vida y según las circunstancias que estemos viviendo.

Quizás si fuésemos mas objetivos la podríamos contestar y decir que:

ESTAMOS PERDIENDO EL EQUILIBRIO Espiritual, como cuando  explotamos a los pobres y a eso lo llamamos “suerte”. O recompensamos la pereza y lo llamamos “ayuda social”. también  cuando somos negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo llamamos “desarrollar la autoestima”, o codiciamos los vienes de nuestros vecinos y lo llamamos “tener ambición , o contaminamos la radio y la televisión con mucha grosería y falta de respeto por los demás y lo llamamos “libertad de expresión”.

Podría seguir con muchos y mas LO LLAMAMOS pero voy a terminar lo que la actual  ley del aborto recientemente aprobada llama a matar a los hijos que aun no han nacido “libre elección” ¿ Libre elección a los 14 0 15 años?

 Seamos coherentes y pensemos en el valor que en si misma tiene una vida, nuestra vida; la cual hemos de amar y defenderla ya que es lo mejor que nos ha podido pasar “vivir”. Después lo podemos hacer bien o mal y es entonces cuando tenemos que llevar a cabo esos valores que hemos heredado pensando que todo lo bueno transciende de su tiempo y descendencia.

 María José López  Hernández

 

 Te pido perdón paisana, por mi atrevimiento en colgar esta magnifica página  tuya en Internet, sin tu autorización, y a la vez te doy las gracias por  este bello escrito, ajustado a la realidad y al mal entendido ,  “ Hoy gozamos de libertad” Esta libertad  no me convence.

 Un saludo

 Juan Hormigo Bautista
 

27 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 CARTAS AL VIENTO (4)

    LA ILUSION DE UN NIÑO

 Uno de mis nietos-(.Tengo  cuatro y una nieta.)  ninguno ha llegado todavía a la edad de  15 años, por lo que aun, y ojalá sea siempre así, no han regresado a casa  de madrugada con un cubata en el estomago.

 Dicen que  a los nietos se quieren mas que a los hijos. No es verdad, pero si, se disfruta mas con ellos, porque al estar la mayoría jubilados, disponemos de mas tiempo  y se lo dedicamos a los nietos.

 Recuerdo cundo yo era nieto, que alegría  sentía mi alma inocente, cuando mis abuelos y abuelas ( porque hasta los dieciocho años tuve la suerte de  que  mis cuatro abuelo vivieran y todos muy lucidamente), pues cuando  mis abuelos me besaban, me  sentía muy feliz, cuando con su barba blanca a lo mejor de  tres días y mas; los afeitaba  un barbero no a diario como  hoy, y me pinchaba con  las  blancas  púas de sus barba  entraba en mi  alma de inocencia sin conocer aun el odio, la vanidad ni ninguna clase de maldad una felicidad infinita. Un tosco juguete que me hacia a punta de navaja de un palo de olivo,una lata de conservas a las que le ponía de ruedas dos grandes botones y sus varas, con eso rebosaba de felicidad, y eran mis abuelos los hombres mas grandes que había en  el mundo, que solo era mi pueblo y  los cortijos de los alrededores. Era lo que había, y nos bastaba para ser felices.

 Siento mucho no poder  gozar plenamente de mis nietos. El rumbo que ha tomado la vida, la ambición que todos tenemos, y  la falta de medios  económicos, han hecho que  casi todos mis hijos vivan fuera de  mi entorno, Algunos bastante lejos, como mi José Maria y Carlos , allá en  tierras de levante, donde han nacido en la luminosa Valencia, y solo los puedo abrazar y besar una o dos veces al año, Antes cuando yo era mas joven viajaba mas, pero ya  los años  que no pasan en balde me retienen  mucho en  mi casa.

 Luego está mi Claudia, mi nieta simpática, que  aunque  vive  mas cerca, en Medellín tampoco la veo diariamente, pero si al menos tres o cuatro veces al mes, ¡ Y que ilusión le hace la barba de su abuelo, y algún juguete  barato comprado en los chinos para cuando llega.

 Y luego  mi Julián, en Talavera, esta  nuestra,  no la de  Toledo o de la Reina, a este es al que mas acaricio, no es que lo quiera mas que a los otros, no, pero es el que mas  rozo y aunque dicen que el roce hace el cariño, en mi  respecto a mis nietos no se da eso. El mas cercano es mi Paco, pero ¡Ay...! Ya se va haciendo  un mozo y le tira mas el paseo, las niñas y el ordenador que las caricias de un viejo  aunque  también viene  mucho a mi casa y  me pide  cosas, que unas se las doy y otras aun no tiene edad suficiente, como por ejemplo el ciclomotor. Cuando  obtenga la licencia  se lo daré aunque ya está muy viejo.
 
Pero hoy me voy a centrar en Julián, el que reside en Talavera, es el que mas viene a mi casa, cuenta solo cinco añitos, y es un niño muy  activo.muy activo y muy voluntarioso.

 El con su tierna edad, ha colocado las fotos de su abuelo ( las mía) no tiene otro abuelo ni abuela mas que mi mujer.  ( su abuela  Antonia, aun no hace un año que falleció y el cree que está en el Cielo, como le ha dicho su padre y su madre) . Muy bonito, así el niño es mas feliz. Por desgracia hoy se le dice menos eso a los niños.

 Pues,el solo a colocado la fotografía de su abuelo, montado en un caballo, (una fotografía ampliada y enmarcada que la tiene como  su mejor tesoro) ¿ Que pensara su cabecita al ver  a aquel joven uniformado  montado en un corcel blanco?.

 Cuando lo miro  jugando con un caballo blanco, de plástico que le compre, diciendo  “ “Mira  abuelo yo soy tu . Arre caballo” Me entra un no se que por el cuerpo que me hace retroceder  cuarenta años atrás.
 
 Como sabemos  por Talavera no pasa el tren, y una de sus ilusiones era  montarse en  el tren, porque  como viene tanto a Guadiana,  lo ha visto muchas veces, pero nunca se había montado hasta... ayer.

 Su madre, como todas quiere siempre que sus hijos sen felices, y le tenia prometido hacer un viaje en tren desde nuestro apeadero hasta Badajoz y luego volver en el mismo transporte.

 Como el único tren que nos queda  es a las nueve y media de la mañana para Badajoz, y temo que pronto lo eliminaran, la noche antes se  quedó a dormir en mi casa.

¡ Que alegre estaba, porque se iba a montar en el tren! A las siete ya estaba despierto, y mas de media hora antes de la llegada  estábamos su madre, el y yo en el anden esperándolo.

 Y... por fin llegó, chirriando los frenos, hasta que  se paró . El niño estaba alucinado.

“ Mama, ¡Que grande...! como diez coche  como el nuestro o mas. Mas grande que los autobuses que pasan por Talavera.    ¿ y nunca se pincha?

 “ No hijo son las ruedas de hierro. Venga sube.

 Y cuanta ilusión le hizo aquel coche semivacío, Cuantos asientos! ¡Que grande...! El niño disfrutaba pero su madre y yo  mas viendo como el  disfrutaba.

 Pegado a la ventanilla,  veía los árboles, las vacas, los puentes  los ríos y los cortijos desfilando.   Decía con la alegría reflejada en su carita. ¡Como corre abuelo...!

“ Mira abuelo, se ha hecho de noche!”

 Habíamos llegado al túnel  que hay en la entrada de la estación de Badajoz y como iba  con la frente pegada al cristal de la ventanilla, lo vio todo oscuro, como la noche.

 “No, hijo-le dijo su madre_ Es que estamos pasando un túnel.

“¿Y que es eso abuelo?”

 No supe muy bien que contentarle pero salí del paso explicándole, que eran montañas muy altas en las que el tren se entraba bajo de ellas  y salía al  exterior por el otro lado. Cuando termine de explicárselo  habíamos llegado  la estación. Badajoz  estaba  delante de nosotros.

 Las tres horas que estuvimos hasta el regreso, estuvo  hablándome del tren. Yo,   lo comprendía: me pidió que le comprara un tren de juguete.

 Nos acercamos a una tienda de juguete, ¡y como no...!Compre el tren. Un tren con su vía y su locomotora, que funciona a pilas. Me costó caro, pero valía la pena porque muchísimo más que el dinero, vale la ilusión  y la alegría de un niño. Aquel día lo pase tan a gusto que no sentí los dolores y achaques de viejo con la alegría de mi nieto.

 Lástima que llegará el día que pierda esa ilusión, y también su inocencia...

                                                          Juan J. Hormigo Bautista 13/9/2010

10 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

      CARTAS AL  VIENTO (3)

 A veces,  muchas veces ,los hombres somos tan necios que creemos que nunca nos va a llegar la hora final, y hablamos necedades y hacemos muchas tonterías. Nos creemos súper- hombres,  nos creemos superiores, siempre queremos llevar la razón, y pocas veces reconocemos nuestros errores.

Somos tan  imbéciles, que no creemos en nada, solo en nuestras propias convicciones. No atendemos a consejos, y nos mofamos de aquel que lleva  una vida diferente a la nuestra.

Nos creemos omnipotentes,
,
Nadie hace las cosas como yo, nadie me gana a esto o lo otro y yo  soy el mejor., aunque bajo una falsa apariencia nos presentemos como  corderitos.

 Esos que tanto saben y  se creen superiores   lo serán, hasta que  Dios, para los creyentes, o la naturaleza para los ateos,  lo quiera . Después son iguales que el mas  humilde e ignorante de los  humanos.  Ante la enfermedad, ante las grandes catástrofes, antes  cualquier insignificancia, todo  el poderío, toda la prepotencia se derrumba como un castillo de naipes.

 Entonces poco nos vale, ser  un superdotado en sabiduría, en medicina, en leyes ( la Ley la impone Dios o la naturaleza) y esos que se creen imprescindibles en el mundo no son nada mas que   un barco en un mar tempestuoso a merced de las olas, hasta que  el abismo se lo traga.

 Por lo tanto ¿ Para que sirve el dinero?  Y la sabiduría  mal entendida, porque la  sabiduría  buena es necesaria para la vida

¡Si, claro para  humillar al que no lo tiene, para que se le abran las puertas de la sinrazón y se le cierren al  pobre con ella;! para que  los lujos y la vanidad  les de derecho a despreciar al indigente, al obrero explotado , al subordinado y hasta  su propia familia.

 Pero... ¡ay!  Luego llega la Ley de  Dios la Ley de la vida, la Ley de la Naturaleza, y lo mismo que  aquel a quien  ha mirado con desprecio, con una sonrisa sarcástica si se ha osado pedirle una limosna de su enorme riqueza,  le ha contestado “ Haber estudiado o haber nacido rico” Yo soy de otra raza, mi sangre es azul ( no he visto nunca ese color en ninguna sangre y por desgracia también la he visto derramar a marqueses) por lo tanto toma; y le da unos céntimos para  decirle. “ Vete y no me molestes mas” 

 Y al final ocupara el mismo lugar. Puede tener un panteón con angelitos de mármol,  e incluso de oro. Un monumento erguido  con una  inscripción  poética. Puede tener muchas flores y plañideras pagadas para  llorarle, todo puede tener. Pero no lo respetaran los gusanos,. Lo mismo que aquel que tiene una tosca cruz de palo y yace bajo un cúmulo de tierra, se convertirá en polvo y allí terminará todas sus riquezas, su  vanidad, su sabiduría y su orgullo.

 Polvo fue y en polvo se convertirá. Polvo fuimos y en polvo nos convertiremos. Se acabaron las medallas, los honores  y los títulos, porque  será lo mismo que aquel que despreció, o al que  lo consideró inferior por saber mas que el, o poseer  meritos adquiridos o  hipócritamente concedidos.
 Allí será un cadáver nada mas, como Rascayú, Porque  todo el poder  que ha tenido  en la vida, se lo ha arrebatado, una bacteria, un terremoto, un accidente , sin que  su sabiduría, su poder su dinero y sus títulos le hayan servido para salvarle la vida.
 Y todo ha sido obra de Dios,  de la naturaleza o simplemente  una imprudencia  de las muchas que cometemos los hombres.

                                                                    
Juan J. Hormigo Bautista.
10 de Septiembre de 2.010 - Poesía enviada por Alonso Marín Molina, desde Guadiana

AL ALCALDE DE MI PUEBLO Y PUEBLO DE ALREDEDORRES


Hay tres pueblos en Badajoz
En el Plan de regadío que son
Valdelacalzada, Pueblo Nuevo
Del Guadiana y Guadiana del
Caudillo


Son los tres pueblos primeros
en el Plan de Badajoz y tienen
tres pueblos viejos en su entorno
alrededor que son Puebla de la
Calzada, Montijo y Lobón


Se despropiaron las tierras a los
grandes latifundios y se hicieron
parcelas para vivir todo el mundo
Pero hay ciertas personas que no
quieren reconocer lo bueno del que
lo hizo para darnos de comer


Hoy hay en Guadiana un Alcalde del
PP que se llama Antonio Pozo y
de segundo Pitel. Sin tener gran
experiencia al principio de mandar
un pueblo que no se acuerda del que
les dio un trozo pan


El atiende a todo el
pueblo uno a uno por igual


Algún día se acordaran del
nombre que quieren quitar
lo del Caudillo al pueblo que
nos trajo un día la Paz


Así somos en España que
nacido en nuestra Patria
somos capaz de venderla
por un plato de patatas


Pero también defenderla y
entregar por ella el Alma.

A mi buen alcalde de España que defiende sus valores
Adelante. Adelante, tu amigo Alonso Marín Molina.

01 de Septiembre de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

¡NUESTRA FERIA EN HONOR A LA SOLEDAD!

 Ya llegó septiembre.... Ya  se vislumbra la feria. Han aparecido los primeros carteles  pegados en paredes y escaparates. Guadiana, se prepara para celebrar el acontecimiento festivo mas grande del año, la FERIA EN HONOR DE  A LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA SOLEDAD.

 Pronto aparecerán las turroneras de Castuera, por nuestra calle Mayor, con sus puestos de miel y azúcar, garrapiñadas, el famoso turrón de Castuera (prohibido poner marcas) y los juguetes para  delirio  de los peques.
 El Babi, los hinchables, para los niños, el toro loco, tómbolas  el Pulpo o la noria y vendedores  de fiestas, que vaciaran los bolsillos de los papás y llenaran de gozo a jovencitas y  muchachotes. Las terrazas de los bares, (si el tiempo no lo impide) se poblaran de sillas y mesas y en torno a ellas parejas de enamorados, matrimonios jóvenes y no tan jóvenes. Y... los toros. Esa fiesta tan española de luz y colorido, que tanto  hace disfrutar a la gente.  (Por desgracia para mi, esa fiesta no me divierte, pero se que, es  la sal y pimienta de las ferias y fiestas  de todos los pueblos y ciudades de  nuestra  piel de Toro. Pues  a ¡divertirse...que por un garbanzo no puede perderse una olla ¡)
 Todo el pueblo,  respirará alegría, buen humor y  diversión. Se olvidara la crisis, los momentos aciagos,  el cabreo por  los bajísimos pagos de nuestros tomates, del maíz, del arroz y cuantos frutos  da nuestra fértil tierra,  regada no solo con las  aguas del gran Anas de los romanos si no también con el sudor de los  agricultores, obreros y  obreras del campo, que con el sol de justicia de este Agosto han tenido que sudar la gota gorda bajo el toldo de las cosechadoras.

  El bullicio se oirá mas allá de nuestro término, llegando el eco a Valdelacalzada, Pueblonuevo, Alcazaba y  las dos principales ciudades de la zona Montijo y Puebla de la Calzada. Que  como todos los años  nos honran con  su presencia al visitarnos.

Y... la  Soledad recorrerá las calles, al compás de la nuestra banda de cornetas y tambores, impartiendo bendiciones a todos los guadañeros y guadianesas, sin distinción, de ideología, raza o religión. 

 ¡Que bonito todo...! Si fuese así todo el año..! Pero... pasaran las fiestas, llegara el otoño y con el las lluvias, el frío, y nos refugiaremos en nuestros hogares, pensando en otra fiesta. La de todo los Santos, La Navidad, Carnavales, Semana Santa,  la Fiesta del Caballo, San Isidro, El mes de Agosto  y otra vez la Feria de la Virgen de la Soledad..

 ¡Como ha cambiado...! desde aquellas primeras, en donde los bailes eran en la fonda, amenizados por una orquesta  de viento. Y en aquella caseta Chicago, de madera, que se instalaba en donde  está hoy el hogar del pensionista. ¡Que bien tocaban, El camino Verde, la Cumparsita, Manolote, Francisco Alegre, la Vaca lechera y Rascayú entre otras.

  ¡Y... el cine,! en las traseras del la plaza, en el corral de Pepe Cabello, con las películas  de la época tan lacrimógenas que había que llevarse dos pañuelos y los dos salían mojados, especialmente por las mujeres, aquellas que hoy son bisabuela, y otras... que ya  se marcharon para siempre. Con aquel Derecho de Nacer,  Porque te vi Llora, Paza Mayor, La  Aldea Maldita, Los hijos de nadie, etc., etc.

 Y los caballitos, las voladoras  y el carrusel. Los puestos de turrón, más rudimentarios que hoy, y las misses. (Hoy reina de la fiesta)
 Desde estas  torpes líneas quiero hacer patente, que la primera MISS, de Guadiana, recayó en la persona de Loly Sánchez, una fontanesa, de ojos azules y muy graciosa.
 Si vives paisana, paisana doble, de aquí de nuestro Guadiana donde estuviste  viviendo muchos años, y de allá nuestra Fuente del Maestre, donde te conocí de niña,  Si tienes ocasión de leer este rifi-rafe, te envío un cordial saludo y te invito a evocar aquellos lejanos tiempos, en que fuiste  ojecto de polémica por tu merecido nombramiento de primera Miss de Guadiana del Caudillo.

 
Termino, deseándoos a todas y a todos, unas Felices Fiestas de nuestra patrona la  Virgen de la Soledad. Y para aquellas personas que  estén en los hospitales de Badajoz, porque no solo  hay personas en  El Infanta, también en el Perpetuo Socorro y aunque menos  la Clínica Clideba, que  nos acoge a los de MUFACE e ISFAS. Pues para todos y todas, una pronta recuperación, y que al año que viene disfruten de estos días de bullicio y jarana,  divirtiéndose  siempre con alegría y moderación.

 A los jóvenes de ambos sexos, les digo que se diviertan, mucho, pero sanamente, sin exceso de  cubatas, u otras bebidas alcohólicas  Un poco alegre si, para olvidar sinsabores, si los hay por el despecho de alguna chica o chico, o porque  los padres por lo que sea no les ha salido las cuentas como querían, y te han bronqueado. ...¡Olvidarlo!... y...ha divertirse, sanamente.
 Y como no... Para los que ya no pueden disfrutar nunca más de estas entrañables fiestas, un respetuoso recuerdo, y una oración a los cristianos por su eterno descanso.

               
                                                                                                   Juan J. Hormigo Bautista

1 septiembre de 2010

08 de Agosto de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

TANATORIO

   Han comenzado las obras del tanatorio.  Como suele suceder con todo hay opiniones para todos los gustos, y todas hay que respetarlas y escucharlas, eso es democracia, Y como la democracia según dicen es libertad, y la libertad es el derecho de hacer lo que no perjudique a los demás, desde mi punto de vista, el tanatorio es un derecho que tenemos todos los ciudadanos  y que no perjudica a nadie,

 La muerte como   el nacimiento  es ley de vida, y como tal hay que aceptarla. Yo no veo mal un tanatorio  esté donde esté. Se quejan algunos vecinos próximos que  van a estar viendo como salen y entran los ataúdes constantemente y a los familiares llorando ( hoy no se llora mucho porque se asume de otra manera que antes) pero en fin.

  Los familiares estarán mas descansados  del cansancio que conlleva la enfermedad y muerte  de un ser querido,

 Al estar en su pueblo,  mas  acompañado por vecinos y amigos, que  nunca tienen ocasión ni ganas de desplazarse a Montijo , Puebla o Valdelacalzada, y no creo que a estas alturas  nadie se  asuste por ver un ataúd, ya que  como digo es  ley de vida.

 Los bares que hay cerca  aunque  la muerte nunca debe ser  objeto de lucro. ( por desgracia lo es). La obra de misericordia de enterrar a los muertos, se ha convertido en un negocio  muy lucrativo, pero  eso no lo va a quitar nadie) y como digo, los bares tendrán mas clientelas, porque vendrán familiares de otros pueblos, y ..¿dónde irán a tomarse un refresco, una tila o  lo que les apetezca,´-.  lógicamente al bar mas cercano.

  Muchos ha puesto el grito en el cielo con la instalación del tanatorio en donde se va a hacer,  pero... desde hace muchos años  hay una discoteca  que nadie se  atreve a  formular quejas, y eso si que es nocivo para la salud, porque el ruido (no música) que genera hasta las seis o la siete de la madrugada, mas las voces de los borrachos, y los orines y otras cosas en las puertas de la calle Extremadura, si  que es  denigrante y de mal gusto, sin embargo ahí sigue año tras año.

 Mejor un tanatorio, donde   velar a un vecino que se nos ha marchado para siempre que la discoteca donde la suciedad y el mal gusto es la seña de identidad toda las mañanas del sábado y algunos domingos. Es mi opinión.

 Otros tendrán otra completamente opuesta. Hay que respetarla y aceptarla, así es la democracia, pero ya es  un derecho a la libertad que perjudica a los demás. 

                      
                                 Juan Hormigo

23 de Julio de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

CARTAS AL VIENTO (2)

En el  Paseo de San Francisco

 La tarde era apacible en plena canícula. Un vientecillo del vecino Portugal era  el causante de que las mesas de los dos quioscos  de refrescos que  uno frente al otro teniendo por  limite el incomparable  templete de la música, del no menos incomparable y bucólico Paseo de San  Francisco, en nuestra  provinciana ciudad de Badajoz, estuviesen  los veladores de sus terrazas , repletos de personas  de ambos sexos, refrescándose con una granizada,  una cerveza o alguna fanta o coca cola.

 Los niños, encantadores como siempre, jugaban a diversos juegos La pelota, los patinetes  los juguetes de estos tiempos  electrónicos, y alguna niña también a la comba. Era raro ver este juego porque al igual que el diabolo o la rayuela y otros de época están  durmiendo en el recuerdo  la noche de los tiempos.

  Aquella  agradable tarde, tuvimos que  ir a Clideba, esa clínica privada de Badajoz, donde nos visitan a los funcionarios civiles y militares, descontándonos aun  un buen pellizco de nuestra exigua paga, y el 30 por ciento de los medicamentos. A nosotros no llegan las medicinas gratis como al resto de los jubilados.

 En fin que  a mi mujer le suministraron las filtraciones óseas mensuales y como terminamos tempranos, nos  agradaba pasear por  las calles de Badajoz.

 A mi en particular me encanta Badajoz-. Si ,ya se que es como un pueblo grande, quizás por eso, porque no  me   satisfacen las grandes urbes, ni los pueblos pequeños tan aburridos y criticones. Por eso Badajoz, para mi es la ciudad ideal.

 En fin que cuando  paseamos un poco por la calle Menacho,¡ preciosa la han dejado,! al igual que la Plaza de la Soledad., nos fuimos a San Francisco y  nos sentamos en uno de los veladores que  acababa de  quedar libre.

  Al instante acudió el camarero, mi hija pidió una  coca-cola, mi mujer una granizada y yo una cerveza  00.  En menos de tres minutos ya estábamos servidos, con lo solicitado y un pequeño plato de patatas fritas de bolsas.

Estabamos, contentos pues a mi mujer las filtraciones le dieron energías y bienestar, como ella dice me dan vida.

 Cogí una patata frita y la desmenucé en la mano rociándola por el suelo, dio el resultado  que yo quería. Al segundo   nos rodearon las  palomas, que buscando las patatas picaban aquí y allá. A esas cuatro o cinco acudieron mas, y como seguí desmoronando patatas y desparramándolas por el suelo pronto tuvimos cerca de cuarenta o cincuenta  colombofilias, alrededor y las mas osadas se atrevían a posarse en mi mano, llena del tubérculo frito y granulado.

 Nos divertíamos, con el frescor de la tarde, viendo a los niños  alegres y despreocupados de la crisis, jugar con sus  juguetes y corriendo detrás de las palomas.  Cerré por un momento los ojos y se me vino a la mente, otro San Francisco. Allá por la lejana década de los sesenta, cuando  éramos mas pobres, y los quiscos no existían. Solo puestos ambulantes, carros de helados y  otros  con una barra de hielo, que a perra gorda vendían  la  mujeres de delantal blanco. Entonces  las niñas jugaban con muñecas de cartón, los niños con caballitos del mismo material.

 ¡ Al rico polo! Pregonaban los vendedores en garrafas metálicas  forradas de corcho, donde guardaban los polos en barras de hielos. Los soldados, salían de los cuarteles y  “ligaban” con niñeras y criadas, que compartían el  pan y chocolate del  infante o la princesita, que su madre le  confiaba a la nurse.

Estudiantes de ambos sexos paseaban  hablando de sus  estudios, y del  futuro de la carrera que habían elegido o querían elegir, en la universidad de Sevilla, Madrid o Salamanca ( en aquel tiempo Extremadura carecía de universidad, pero se estudiaba en el Bárbara de Braganza, para el paso a  la carrera de letras o ciencias.

 En estos pensamientos estaba cuando  oí como una música de fondo. Si, efectivamente era una música melódica aunque no lograba  acertar que era lo que tocaba aquella acordeón.  Un hombre de mediana edad, vestido regularmente, pasaba por los veladores estirando y comprimiendo el fuelle, que  exhalaba  la melodía, o lo que fuera. Detrás una mujer, que adiviné mas joven que el acordeonista. Alta, morena muy guapa con una falda hasta los pies  y  la mata de negro pelo  peinado  en  un estilo no muy moderno, que el aire jugaba con el. Sostenía un plato  pequeño en la mano derecha,  donde se encontraban algunas monedas de  a céntimos . Nadie le echaba nada a la  extranjera en el plato. Se acercó a nosotros, y mi mujer tan caritativa siempre  con los  menesterosos ( si hubiese sido rica  quizás los hubiese  despreciados, pero como es pobre  parece que le atraen) le  dejó  un euro en el platillo. La mujer en deficiente castellano y acento del Este Intuí que seria húngara, rumana búlgara o quizás rusa se deshacía en “grasias señor”. No se despegaban de nosotros tocando  no se que. Mi hija sacó el monedero y le echó en la bandeja 50 céntimos, y yo por no ser menos  aumente el caudal con otros 50 céntimos.  La mujer puso cara de   Magdalena, y otra vez  daba las gracias repetidas veces. Yo cansado de aquella música le dije .

¡Toque un pasodoble hombre ¡. Que no entiendo nada  de lo que sale de esa acordeón,( por cierto no muy nueva). El hombre me miró con cara de circunstancia y  dijo.

 No saber tocar pasodobles

- Pues algo mas bonito.

Eso es bonito, es  de mi tierra.

 Bueno, pues  ya está, ya lo hemos escuchado-dije- para que se marchara. Mi mujer y mi hija no despegaban los labios. La  morena del plato , emitió una sonrisa de complacencia, el hombre abrió de nuevo  la vieja acordeón y  empezó a tocar  Para Elisa,  de la 5º sinfonía de Bethoveen.  No soy gran entendedor de música, pero  me gustó  aquella melodía, es mas, la gente  de las mesas guardaron silencio para escucharla mejor.

 Cuando finalizó, la Morena nos premió con una sonrisa, y  con la mano izquierda que era la libre, saludaba hasta que desapareció  rumbo al otro quiosco. 

  Ignoro de que vivirían, de la música no por supuesto. Seguramente dormirían en algún albergue, y comerían en  el comedor  de la calle Martín Cansado, donde las hermanas de San Vicente de Paúl  tienen  el refugio para  transeúntes pobres y desheredados.¡.. No lo se.! Lo que si se, es que  aquella pareja deleitaba a los  paseantes y  clientes asiduos y ocasionales de aquellos quioscos  del Paseo de San Francisco donde  se refrescan los pacenses y foráneos en  las tardes  calurosas del verano 

 Pensé,- ¿ quienes serán? Artistas de circo, o de teatro, o de alguna orquesta  desecha en su país. O  cíngaros bohemios, o sabe Dios que.

 Pero, fuense lo que fuesen, me hicieron pasar una tarde alegre, nostálgica y relajada. Mucho mas que esos programas de una cadena de Televisión, donde , por muchos millones, sin pudor alguno, lanzan a los cuatro vientos,  las infidelidades y la escabrosa vida, que han llevado y llevan algunas y algunos para hacerse famos@s, sin impórtales calumniar a otras personas de la misma línea de conducta que ellas, viviendo  a costa de  sus  devaneos  y  jactándose de haberse acostado con ....que es muy famoso y tiene muchos millones.

¡ Que mundo señor, que mundo!

                                                                 Juan J. Hormigo Bautista.                                                           
16 de Julio de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 Me robaron la Bandera

 La verdad que el fútbol me importa un bledo, pero me ha  llenado de orgullo patrio ver ondear en tantos balcones y ventanas, azoteas y hasta farolas, nuestra Enseña Nacional, o dicho de forma mas entendible la Bandera de España

  Ya digo que el fútbol me importa un bledo, pero no España y su Bandera., por eso como  muchos, he colocado la bandera en una de las ventanas de mi casa.

 ¡ Que contento estaba yo con mi Bandera!. Si, mi bandera. La que he besado  dos veces- A la que prometí derramar hasta la última gota de sangre de fendiendo el honor de la Patria  a la que ella representa

 Esa Bandera, roja y amarilla o gualda como queráis, que tantas veces  coloqué en el mástil de cuantos cuarteles, fueron mi hogar.  Mérida, Córdoba, Melilla, Úbeda Valencia,  Ribera del Fresno, Guadiana del Caudillo y Badajoz.  En todas esas ciudades, españolas  al cien por cien, he colocado nuestra Bandera. Y la he saludado, y hasta las lágrimas se me han saltado con el toque de oración, o cantando LA MUERTE NO ES EL FINAL. Estas cosas se que no las entiende todo el mundo, hay que vivir y sentir  el amor patrio, TODO POR LA PATRIA, ese lema que  hoy quieren borrar de los cuarteles, ese lema que todos los militares  al leerlo en la puerta de sus cuarteles, presidido por la Bandera, enardecía, o enardece todavía a muchos el alma.

 No se trata de querer la guerra, porque aunque algunos no lo crean, nadie odia mas a la guerra y ama mas a la paz que un buen militar,

 Y esa Bandera que estaba colocada en la ventana de mi casa,  la noche del viernes desapareció.   Al principio me indignó, pero luego he recapacitado.

 Si, el que se ha llevado la Bandera es para colocarla en  un lugar digno, me alegro, si es para honrarla y venerarla, me alegro. Pero...si es para ultrajarla lo detesto. Si es una simple gamberrada, lo perdono. Lo único que le pido, es que  se sienta orgulloso de  ella y lo mismo que yo la venero la venere el o mas si puede. Porque ese trozo de tela que para algunos es un  “cacho trapo”, representa  la unión de todos los buenos españoles La grandeza de España, en trabajo, deportes y como no, en sus ejércitos, policías y políticos sean del  color que sea.

 Todos las naciones honran y veneran sus   símbolos y Banderas. Ahora en estos Mundiales se ha visto que  también los que nos sentimos españoles, queremos a nuestra Bandera. Nada mas que  hay que  viajar por todos los pueblos de España, y será raro por pequeño que sea que no ondee una Bandera Nacional en un balcón o ventana.. Y como para muestra basta un botón hasta en un pueblo tan pequeño como Alcazaba, la he visto al menos en dos balcones.

  Amigo, si, amigo que me has hurtado la Bandera de la ventana, que el domingo la podamos ondear o agitarla, porque aunque sea en Fútbol, España sea reconocida en el mundo como una gran potencia.

 Ya tengo otra. Otra mas vieja, pero que ha representado a España, en el mástil de un cuartel. Que no quiere decir que sea mas que  otras, es solamente la Enseña Nacional.

                                                                     Juan Hormigo Bautista

16 de Julio de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

Cartas al Viento

 Una de estas noches de excesivo calor, no lograba conciliar el sueño, por lo que me levante de la cama que se hallaba empapada de sudor ( es una desgracia estar grueso, las grasas  se derriten y como si fuese tocino que se  desparrama en la sartén llenan todo de pringue).

 Bueno como decía al no poder dormir, me puse el pantalón , la camisa y una zapatillas y fui a refrescarme a uno de los  muchos jardines que disfrutamos en el pueblo: concretamente al que   se ubica en la calle Vegas Bajas, frente a la casa de Pedro Lozano Llamazares.

  En uno de los bancos de forja me senté, no se estaba mal del todo, de vez en cuando un vientecillo  agitaba las hojas de los árboles y espantaba a los anofeles , que faltos de hierro querían sacarlo de mis venas para su mal, porque mi potente mano ( para los mosquitos claro) caía encima y  los espachurraba, y solo quedaban en una diminuta mota roja.

  La hora , las cuatro de la mañana, y nadie andaba por   aquellos  lugares, así que estaba mas solo que la una, y como dice un decálogo de la policía, “ prevenido pero no atemorizado”.. Nunca se sabe, pero en fin nuestro Guadiana hasta ahora –toquemos madera- salvo  algunos  geniecillos que se creen Popeye, es bastante tranquilo y se puede  pasear a cualquier hora del día y de la noche sin  peligro alguno.

 Pero el silencio aunque es bueno-me gusta- aquella noche me aterraba.  No oía absolutamente nada. ¿ Donde se habían ido los grillos, que en las noches estivales nos alegraban con su crik-crik-crik, nada,  ni a lo lejos en los ribazos se escuchaban. Me decia mi amigo invisible.( Bueno no estaba solo del todo, estaba conmigo mi mejor amigo, pero nadie ni yo lo veía) “ No te esfuerces Hormigo los grillos nos han abandonado”
¿ Porque?

¿No lo sabes?. Pues yo si. Las curas, los pesticidas las fumigaciones, los han eliminados. Es el progreso

- Lástima. ¿ Y los ranos? , tampoco cantan en los charcos ni en los arrozales.

Se lo habrán comido las cigüeñas

¿ Todos?

 La verdad que  quedé  escéptico con lo que mi amigo invisible me decia.

 El progreso

  Ni salamandras había en las paredes  cazando mosquitos. Quizás al cambiar la luz de blancas a amarillas, o encontrarse los arrozales mas distantes los anofeles  hayan disminuido, aunque  algunos en mi se cebaran

Ni luciérnagas. Llamados vulgarmente rayos de la tierra, se oía su cante.

 Ya  cuando  las cortinas de oriente se descorrieron, y la aurora lechosa iba  alumbrando lentamente  la tierra, empezaron a oírse  algunos cantes. ...!Pero que cantes.! El  de las motos manipulados sus tubos de escape para que cantara mas fuerte; los altavoces adosados a los coches a todo rendimiento y de cuando en cuando un estridente bocinazo llamando a alguien que se le pegaron las sábanas.

 Y del bucólico pero inerte jardín, me encaminé al campo, en compañía de mi amigo invisible, esperando escuchar  el trino meloso de la alondra mañanera, ¡desilusión! Ni el cuco, ni la abubilla, ni el cantor ruiseñor, nada, todos callados, solo  los tubos de escape cantaban. Es el progreso Hormigo-volvió a decirme ahora no se quien.  ¡¡Es verdad!! Le respondí, es el progreso.
 
Y los cardos en los ribazos, y las tagarninas en los barbechos, las romazas en las frescura de los arroyuelos, los hinojos y las  rojas amapolas, y tantas especies que yo conozco y no las encuentro ¿ donde están?
 Es el progreso Hormigo

Vale amigo, es el progreso es verdad.¿ Y las tormentas de verano?

 ¿ Eso para que?
 ¿ que para que! - Decia mi abuelo- “ las tormentas son las madres de los melonares,
 Bueno aquello es de secano aquí no hacen falta

- Pues un amigo de mi abuelo  astrólogo decia. “ Nadie sabe el bien que hace una tormenta a la capa de ozono y a purificar la atmósfera, paliar el sofoco y  aumentar el caudal del agua.

-¡Ay, ay! Que te están llamando gilipollas. No ves que las destruyen con cohetes para que no dañen los frutos.
 Si lo se, pero benefician como he dicho otras cosas.

- No digas eso que se ríen de ti.
-Vale estoy acostumbrado. Pero  como es el progreso, alguna vez los que tantos se ríen lloraran.

Bueno, vamos  para casa, que hoy viene calentando de lo lindo. Y no se mueve ni gota de aire.

  El progreso...

 -¡ Mira!...mira! amigo una mariposita blanca.

 Cerca muy cerca volaba sin saber donde posarse una diminuta mariposa blanca, buscando una flor silvestre que no encontraba para posarse, y como no había ninguna se posó en  el pernil  izquierdo de mi pantalón. La cogí, no ofreció resistencia ¡ Para que! Si la muerte la tenia segura, la puse en mis manos y soplando le dije “ Hale a volar” a ver si encuentras el progreso. No llegó muy lejos, pasaba un tractor por el camino, y ciega o quizás creyendo encontrar la vida que le faltaba, se pegó al radiador. Lógicamente murió en el acto.

 Es el progreso, amigo, es el progreso. Oí la voz confusa de mi mejor amigo.

                                                 Juan Hormigo Bautista

29 de Junio de 2.010 - Correo enviado por María Alvarez Morillo desde Valladolid

Hola, soy María soy sobrina de Mª Jose y Romero, (de Valladolid). . . . . . . . . . . . . . . . . y hoy dia 28 de mayo se hace un mes de la muerte de mi abuelo, y queria dedicarle algo en el tablon ya que e era socio , y creo que a el le hubiera gustado que le recordaramos ahi. Bueno espero que se publique pronto, ahí va a ver que me sale¡

" Hoy, cuando aun el sol no ha llegado a calentar, se cumple un mes desde que te fuiste a tu viaje mas importante. Te nos has escapado como un suspiro, aun te buscamos ahí en tu sillón , el respaldo aun huele a tu colonia, tu ropa sigue en tu armario y tambien huele a ti, esto hace que nuestra nostalgia se apuntale hasta su nivel máximo.

Hay dias que siento oir tu voz, pero ya no estás, siento como que me falta ruido, oirte bostezar, oirte llamarnos, oir tu tele.... La vida ahora nos parece eterna y no sabemos como ser feliz si tu no estas, buscamos mil motivos para intentar seguir adelante, pero no sirven de nada... tu no estás.

Necesito saber que estas en un cielo , en un sitio mejor, descansando por fin, pero esa idea no consuela nuestra falta, no vemos que haya cielo mejor que poder estar todos juntos, que poder compartir aquellas fiestas en las que por desgracia este año tu no estarás.

Quisiera volver a ser una niña, esa niña que jugaba junto a tu coche en una caja de tomates, y a la que enseñabas raíces cuadradas en tu sillón. Quisiera volver atrás y seguir siendo tan inocente que nada pudiera hacerme daño, quisiera volver atrás y que tu estuvieras, que tu me llamaras "María" una vez mas, solo una vez más...

Si la gente supiera que tipo de abuelo eras... entenderia el porque de tanta pena, aunque fui una sorpresa empezaste a quererme como a una de tus hijas desde el primer latido de mi corazon.

Lo que mas recuerdo de ti es tu manera de mirarnos en tus ultimos latidos... tenias solo fuerza para estar con nosotros , para que pudieramos disfrutar de ti un minuto, recuerdo ese dia hace un mes como si estuviera pasando hoy otra vez, como abrias los ojos para vernos , como apretabas nuestra mano, como intentabas decir tus ultimas palabras... esa imagen da vueltas desde mi cabeza a mi corazon, "no puede ser" repite mi mente "no es posible" "no se puede haber ido"....

Aun no me lo creo... ¿Será posible creerlo en algún momento? siento que vas a aparecer en cualquier momento, siento que vas a llamar diciendo "no me he ido" mi corazon no quiere adminitirlo...

Hoy quería haberte dedicado algo mas alegre, algo mas animado, decirte que lo llevamos mejor, que estamos bien....pero solo puedo decirte que aunque nuestros momentos ahora mismo no son muy fáciles, que aunque nuestra vida ahora se ha convertido en color gris, nosotros seguimos unidos, seguimos dados de la mano para superar todo, para seguir para alante , para intentar volver a sonreir.

Aunque halla pasado un mes, seguimos echandote de menos como el primer dia, y seguimos queriendote como siempre, nada va a hacer que tu recuerdo no esté presente dia a dia en nuestra vida, cualquier paso que damos lo damos pensando en ti, y cada suspiro de nuestra alma va directamente al cielo a sentarse junto a ti.

Estes donde estes y nos veas desde donde nos veas siempre te llevaremos en nuestro corazon y nuestros pason se guiaran por ti.

Ahora un ultimo favor te pedimos, desde allí cuida de nosotros y sobre todo de ella, que seguramente te eche mas de menos que nadie.

Espero que tu tambien nos lleves en el corazon y que sepas que te queremos cada dia un poco mas¡ "

Bueno y esto es todo¡ espero que lo publiqueis cuanto antes.

Un abrazo.

25 de Junio de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

    ALGUNAS REFLEXIONES

¿Porqué no  nos amamos como hermanos?
Porque no atendemos los consejos de Cristo
Y trabajamos por la paz, por la justicia y libertad?

Pero ¡Ojo! En esto de libertad
Porque no es lo mismo que libertinaje.

 Si te encuentras un caído
Levántale.
No le pises con el pie.
¡Es un mendigo..! mas amor demuéstrale
!Es un drogata,! no lo desprecies, procura por todos los medios que salga del vicio.

 A los extranjeros y no extranjeros que piden en las escalinatas de las iglesias, socórrelos con lo que puedas. No mires si son gitanos, rumanos, pasquitanies o peruanos. No lo premies con una mirada de desprecio, piensa  que son hijos de Dios y como tal son tus hermanos.

No ambiciones ni envidies las inmensas riquezas;  se es mas feliz siendo pobre.

No maltrates a un animal. Eso no es de buen cristiano ni buena persona. Piensa que los animales por fiero que sean huyen del hombre, porque somos la especie mas depredadora que puebla la tierra.

 No ofendas ni critiques a una mujer. Puede haber sido tu madre o tu hermana. Si cae en vicio, intenta levantarla, si no lo consigues, reza por ella.

No te preocupes por  el que dirán. Si sigues  un canino recto de nada tienes que avergonzarte. Piensa que todos tenemos defectos y virtudes.

 Se puedes ser  de izquierdas o de derechas, lo que no se debe ser es un vengativo resentido.

 Perdona a los que te han hecho alguna afrenta o mal. Como decimos los cristianos, Dios  todo lo ve.

  Perdona a la adultera, aunque sea tu mujer. Y nunca tires la primera piedra, tampoco tu eres un santo.

Asiste a los entierros, pero con respeto, y arropando a la familia. No solo para que te vean. Si eres creyente, reza una oración por el alma del difunto, si no lo eres muestra respeto y consideración, sin risas ni chistes. Piensa que  a los familiares del difunto no le agrada esto.

Acaricia a los niños, y darle buenos consejos. No pienses que  las buenas costumbres están desfasadas. Es mejor una  juventud sumisa y educada que no libertina y salvaje.

Si no te gustan las procesiones, no vayas, pero muestra sumo respeto a la imagen.

 Soy antitaurino, pero respeto a los aficionados. Yo por mi parte no  asisto a ese espectáculo” de arte y valor”

 El deporte es bueno. Y da muchos millones, pero piensa que hay otras cosas mas importantes que el fútbol, como es sembrar trigo y no todos sabemos darle patadas a un balón.

 No critiques a los que entran en la iglesia, y respeta su devoción. Nadie los obliga como a ti tampoco de que no asistas.

El sofá y la televisión son nefastos. Da paseos y caminas todos los días al menos una hora.Te sentirás mejor

 Respeta los árboles y los pájaros, Unos purifican el aire, nos dan sombra y frutos, maderas y hasta medicinas. Los pájaros nos libran de mosquitos y moscas y nos alegran con sus trinos. ¿ Te gustaría vivir en un desierto?  Pues en eso se convertiría nuestro pueblo sin árboles ni pájaros.

  Si eres joven diviértete. Pero sin esos descomunales ruidos que lleváis en los coches, ni el de la discoteca. Piensa que  eso molesta a enfermos y ancianos, para conciliar el sueño. También tu llegaras a viejo y estarás enfermo.

 Respetad a la policía local, y a la guardia civil, no están puestos para fastidiarnos ni amargarnos la vida, están para protegernos y defendernos de agresiones.

 Sintámonos orgullosos de ser españoles, extrémenos y guadianeros. Yo me siento orgulloso de ser todo esto y además fontanés, porque Fuente del Maestre, me vio nacer y de allí vienen mis raíces. Cada uno del suyo  debe sentirse también orgulloso, aunque sea una triste aldea.

 

 Juan J. Hormigo Bautista.

14 de Junio de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

                   CARTAS  AL VIENTO. . . . .

                       . . . . . . . . UNA OPINIÓN MIA
 
 Recientemente he regresado de un viaje largo, o regular, porque  si nuestras vías férreas fuesen como las de Castilla la Mancha, o la Comunidad valenciana, estoy seguro que el tiempo empleado entre Badajoz y Valencia, no duraría 10 horas, sino la mitad 5. Porque  emplea mas horas de aquí a Puertollano, que es una parte del trayecto, que de la ciudad minera a la capital del Turia.

 Esto viene a cuento, porque todos los extremeños nos quejamos de ese tren llamado Arco, que con un solo vagón parte de Badajoz y cuando llega a su destino  Barcelona, arrastra mas de diez.

 Es cierto que el peor de los coches, se lo ponen a Badajoz, es cierto que el bar-restaurante se lo dejan al de Andalucía y a nosotros nos dejan  con un  vagón como los del  antiguo oeste, y es cierto que  en el trayecto citado  marcha a paso de burro, que cuando llega a Badajoz, los de Sevilla , Málaga, Córdoba, Jaén y Almería, llevan  dos horas en su destino.

 Pero... ¿Cómo nos vamos a comparar con  las demás autonomías, si tienen una vía  de primera, todas la líneas electrificadas y los coches  completos de viajeros.

 Aquí en Extremadura y mas en Badajoz, preferimos el autobús al tren, eso está comprobado, porque no es un solo viaje el que he hecho a Valencia, Madrid y Barcelona, han sido muchos, y siempre lo mismo, Nuestro tren es el peor, claro si cuando salí de Valencia llegó lleno. y al llegar a Ciudad Real iba la mitad, pero no queda ahí, que en  Puertollano, bajaron  otros tantos, quedamos unas diez personas. En Montijo bajamos seis y a Badajoz llegarían 4. ¿ Se puede mantener un tren con cuatro viajeros que llegan a una ciudad como Badajoz?  Ustedes dirán.

  En fin, hay que respetar todos los gustos Aquí al contrario que en toda España nos decantamos por el autobús, y los pocos trenes que  por Extremadura circulan van con el maquinista, el revisor y algún  que otro  como yo, que lo prefiere al automóvil o al autobús..

 Y, si así van los trenes convencionales, que son mas baratos ¿ Como  irá el AVE,? si tenemos la suerte de conocerlo circular por nuestra provincia.

 Mi opinión es, que ese dinero que se están gastando en el tendido del ave, lo hubiesen empleado en mejorar  las líneas de nuestra región como están las del resto de España, quizás el  ferrocarril, tuviese el éxito que  en otras autonomías tiene.

 Porque cada cual puede opinar como quiera, pero  un viaje  de aquí a Barcelona en tren, se llega mas descansado y mas relajado que en autobús o automóvil, salvo gustos.

 Y piensen que esto es solo una carta al viento, sin animo de molestar ni incordiar a nadie.

                                                                                       Juan Hormigo.

7 de junio de 2.010 - Correo enviado por Fernando Fernández Terraza desde Guadiana

LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

En la vida las circunstancias son las que mandan, también para nuestra joven democracia.

Cuando aún  andaba a gatas, hubo un pacto entre caballeros para poder hacer una transición en paz y favorecer la convivencia entre todos los españoles. Este pacto no incluía el olvido de la reciente historia vivida en España. Una vez terminada dicha transición y con la mayoría de edad de nuestra democracia, las circunstancias vuelven a mandar y muchos españoles que hoy en día todavía tienen seres queridos enterrados en las cunetas o en lugares desconocidos, lo único que le piden a sus representantes políticos es que les ayuden a recuperarlos para poder darles un entierro digno.

El Gobierno Socialista considera justa esta reivindicación, por eso ha elaborado una ley que ha sido aprobada por el Congreso de los Diputados.

Por suerte, muchos de los que leen estas líneas no tienen seres queridos  enterrados en las cunetas por el capricho de un dictador, de ahí que entienda, incluso que comprenda que esto de la LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA les parezca una polémica artificial, cansina y machacona. Además, debo  respetar la opinión que tienen de seguir homenajeando a un dictador o manteniendo los símbolos franquistas, como es  la coletilla  que le sigue a Guadiana.

Pero desde luego lo que no entiendo, no comprendo y de ningún modo admito, es que se mienta tan descaradamente sobre el trabajo que lleva realizando el Grupo Socialista desde que se aprobó la Ley. Hemos presentado dos mociones en los plenos del 24 de abril y 27 de noviembre de 2008, incluido los muchos debates en diferentes plenos con el objetivo de  que el gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Guadiana cumpla con esta Ley eliminando los símbolos franquistas -empezando por el del nombre del pueblo-. Si no han sido aprobadas es porque todos los concejales del Partido Popular han votado en contra. Los ciudadanos de Guadiana que siguen los plenos municipales pueden dar fe de ello, pero cualquiera lo puede comprobar porque las actas son públicas.

Desde el Grupo Socialista respetamos todas las opiniones de los vecinos de nuestra localidad, pero eso no significa olvidar la historia más cercana de nuestro país, sino que esperamos que ésta sirva como referente para favorecer mejores relaciones entre todos nosotros.

 Fernando Fernández Terraza
 Grupo Socialista

28 de Mayo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

CARTAS AL VIENTO

  Decía mi abuelo.” Cuando te lancen un dardo, procura arrancártelo  y guardar la sangre de la herida para el lanzador, puede que algún día le haga falta. Pero jamás se lo devuelvas  para herirle como el hace”

¡ Que cosas tenia mi abuelo!

 Bueno cuando leo  algunos correos en nuestra pagina de opinión, parece que algunos dardos hirientes, van contra la placa de los escritores  “¡Abueeelo que  alguien lo ha tomado con la placa!...”, y por su puesto me siento aludido al..digámoslo así, libelo (vean el  diccionario lo que significa libelo),   y, me siento ante el ordenador, a devolvérselo, pero en esos momentos cuando voy a teclear, otra vez mi abuelo y me dice,

 “Eh” quieto. No te pongas a la misma altura, y sigue con tu marcha, porque el camino recto es el que llega antes al punto de destino” y entonces desisto..

 Pero de mi propia cosecha....-  “Abuelo... no me reprendas mas, que el siglo XIX y XX fueron muy diferentes al que vivimos hoy-“ Este abuelo mío siempre con el  honor, la palabra de hombre y el perdón en la boca.

- Déjeme ya, que quiero exponer  que , porque esa inquina de algún señor y quizás también señora a la  referida placa.  Guadiana del Caudillo, como todos los pueblos, tienen cosas que a unos les agrada y a otros les molesta.

 A mi también hay cosas que me estorban, que quizás las deteste,(digo quizás las deteste porque   oigo esa palabra pero no se lo que  significa). Sin embargo las dejo rodar. Yo soy muy poquita cosa, y si  a los que le gustan son mayoría, , bueno pues que disfruten, tirando cohetes porque ha ganado  ¿quién? Dicen que el Barsa - no se escribe así pero ni soy catalán ni encuentro la tecla apropiada. O, el Madrid, o el Cafarnaum. me importa eso un pimiento. ¡Ah! ¿donde he leído yo esto? En algún sitio pero no le recuerdo “Si, abuelo déjeme ya-“.. Se ha comprobado que en Guadiana sin Caudillo, como queráis,  no es solo el de la fonda el poeta ( mis mas honorables respetos para este hombre), sino que hay muchos mas, y poetisas y escritores. El mismo lo es, aunque  escriba con dardos y la sangre  de los poetillas que mana la herida.

                                                                 Juan Hormigo Bautista

24 de Mayo de 2.010 - Correo enviado por Manuel Moruno Rodriguez desde Guadiana

Caudillo sí, caudillo no, ¡qué pereza!

Caudillo sí, caudillo no, ¡qué pereza!

Guadiana del Caudillo, pueblo en el que vivo, es un pueblo como muchos pueblos que salpican la geografía española.

Se acuesta y se levanta cada día con sus penas y sus alegrías, sus problemas y sus soluciones,

El tomate, que este año se va a pagar más barato que el año anterior, pero eso ya lo sabíamos, el maíz que estará al mismo precio que cuando se sembraba a mano, pero eso también lo sabíamos, el pladur que no pasa por sus mejores momentos, todos sabíamos que pasaría tarde o temprano, el Barça gana la liga, pero eso ya lo sabían los culés.

En los bares se sigue hablando de los tomates, entre carta y carta también se habla del maíz, del gasto de las comuniones, de lo bien que estuvo el día del caballo en el campo, de la romería en el campo, del día de San Isidro en el campo, que sí estamos hasta el moño de tanto campo, etc.

Bueno también se habla de los chismes y comidillas, de algún vecino o vecina, pero eso aquí no viene a cuento.

Lo cotidiano en Guadiana del Caudillo.

No, de la polémica de quitar “caudillo” del nombre del pueblo, no se habla nada, ¿porqué?, pues porque es un tema que no desata ningún interés.

Se dijo en el foro, que los vecinos tenían miedo a tocar el tema, pero eso, o no es cierto o nuestro alcalde es un valiente porque ha bautizado a todos los edificios públicos con el nombre completo de nuestro pueblo, cementerio, centro de transportes, casa de la cultura, centro de día, de Guadiana del Caudillo.

Yo estoy de acuerdo, porque es así como se llama nuestro pueblo, Guadiana del Caudillo.

Esta polémica artificial, cansina y machacona de unos pocos, en suprimir “caudillo”, sólo se queda en deseo, porque nadie, absolutamente nadie ha empleado ningún conducto reglamentario, con la petición formal al Ayuntamiento para que se debata en pleno.

En el foro se calentó tanto el tema entre dos foreros, que poco faltó para llamarse asesinos unos a otros. Ahora parece que se respira tranquilidad en las trincheras.

Parece que también se ha tranquilizado el del spray, y eso que aún le queda una señal por rectificar, no se habrá dado cuenta, o no llega, por que esa está más alta que las demás.

Hay quien da las gracias a los que dieron su vida, en la guerra civil supongo, porque gracias a ellos se pudieron reunir en paz y libertad para descubrir una placa en un rincón de nuestro pueblo, por ello les pide a los compañeros de corporación que se comporten de forma democrática. ¿Ah, pero no era esa la forma de gobierno, una democracia, o es que no ha habido elecciones?

Nuestro pueblo se llama como se llama, Guadiana del Caudillo y existen formas y métodos para plantear un cambio, y nadie mejor que quién de forma democrática forma parte de esa corporación, para plantearlo, no lo han hecho, ¿a qué esperan? A lo mejor tendrían que utilizarla misma fórmula que se empleó para convencer a la corporación y darle nombre a un rincón del pueblo con placa incluida.

Si esto se hace, no seré yo el que utilice el spray para demostrar mi descontento, pero si no llega a resultar, deberemos acordarnos que hay una corporación que fue elegida democráticamente, y que sus decisiones deben ser asumidas por todos, todos. Hay elecciones más adelante.

Manuel Moruno Rodriguez
Plaza Mayor numero 4
Guadiana del Caudillo
(Badajoz)

24 de Mayo de 2.010 - Correo enviado por María Morales desde Mollet del Vallès

FOTO DEL SILLERO

el silleroHola Carmelo, encantada de volver ha enviarte un nuevo mensaje, en esta ocasión y después de ver en la pagina de matrimonios y en concreto en el apartado de escribe aquí tu opinión del día 1 de febrero donde el Sr. Homigo hacia un homenaje al sillero el cual me emocionó pues yo en mi libro particular también le dedico unos párrafos con una foto que le tome en un día de Agosto en el mercadillo en Guadiana.

Me gustaría si es posible publicaras la foto no te voy a escribir lo que a él le dedico, pero imagino que al Sr. Hormigo le hará ilusión si en este caso se trata de la misma persona.

Mi escrito comienza. EL TIEMPO SE DETIENE.

Agosto-2001, es verano el mes de las vacaciones, viernes día de mercadillo, paseando por las calles.....


Un saludo para ti Carmelo.
Mari. desde Mollet del Vallès

21 de Mayo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

Sobre la polémica que hay en el foro 

Algunas veces, cuando  esta abierto el foro  lo repaso y leo algunas cosas.No escribo en el  porque me da un poco de grima tantas tonterías y barbaridades como en el se leen, y porque no estoy registrado. Si el foro fuera para unir, para que  nuestro pueblo sea una localidad envidia de las vecinas, para que se fomente la cultura, y sobretodo para no crear rencillas por la  m... de la política, me inscribiría en el.

 En muchas ocasiones he dicho que soy apolítico total, muchos no se lo creen pero así es. Los de izquierdas me consideran “facha o carca” como ellos dicen, los de derecha creen que me inclino hacia la izquierdas, en fin cada uno opine lo que le guste o le convenga, soy apolítico, y lo soy primero porque no me llena la política, no digo que en ambos partidos mayoritarios que son los que llevan la voz cantante en esta nuestra piel de toro, cada vez mas resquebrajada, no existan  personas buenas. Si, las hay. Existen personas buenísimas en el partido socialista, y buenas personas en el partido popular, pero.... Cuando nos tocan los intereses personales, nos volvemos  diferentes a lo que sentimos o pensamos.
 
Otra motivo por lo que soy apolítico es por mi condición de guardia civil ( si, hombre si,... los verdaderos guardias civiles no entienden de política, sino de orden, justicia y paz) Se que alguno puede salir por peteneras, recordando a tal o cual guardia, lo gorrón que era y todas las cosas que como seres humanos, tenemos, incluyendo a ellos)

 Mi satisfacción seria que Guadiana, con  Caudillo o sin el, eso me tiene sin cuidado, fuese un pueblo unido, trabajando por su prosperidad, por su cultura y su grandeza,. Un pueblo que  fuese conocido en toda España, por su laboriosidad, su trabajo, su unión entre todos los vecinos, con armonía  sin el yo soy mas que tu, porque tengo mas dinero, porque se mas, porque soy del partido tal o cual.

 Otra cosa es,  en mi humilde opinión, que debemos de enterrar para siempre las cosas malas de Franco que fueron muchas, y también las de la II Republica, que no fueron pocas.

 Mirar hacia otros horizontes, ahora que  nuestro pueblo  por fin  gracias a la labor de todos los primeros ediles desde la instauración de la democracia, se va a convertir en otro municipio de Extremadura y del mundo, trabajar codo con codo por su grandeza para (ya lo he dicho antes, sea conocido en  al menos en Extremadura, por su entusiasmo, progreso, unidad entre todos los vecinos e igualdad.

 Nuestro pueblo  ya no es como en los años de su fundación que sus habitantes decían. “Yo soy de Jerez de los Caballeros, yo de Helechosa, de Hornachos o Barcarrota, por poner algunos ejemplos. Hoy ya todos somos guadianeros, y por lo tanto debemos  mirar  por el bienestar de  Guadiana, por hacerlo un pueblo grande, prospero y culto.

 El mes pasado se descubrió una placa homenajeando a TODOS Y TODAS los escritores de Guadiana.  Soy consciente de que ha habido  burlas, criticas de todas clases. Es verdad que la iniciativa partió de mi hija Lucía y yo la corroboré, pero no  con la intención que fuese para mí, sino para todos los escritores, no solo de Guadiana de todo el mundo, porque los de aquí somos poquita cosa aunque con nuestros humildes escritos, y poesías también colaboremos  a la cultura universal. No me siento ofendido, ni enojado, cada cual allá con su opinión, pero ahí ya se demuestra que  no existe unidad ni  deseos de  colaborar en todo lo que de bueno se haga por el pueblo. Y... termino.

 Ya soy mayor, tengo 71 años. Poca familia voy a dejar en Guadiana, porque por una u otras razones  solo una hija  y un nieto se quedaran aquí, los demás todos y son tres mas, viven y vivirán fuera, no muy lejos ;Talavera y Montijo excepto el mayor que  ha optado por la tierra que lo vio nacer, Valencia, pero  como guadianero de adopción, desearía que cuando yo haya desaparecido, mis nietos e incluso los hijos de mis nietos, se sientan muy orgullosos del pueblo que acogió a sus abuelos, cuando  el hambre y la miseria  invadían el pueblo de su nacimiento.   Nuestro Guadiana, también del Caudillo, cada uno lo llame como quiera, pero sin rencor, sin polémica y sobretodo sin odios.

                                                                          Juan J. Hormigo Bautista

 

7 de mayo de 2.010 - Correo enviado por Fernando Fernández Terraza desde Guadiana


El viernes 23 de Abril,
en la plazoleta de la calle La Puebla, asistí al descubrimiento de una placa en la que se lee EL RINCÓN DE LOS ESCRITORES. Un homenaje a todos los ciudadanos/as de Guadiana que plasman en un papel sus sentimientos, vivencias, sueños y recuerdos para el deleite de los que somos aficionados a la lectura. En las intervenciones  que hubo, se recordó a todas las personas que ya no están con nosotros, a las madres, a los jóvenes y a  la primera guadianera que escribió un libro sobre los orígenes y el deambular de nuestro pueblo hasta nuestros días.

La propuesta de este rincón fue cogiendo forma hasta que se hizo una petición formal ante el Pleno del Ayuntamiento. En dicho Pleno, la Corporación que representa al pueblo  aprobó por unanimidad este merecido homenaje a nuestros paisanos.

Este entrañable y sencillo acto, al que todos los presentes acudimos en paz y libertad, hace algunas décadas no se podía realizar porque gobernaba en España un tipo que se autodenominó “el Caudillo”, debido a que llegó a ser el Jefe del Estado tras un golpe militar al que después siguió una Guerra Civil y, posteriormente, una larga dictadura de 40 años.

Por todo ello, les exijo a todos los compañeros de la corporación que hemos sido elegidos democráticamente en las últimas elecciones municipales que nos comportemos  como demócratas; que no insultemos la inteligencia de nuestros conciudadanos y respetemos la ley.
Basta ya de tanto caudillo en los edificios municipales y quitemos, de una vez por todas, los símbolos franquistas.

Mi más sincero agradecimiento y mi recuerdo a todos los que un día dieron su vida para que el pasado 23 de abril pudiéramos reunirnos en paz y libertad.

 

            Fernando Fernández Terraza
            Grupo Socialista

21 de abril de 2.010 - Correo enviado por José Santos Durán desde Barcelona

Hola soy José el hijo del cojo. . . . . . .

jose duran

 

 

y de Elena, felicidades por todo lo que hacéis, que me traen tantos recuerdos. espero recibir mas información y fotos de mis amigos; Gregorio Navarro, Mateo Plaza, Eugenio Pitel, Miguel Prado, Francisco el hijo de frascorro.

José Santos Durán

18 de abril de 2.010 - Correo enviado por Emilio Guerrero Sanabria desde Guadiana

CAVAL, ES ALGO MÁS QUE CAVAL



De entrada felicitar al pueblo de Valdelacazada, ellos nos han demostrado una vez más, que solo la unión y la lucha pueden hacer posible que los pueblos vallan hacía adelante. A la difícil situación en que se han encontrado los socios de CAVAL, solo se le podía hacer frente uniéndose como una piña, teniendo el apoyo del resto de vecinos y de la comarca. Esto que en Extremadura es poco frecuente se ha conseguido en esta ocasión, haciendo posible que se pueda llegar a un acuerdo y mirar al futuro con esperanza.

Esto solo es un primer paso, por eso hay que ser conscientes que en adelante se debe trabajar duro, para que mientras aparecen los responsables que han generado la deuda, se tendrá que ir pagando con el fruto del trabajo que valla generando CAVAL.

CAVAL es el nombre de la cooperativa de Valdelacalzada, pero cuando hablamos del problema que recientemente se ha presentado, estamos hablando de algo más.

Con CAVAL se esta escribiendo un capitulo más de la historia del pueblo extremeño, que unas veces por confianza, otras por desidia, en lugar de actuar con compromiso, sensatez, responsabilidad y en vez de escuchar, y apoyar a aquellos que actúan con honradez yendo de frente buscando el interés de todos. La mayoría de los ciudadanos se dejan llevar del oportunista de turno que con palabrería fácil nos ofrece una y otra vez el timo de la estampita, y una vez y otra volvemos a picar.

CULPABLES


Teniendo en cuenta la idiosincrasia del pueblo extremeño alimentada a lo largo de su historia, hasta nuestros días por aquellos que desde distintas posiciones han tomado las decisiones que han marcado nuestras vidas, y el subdesarrollo de nuestra región. Han hecho una sociedad extremeña apática, conformista, servil…., falta de sentido critico para exigir el respeto que nos merecemos, ya que es la única forma de conseguir un mayor progreso y una región más desarrollada.

Teniendo en cuenta estas características y no eximiendo a nadie de la parte de culpa que le corresponde, lo que si esta claro es que quienes menos culpa tienen de crear esta situación de CAVAL son los socios.

Cuando tenían sus explotaciones funcionando adaptadas al vacuno de leche, se les obligo a reconvertirse a fruti cultores, perdiendo todo el trabajo y las inversiones que durante años habían dedicado al ganado. A pesar de eso se adaptaron al cultivo del frutal, y una vez más con esfuerzo, sacrificio y nuevas inversiones, como buenos profesionales consiguieron calidad y buenas producciones dando vida no solo a su pueblo, sino que además generaron empleo y progreso para la comarca, y otros sectores, en lo que respecta a los socios de CAVAL han cubierto concreces la parte que les corresponde.

Queda más que patente que lo que ha llevado a CAVAL a esta situación ha sido la mala gestión, pero más grave aun es ocultar a los socios lo que estaba pasando, engañando a unas personas que tenían depositada su confianza en la gerencia, ya que ellos son campesinos no gestores.

Si por unos trajes al presidente de la comunidad Valenciana se esta liando, lo que se esta liando, que por otra parte esta bien que se aga, en un asunto como es lo que esta ocurriendo en CAVAL, por lo que supone tanto económica como socialmente, necesariamente debe intervenir la inspección de Hacienda, y la fiscalía anticorrupción, para que los responsables sean quienes paguen en lugar de los socios.

Junto con la gerencia, la Junta de Extremadura es la máxima responsable de lo sucedido, ya que era conocedora de que el nacimiento de CAVAL se debía a que la antigua cooperativa Colonos de Valdelacalzada, atravesaba por dificultades, y para evitar embargos de las ventas constituyeron CAVAL.

En aquellos momentos a la Junta de Extremadura le interesaba políticamente que CAVAL funcionase, dando todo su apoyo para que así fuera, ya que le ofrecía el marco idóneo para que el presidente de turno se hiciese la foto cada dos portres vendiendo la generación de empleo y el progreso de Extremadura, llevando como modelo al resto de la región a Valdelacalzada, y el sector de la fruta.

En la situación actual la Junta de Extremadura tenía la obligación, y la responsabilidad de intervenir para que CAVAL siga funcionando, para evitar la ruina de todo un pueblo, y posibles males mayores.

En Valdelacalzada nos estamos jugando algo más que la economía de un pueblo, nos estamos jugando el retroceder 60 años, y llegar a situaciones dramáticas para muchas familias, después de muchos años de esfuerzo y sacrificio para vivir dignamente, sin más culpa, que la de no haber sido capaz de rebelarse contra el caciquismo que desde hace siglos viene asolando nuestra tierra y nuestras vidas .

Nos estamos jugando el que de una vez por todas empecemos a ser solidarios, pues los pueblos que se cierran al individualismo están condenados al fracaso. Por esta razón debemos hacer que el problema de Valdelacalzada, cuyo pueblo esta luchando para resolverlo, sea un problema de todos y en la medida de nuestras posibilidades solidarizarnos con ellos y apoyarlos.



Fdo.: Emilio Guerrero Sanabria
Coordinador de OCE

29 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 LA SEÑORA FRANCISCA CAÑA

En primer lugar, felicidades la familia de la señora Francisca Caña, por  su siglo de vida. Conocí a esta mujer hace muchos años, desde cuando vivía en el  parque en un barracón. Yo trabajaba en el referido parque o bosquete del que era capataz su marido José Claudio. 

 Era yo muy joven pero ya veía buenas cualidades en esa mujer. Años dificilísimos y con muchos hijos como  era normal en aquellos años,  vivía  para ellos y por ellos. Recuerdo a su marido el señor José el del parque, al que algunos le dieron por decirle el tío gorra, no porque fuese gorrón, no, si no porque llevaba una boina algo grande y como la juventud es así  le colocaron este  apelativo.

 Recuerdo cuando llegue de mi pueblo, con quince años recién cumplidos, y el me admitió a trabajar, yo no sabia nada de estos trabajos, ya que en  mi pueblo, el trabajo era el de las viñas y olivos, tampoco  tenia edad para  desempeñar  trabajos de hombres, y lo hacia mal y lento, aunque pusiera  mucha voluntad y empeño. El lo comprendía y no me despidió, me animaba a que lo hiciera  lo mejor que pudiera.

 Se me llenaron las manos de ampollas del mango de la azada, y como no podía apenas agarrarla, me mandó a regar con un cubo los árboles de la pista del canal, que recuerdo estaban recién plantados, eran chopos.

  El Chindo era tan pequeño, que andaba a gatas, también recuerdo a un hijo que trabajaba conmigo abriendo  hoyos  en los desagües para plantar chopos.

 Pero volviendo a la señora Francisca, mujer incombustible que al quedarse viuda joven, y cargada de hijos supo con su tesón y valor, sacarlos adelante ¡Que mujeres aquellas! Son dignas de alabanzas; unas en los lavaderos, otras en el campo y muchas  trabajando en  todos los oficios, sin   ayudas  estatales de ninguna clase, tuvieron  ovarios para luchar por sus hijos en todo lo que hubiese menester. Sin importarles los peligros y hasta las críticas malsanas, pero ante todas las adversidades estaban los hijos.  Como la Señora Francisca, vendiendo café de contrabando  al quedarse viuda, fue capaz de  sacar adelante a su prole.

 Desde esta página  que tan acertadamente dirige Carmelo Plaza, quiero Felicitar a Toda la  Familia, por  haber conocido a la anfitriona de la numerosa familia Claudio Caña. Y mi admiración  también por ese hombre que  mis  antecesores compañeros, cumpliendo con su deber perseguía cuando de Portugal venia con la mochila de café para ganarse la vida. Cada uno  se ganaba el pan como podía,  a veces,   muchas veces unos y otros  no quisieron encontrarse en el camino. Me refiero a Pedrolo, que con su bicicleta  se ganaba la vida   con el contrabando de café.
 Felicidades a todos

                                                         J. H.B.

29 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Mari Carmen Cabello Varela desde Ibiza

MUCHÍSIMAS FELICIDADES POR SU CENTENARIO...QUERIDA Y ENTRAÑABLE SRA. FRANCISCA!!!!!

Me parece que alguien que cumple 100 años alcanza una dimensión mítica para quienes la hemos tenido y aún la teneis(¿nos tiene ella a nosotros?), también para quienes la miran; un poder legendario de personaje de García Márquez, una presencia imborrable y merecida, una victoria definitiva sobre la existencia. La vida parece en ocasiones la acumulación de recuerdos que después habremos de perder o bien desechar; la reunión modesta de algunas felicidades que primero de todo hay que saber comprender. Cien años son un siglo, una medida sobrehumana, una irreparable suma de pérdidas menos ganancias. Cien años pueden ser a veces un epílogo demasiado largo e incomprensible, una sucesión de imágenes que se repiten enmarcadas en la ventana que da a un jardín, una montaña de horas muertas, un océano de días que vienen y van sin otros rigores que la espera a la merecída ETERNIDAD!!!

Pues si, mi querida Sra. Francisca; estupenda vecína y a la vez amíga de mi familia y de todo el pueblo; deseo que Dios la deje estar entre nosotros hasta que usted lo desee. Le mando un enorme beso de parte de Pepe y Casilda, si ellos estuvieran aquí, así lo harían.

Reciba mi gran cariño y admiración. Que Dios la bendiga y colme de Felicidad, en compañía de toda su família. Besos.



mariCarmen Cabello

25 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

Corría el año  1949. . . . . . . .

rosamaria

 

. . . . . . . . . . . . . . . yo contaba 10 años y mi hermana uno menos. Los dos íbamos a las escuelas públicas, en el vasto edificio de ladrillos rojos, que  da la bienvenida a los forasteros a la entrada del pueblo. Ya sabíamos leer y escribir, pues  nuestros padres y abuelos, siempre se preocuparon por la enseñanza nuestra “ que seáis hombres  y mujeres de provecho el día de mañana”-decían. Tanto mi hermana como yo, adquirimos el feo o bonito (según se mire) vicio de leer, y a hurtadillas leíamos las novelas que mi abuela guardaba en un cajón de la  cómoda o en el baúl. No solo las ocultaba para que no las leyésemos sino porque habia algunas prohibidas por el régimen por  tratar de asuntos políticos, que inmorales nunca hubo en la casa de mis abuelos. Se las cambiaban de unos a otros, y así leían muchas  historias de aquellas, conmovedoras y emotivas.

 También no faltaba nunca el ABC, aunque de un día atrasado, ya que las comunicaciones no eran como las de hoy, y lo mandaban no se si directamente de Madrid o Sevilla. El HOY se podía leer en cualquier barbería o taberna del pueblo, pero estaba vetado como muchas cosas a los niños.

 Debido a la proximidad de los pueblos  (con categoría de ciudad), el mío también tiene ese titulo.como Almendralejo, Zafra y Villafranca de los Barros, y teniendo en cuenta que por entonces contaba con mas de 8.000 habitantes, ya tenia luz eléctrica, telégrafos, teléfono y cine. Cines habia dos pero unas veces por la férrea censura  de los tiempos, que solo por  exhibir en la pantalla una faldas por encima de las rodillas o un escote generoso,  o un beso en la boca, ya ponían el cartelito de no apta para menores de 18 años. En las  puertas de las iglesias colocaban otro cartelito referente a la película, Grana sumamente peligrosa, Rosa mayor con reparo, y las blancas eran las religiosas como nuestra Señora de Fátima, Marcelino Pan y Vino, Bernardette y otras por el estilo, pero  casi nunca disponíamos de los veinticinco céntimos que  costaba la entrada en general (gallinero). Butacas y Plateas, solo era para los ricos.

 Así que  la única diversión era jugar en el parque o pasear por la calle  Principal llamada entonces General  Franco, hoy La Corredera.

 Cuando estábamos castigados por no  sabernos las lecciones de memoria, nos íbamos al corral, y con un trozo de carbón escribíamos en letra de imprenta la pares, trazábamos arabescos y corazones, que  mi hermana muy aficionada al bordado y la costura los  copiaba en un trozo de tela del bastidor que le  llevaron los reyes Magos ( y no lo creíamos que era verdad lo de los reyes) y los bordaba en la tela con hilos de colores. Yo escribía rimas que me salían no muy buenas pero ya estaba aficionado a la poesía.

 Como esta.Mi corazón palpita/ por una Estrella/y al fin del mundo iría/ por estar con ella/. Esta estrella no era del cielo que era una alumna amiga de mi hermana, que juntos íbamos a la escuela aunque luego cada uno a su  aula o clase, los niños con los niños y las niñas con las niñas.

 Una tarde de primavera, no recuerdo si era Abril o Mayo, lo que recuerdo es que el rosal del corral tenía rosas,  y los geranios también, y la parra y la higuera estaban muy verdes y frondosas, llamaron a la puerta y salimos los dos a abrirla. En el  umbral habia una mujer  bastante guapa y bien vestida aunque sin lujos, iba peinada  a la moda con el pelo a lo “Arriba España” y bajo del brazo izquierdo un  haz de cuadernillos. Preguntó por la dueña de la casa y salió mi abuela.

 Señora-dijo la mujer- soy representante de novelas por entregas, de la editorial Guerra, valenciana y traigo  estos cuadernillos que son de  estas obras, todas preciosas y apta para todos los públicos, los niños también la pueden leer en sus ratos libres. Se refería a cuando no tuviésemos deberes.

 Yo metí el hocico y cosa rara que n o me echaran para atrás con la consabida frase de “ Anda vete que los niños no  están en las conversaciones de los mayores” y pude ver el titulo de aquellos cuadernillos. Senda de redención de Juan Darío, Mamaíta MIA  de Rosa González, Gorriones sin Nido, de Mario  D´Ancona, La cieguecita de Sorrento, Rosa María y algunas más.
 Le dejo un cuadernillo de cada una-le dijo la mujer a mi abuela, y a la semana  que viene  me paso a recogerlos y a hacer la inscripción o inscripciones  de la que mas le guste o le gusten, porque es imposible de  rechazar ninguna. Mi abuela que valga la redundancia le gustaba mucho leer- en eso he salido a ella- se quedó con  un cuadernillo de cada una. La leímos todos, porque  como dijo que era apta para todos los públicos, no nos impidieron leerlas. Los leyeron mis padres y mis tíos, y todos optamos por Rosa Maria.

  La mujer fue a recogerlos como prometió a la semana siguiente, mi abuela  eligió por unanimidad de la familia la mencionada, o sea Rosa María, y la mujer no volvió mas, delegó en correos y todos los sábados (entonces si  habia reparto los sábados) al precio de 80 céntimos de peseta, nos llevaba un cuadernillo casi siempre con un capitulo nuevo.

 Fueron dos tomos de  mas de 700 capítulos, que todos leímos. La casa editorial  le regaló una máquina de coser Singer, por la compra y la encuadernación de la obra. Una máquina de mano, de las mas baratas, pero que cosía muy bien. En ella aprendió mi hermana, y mi abuela hacia pantalones y chaquetas.

 Pero lo que a mi más me gustó fue la novela. Tierna, emotiva, apasionada dulce y apasionada. Amores  sublimes, bandoleros malos y buenos, toreros que se peleaban por el amor de una mujer, y sobre todo la abnegación, dulzura y honestidad de Rosa Maria, despreciando el dinero que le ofrecían por su belleza, hasta el punto de arrojarse por una ventana por no mancillar su honra que era también la de su novio.

 Eran  cosas de otros tiempos, llenas de humanidad, quizás una humanidad chocha, y absurda, pero que  deleitaba y hasta a veces se saltaba alguna lágrima.

 Hoy esos libros no tienen sentido, ni gustan, pues pocas mujeres se arrojan  desde una ventana  ofreciéndole mucho dinero y una vida de princesa por un amor pobre como  su novio pero… Seria la primera  novela que leí en mi vida, seria que mi alma de niño  se moldeo con aquella historia de ternura y amor, que aquel libro mitad blanco mitad rosa, se incrustó en mi tierno corazón, y desde entonces lo llevo por bandera para escribir lo que escribo, sea bueno o malo, usted lector/ lectora tiene la palabra.

 Con el paso del tiempo, y los traslados la obra se extravió, la he buscado en Internet y en los rastros de libros, por fin en Valencia la encontró mi hermana, que la tiene, y me ha prometido fotopcopìarmela.Son muchas las páginas y mucho el trabajo, aunque en Valencia  hay muchas multicopistas que lo hacen rápido, creo tenerla pronto.

 En Internet he encontrado la portada. Que  da titulo a este relato.

 Una buena obra de otros tiempos, escrita por un oscuro escritor sin premios  príncipes de Asturias, ni Planeta, ni Cervantes  y mucho menos el Nóbel, escribía para vivir no muy desahogadamente. Los  escritores de fama lo tacharon de mediocre y demagogo.

                                                                                    Juan J. Hormigo Bautista

25 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

Sodoma y Gomorra

sodoma

Según la Biblia, Geneis  versículo 18 y 19, Sodoma y Gomorra,  fueron dos ciudades  2.300 años antes de Jesucristo, Estaban situadas cerca del Mar Muerto en la ladera del monte Sodoma. Eran ciudades ricas, prosperas enclavadas en la ruta que llegaba hasta el Mediterráneo oriental, puerto abierto a todo el mundo de los tiempos. Abrahán instaló por allí a su familia, a Lot que era esposo de Edith. Se vivía bastante bien, pero  los vicios, y el pecado las convirtieron en ciudades malditas por Dios. La lujuria y depravación fue tanta  la que practicaban sus moradores, que Dios le envió un terrorífico castigo.

 Los incestos, la sodomía y otros vicios como la gula, la envidia, la codicia y toda clase de pecado levantaron la ira del Creador, y  las destruyó  enviando una tormenta de fuego y azufre. También dice que la tierra se abrió y de ella salio fuego  azufre y sal quedando  la grieta  para  constancia, que es el actual mar Muerto.

 De todos los habitantes  solo se salvó Lot y su familia, no toda porque su esposa Edith, que por mirar hacia atrás recordando  quizás los buenos  ratos que pasó en ella y dandole pena, se convirtió en estatua de sal. La prohibición de Dios a la familia era no mirar  atrás   para no ver la destrucción de la ciudad.

 Esto es una leyenda, pudo ser verdad o no, ¿pero  no es verdad que el mundo, lleva camino de ser otra Sodoma y Gomorra? Quizás en estos pueblos tranquilos donde todos nos conocemos, no ocurran  actos tan  repelentes que  no tengan ecos de repulsa, pero en las grandes y no tan grandes ciudades, cada día se dan mas  hechos de esta clase, solo hay que leer los periódicos o ver la televisión.

Ya no existen novios, sino amigos de esta noche y mañana a la cama.  Los matrimonios que son pocos consagrados como lo manda  la  Divina   Providencia no duran ni un año. Hoy se lleva el juntarse, y mañana el separarse. ¿Lastima de hijos?  Y de los abortos que? Cuanto  inocente han sido masacrados, por  vivir mejor, se dice, porque no se pueden mantener en fin por tantas y tantas cosas, indignas que no tienen justificación  humana ni divina.

 Niños abandonados a su suerte. Explotadores de mujeres y niños. Usureros que nunca están satisfecho con los millones que tienen o ganan y quieren más mucho más, sin importarle que hay  familias enteras que apenas pueden comer, o durmiendo en  coches viejos o chabolas de  barro y paja, sin luz ni agua corriente. Si, las hay y aquí en nuestra España.

  ¿No es esto más que una  Sodoma y Gomorra?

  Puede que ya no mande Dios fuego ni azufre para destruirla, puede que todo lo que dice el antiguo testamento de la  Historia Sagrada  sea solo una leyenda, una fábula, puede que lo que escribo le llene de risa a muchos, y hasta me tachen de facha retrogrado, cavernícola y  santurrón, no me importa, porque no lo soy,  si por repudiar esto  soy lo expuesto me alegro de serlo.

  A mi juicio el ritmo de depravación  vicio y pecado que lleva este mundo,  va a la destrucción, sino por tormenta de fuego y azufre será por la guerra.

la peste, el hambre y la muerte. Los cuatros jinetes del Apocalipsis están llamando a la puerta. ¿Que no? Ojala y esto que escribo sea una verdadera tontería.

  Me alegraría que nadie ni viejos, ni jóvenes, ni niños ni aun los que están por venir lo conozcan.

                                                             J. Hormigo.

15 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

LAS BATALLITAS DEL ABUELO

 el abueloYo creo que a todos los abuelos nos encanta contarles nuestras vivencias a  los nietos. Sobretodo los que los tenemos mayores, es decir que han cumplido los 14 años; le contamos  los tiempos que nos tocó vivir de trabajo penuria y sufrimientos. A continuación le relatamos  una de las muchas vicisitudes de nuestra vida anterior. Por  ejemplo; el hambre que hemos pasado, los duros trabajos a que  estuvimos sometidos, los pocos caprichos  de que podíamos disfrutar, y cosas tan absurda pero verdadera  que, el día de la boda trabajabas por la mañana y al día siguiente ya casado  te esperaba el tajo.

 Los que han estado en la guerra ( ya quedan pocos) les hablan de sus  sufrimientos en campaña, de cómo  transcurrían días y días en la trinchera, sin agua ni comida ,y a veces sin mantas para dormir,. Todo esto no se lo contamos para que  ellos sufran, no, y mucho menos: NO  nos gustaría como algunos creen que  volvieran ellos a experimentar esa vida, no; ningún abuelo quiere que sus nietos  regresen al pasado, a vivir  aquel sin vivir. Trabajando de noche y día, a veces  ocultándose de los guardas y civiles porque había hambre y tenían que comer y  lo que hacían era penado por las leyes, ilegal ;y también los  guardas y los civiles tenían que comer, y a muchos se le fue el pan por  ocultar a un  infractor del hambre,. En fin todas esas batallitas que a veces se exageran pero que han ocurrido y llevan el 99º/º de realidad.

 Pues bien los niños de hoy (que a pesar de la crisis) no han vivido tiempos horrendos, no se lo creen, y se  ríen y te dicen. Ya esta usted con sus batallitas— (Bueno no te hablan de usted eso era antes cuando mi abuelo me las contaba,) y yo atento embelesado las escuchaba con tanta  ilusión que lo que  salía de la boca de  aquel viejo, me llenaba de emoción y estimulo  y  creía que era un héroe. El, que había estado en la guerra de Melilla y persiguiendo bandoleros en las serranías de Ronda, para mi era como el Guerrero del Antifaz o el Capitán Trueno (cuentos de nuestra época), siempre luchando contra los malos y me lo creía todo, aunque  algunos episodios los  fantaseara mas de lo normal.

 Hoy gracias a Dios os sobra de todo, cosa que todos los abuelos nos alegramos, y no creéis en las “batallitas del abuelo” como decís y a veces sale la madre, vuestras madres  a interrumpir el relato.

-Cállese usted ya, ¡no ve que eso es muy rancio y al muchacho le aburre-y nos callamos decepcionados. Es verdad aburrimos con nuestras  historias pasadas, con nuestras batallitas de los tiempos del hambre de la guerra del franquismo. Si, aburrimos porque ellos no lo han vivido, y no le interesan las penas, solo la discoteca y lo que hay hoy de  “bueno” y de malo que también hay mucho.-  Son otros tiempos abuelo-dicen-, se acabó la represión, se acabaron los abusos aunque eso es demasiado, no, me cuesta creerlo,. Es verdad  no existen los abusos de antes, aunque por eso no se han terminado;- que se lo pregunten a los que trabajan en fábricas, en minas y  en la pesca y otros sitios  sujetos a un patrón o capataz que muchas veces  los obligan mas de lo que pueden, pero es verdad que no se puede comparar con lo de  antes.

 Todos los abuelos, queremos que cuando  nuestros nietos sean abuelos, no le cuenten a sus nietos, las “batallitas” que  les contamos nosotros; eso  seria lo ideal, que le contaran que a ellos nunca les faltó de nada, que las despensas estaban llenas, que tenían motos, coches, televisores ordenadores, que todos tuvieron  probabilidad de estudiar, porque  en casi todos los pueblos  había instituto de segunda enseñanza, que sus papás y mamás ganaban mucho dinero, y que ellos  jamás se mojaron, ni pasaron frío, ni el sol y el aire quemó su piel porque  tuvieron que ir al campo a por leña, o a rebusco, o a poner trampas para cazar pajarillos o a hurtar aceitunas, todo para poder comer un plato de garbanzos con un poco tocino añejo Ni las  nietas que tampoco me olvido de ellas,  tuvieron que servir en casas de amos despiadados, por las sobras de la comida de ellos como si fueran perros, según los  rollos de mi abuelo.

Ningún abuelo quiere eso para sus nietos, ni biznietos y aun mas lejos para sus tataranietos. Pero nunca olvidéis, que esa vida  buena y bella que disfrutáis hoy, se la debéis a esos  abuelos que cuentan esas batallitas, tan aburridas e increíbles, porque  lucharon y trabajaron para construir ese mundo que  ahora  tenéis.

 Pero… La vida da tantas vueltas… y cambia tanto, que hoy  disfrutamos de un sol radiante, y mañana  amanece un día  gris, frío y desapacible.

 Y como decía mi abuelo. “Hijo, solo te deseo una cosa, que nunca cuentes a tus nietos lo que yo  te cuento hoy. Si lo conozco moriré tranquilo.

   Hace mucho tiempo que comprendí a lo que  mi abuelo se refería.  Y lo mismo, lo mismo yo, le digo a todos los nietos, eso que me decía mi abuelo.

    Juan Hormigo Bautista.

11 de Marzo de 2.010 - Correo enviado por Mari Carmen Cabello Varela desde Ibiza

ME ENCANTA!!!

Muchiiiiiisimas gracias Sr. Hormigo; hasta hoy no habia leido sus nuevas poesias, y me he llevado la grata sorpresa de ver su dedicación. 

Es una maravillosa sensancion la que te produce leer un poema que alguien ha escrito para TÍ. 
ME SIENTO TOTALMENTE FELIZ Y HALAGADA... 

Se lo vuelvo a agradecer, pero yo lo único que hago es leer lo que me gusta. Besos. 
       

26 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

 LOS    ARCOS

  Hay que  ser sinceros, y reconocer lo  de bueno que esta haciendo esta corporación municipal con el alcalde sr. Pozo (o Colombo) como cariñosamente  se le conoce. Quiero hoy resaltar los arcos,  recientemente llevan los nombres de las patrona y el patrón de Guadiana. A mi personalmente me gustan mucho, están preciosos, con las imágenes en cerámica  de Nuestra Señora de la Soledad y San Isidro. Es verdad que  me hubiesen gustado mas si se hubiesen revocado en piedra, resultaría más  al estilo   antiguo. Claro que Guadiana siempre ha sido blanco, ahora va cambiando de color (y cuidado no lo digo por la política) si no por las fachadas de sus casas. Otra vez felicito a quien corresponda por esta labor embellecedora de nuestro pueblo, mas aun  estando alumbrada las hornacinas de noche, muy sutil y ornamental. No solo son los arcos, la reforma del ayuntamiento, la pintura de la iglesia, y las plantas y cerramiento del parque. Muy bien todo.

 Pero  no todo puede ser perfecto y entre las mayores deficiencias me ha tocado a mí.

 Creo que si siguen las lluvias, voy a tener que comprar una barca  de aquellas que  usaban los pescadores de Badajoz antaño, para poder tirar la basura, el coche ya lo dejo en la calle porque es tan grande la laguna que tengo en la puerta falsa que temo se me moje el motor.

 Se que esto no va a ser del agrado del Alcalde ni concejales, lo mismo digo lo bueno que lo malo.  Aunque no soy aficionado a la pesca, invito a los responsables   a un día de pesca en las traseras de la calle Extremadura, parte sur, quizás se pesque mas que en el canal principal.

 Quizás me pidan que rectifique, lo haré si así me lo piden pero esto es la verdad, como también es verdad que han pasado por ese ayuntamiento, alcaldes del PC.,  PSOE, Independientes, y ahora PP  y ninguno se ha dignado, arreglar la referida calleja. .Quizás ningún vecino  se habrá quejado, no lo se, pero es que el más afectado soy yo.

 Espero que  no irme corral de los cipreses sin  ver algún día  arreglada la calleja y que la humedad enorme  que ya me visita, y el agua que quiere entrar en mi corral, no me pongan mas reumático que lo que estoy.

 Si alguno se molesta pido perdón. Ya ven que lo mismo ensalzo lo bien hecho que censuro lo que  esta mal.

                                                                        Juan J. Hormigo Bautista.

19 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

En Carnaval Todo Vale


 hormigoUna de las comparsa de  nuestro carnaval, no se si  por admiración o mofa, representaba al Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil. Por la parte que me toca quiero expresar  aquí en opinión que me gustó, Si fue  alabanza  muchas gracias a la comparsa, si por el contrario fue burla también y ,si no hubo ni lo uno ni lo otro también. Porque fuere lo que fuere, el Cuerpo al que pertenezco ( si, al que pertenezco hasta el fin de mis días) porque  los guardia civiles al igual que muchos otros organismos aunque estemos fuera de servicio, conservamos el titulo de guardia civil, con el carné  perpetuo..

  Bueno como es lógico, en mi, y no podía ser de otra manera fue la que mas me gustó, pero voy a decir una cosa, para todas las opiniones .

. Se que para muchos es un cuerpo admirable, de paz y orden, para otros por lo que sea no tanto o nada también lo se respeto todas las opiniones, pero   a pesar de algunos errores que como humanos tenemos, diré que desde el año 1844 en que fue fundado por el Duque de Ahumada para limpiar los caminos y  montes de  salteadores, ladrones y bandoleros, muy común en aquellos tiempos, por la guerra de la independencia y carlistas, donde desertores y prófugos formaron cuadrillas de  salteadores,  han muerto infinidad de guardias civiles en el cumplimiento de su deber.  Dicen algunos que se jubilan pronto para lo que trabajan, si así lo creen bueno, pero  creo que sabrán y si no se lo digo yo que lo he vivido, que en inundaciones, incendios,  terremotos, y toda clase de calamidad publica, allí están ellos  los primeros.salvando personas y animales y  también enseres. Que mientras nosotros dormimos tranquilos en nuestras camas, ello velan los pueblos y las carreteras, el campo y los caminos, para que no se produzcan robos ni otras cosas ¿ Que se producen? Claro una pareja con tres o cuatro pueblos, y  muchos kilómetros cuadrados de demarcación no pueden estar en todas partes a la vez.  Muchos  servicios humanitarios  han realizado. El equipo de montaña, busca a extraviados en la nieve, a muchos ha encontrado vivos, otros por desgracia muertos, pero siempre con la esperanza de devolverlos a sus familias sanos y salvos, son los servicios que mas  nos llenan.. Yo no quiero   mentar lo que he hecho yo, solo con saber lo que han  hecho de bueno mis compañeros me basta para sentirme halagado. ¿ Y lo malo que? Estará pensando  usted mismo amigo lector. que escriba. Pues si también ha habido casos, no digo que no, pero piense:; la Guardia Civil cuando yo prestaba servicios se componía de 70.000 hombres, mujeres no había entonces, y es lógico que  hubiese  de todo, y algunos incontrolados  por las circunstancias que fueran,  Esos no  son guardia civiles, son  aprovechados con  uniforme  verde y tricornio negro, pero guardia civiles no. Nadie los quiere ni en el cuerpo y muchos han sido expulsados sin contemplaciones. Bien.

 Una gran viña tiene cepas de todas clases, negras y blancas buenas y malas, pero la viña siempre es  una gran viña..

  ¿ Que denuncian,? claro, como no… si no denunciaran no habría orden, cada cual  haríamos lo que nos viniese en gana, en perjuicio de  otros y de la sociedad entera. Que han pegado, bueno si, Yo jamás le he pegado a nadie, se que otros lo han hecho, pero  alterado por ofensas o temperamento, No lo he visto nunca bien. También eso ha sido minoría y nunca bien visto por la mayoría.de los compañeros El tema de la guerra lo vamos a dejar aparte,  porque ahí hay mucha tela que cortar.. Y finalizo.

 Es bueno que en democracia como estamos, cada uno opine como guste, y vea lo que quiera, gracias a Dios hay libertad de expresión, aunque debiera ser hasta cierto punto

La comparsa  de los civiles, está muy bien. Cada cual la habrá visto a su manera, yo aquí para conocimientos de algunos que solo ven  represión en  la guardia Civil, digo que  es mucho mas los actos buenos y nobles que los malos ¿No esta usted de acuerdo? Bueno piense lo que quiera, pero Yo y miles de hombres y hoy mujeres que se han puesto un tricornio en la cabeza se sienten muy honrados y orgullosas de pertenecer a esta Institución  hoy querida en el mundo entero. Y que sigan muchas comparsas de los civiles, eso creo que nos honra, al menos a mi si.

                                
                                                   Juan Hormigo Bautista

16 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Emilio Guerrero Sanabria desde Guadiana

HACER PUEBLO


Siempre se ha dicho que lo cortes no quita lo valiente. Por esa razón, haciendo huso de mi libertad para decir aquello que no me parece bien, también desde esa misma libertad digo lo que me parece que esta bien.

El pasado domingo día 7 me lleve una grata sorpresa, cuando al hacer la inauguración de las obras de reforma del Ayuntamiento, en lugar de llevar al político de turno para hacerse propaganda, o poner una placa con el nombre del alcalde para perpetuarse como valedor de dicha obra. Se le dio ese papel al pueblo trabajador representado en la persona de la Trabajadora Social Inmaculada Sánchez Becerra. Desde mi ideología, y mi propia experiencia de la vida, me ha quedado claro, que un pueblo será lo que sus gentes quieran que sea, y que nadie por más que lo merezca, y por más que tenga buenos proyectos, si los demás no lo reconocen y no apoyan para llevarlos a cabo, no valen más que para quedarse en buenas intenciones, y en satisfacción personal de quien lo propone. Igualmente cuando algo se hace, no se debe a una sola persona, sino que el éxito o el fracaso corresponde a quienes le respaldan, un arquitecto puede hacer unos planos muy buenos y bonitos pero sin los trabajadores que llevan a cabo la obra no sería posible realizarlos, esto nos lleva a la conclusión de que tan artista y tan importante es el que hace los planos, como el que hace la masa para construir el edificio.

Hace algún tiempo, siempre desde la critica constructiva dije que no me parecía bien el acuerdo al que se llego con el Ayuntamiento de Badajoz, en la delimitación del termino porque se quedaban fuera las mejores tierras del pueblo, que además los propietarios viven en Guadiana, mientras que se aceptaban otras que sus propietarios ni viven en el pueblo, ni a muchos de ellos los conocemos. Con el acuerdo con AQUALIA al hacer un contrato por 25 años, con el consiguiente incremento, que en mi caso pase de pagar una media de 10 euros cada tres mese a 30 euros en dos meses, pienso que tampoco se actúo bien al hipotecar el pueblo para 25 años.

Como decía al principio también me gusta reconocer cuando creo que las cosas se hacen bien, y el acto del domingo además de ser bonito por su sencillez para mi resulto emotivo, pues más que un acto protocolario, fue de convivencia, dando además participación a todas la asociaciones. Para mi es el camino a seguir, pues para que un pueblo crezca y se encuentre a gusto se tiene que sentir protagonista. El interés individual y el protagonismo siempre fueron un freno para el desarrollo de la sociedad.

Para que GUADIANA PUEDA SEGUIR VIVA, se debe seguir fomentando la participación teniendo como objetivo el interés general, aunando esfuerzos tanto para lo lúdico, como para los temas sociales que aunque sean menos atrayentes son más importantes.


Emilio Guerrero Sanabria

12 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

MADRE OYEME


 Un día que me  aburría viendo la televisión, ya que  los programas en las diferentes cadenas eran similares, que solo trataban de la vida escabrosa e insípida de las  de siempre y los de siempre, presentados por esos periodistas, que   al socaire de las faldas y vidas fáciles hacen fortuna, sin poner en riesgo ni ninguna clase de peligros su vida en conflictos bélicos o laborales, hablando  a veces del hambre  que sufren algunos países africanos o sudamericanos, pero desde lejos sin mojarse, pidiendo la colaboración de todos y forrándose de dinero con esa farisea propaganda que saben hacer, pero guardándose los millones para sus lujos y despilfarros.

Me pase a la radio. ¡OH! Otra desilusión, todo era política, política de la mas rastrera, unos y otros se ponían como un calcetín en los pies de un arriero, mucho bla,bla, bla, quítate tú para ponerme yo, pero ni unos ni otros dan soluciones concretas para  erradicar el paro, el hambre la pobreza, todo cuentos, para subirse arriba luego… No hay dinero  el saliente ha dejado a España  arruinada, ahora toca levantarla con sacrificio.Si, sacrificio  para el obrero el  trabajador los de arriba dicen que se aprietan el cinturón, pero si acaso un agujero, porque  el poder desgasta mucho (según ellos)  por eso las vacaciones en Navidad y la nieve  para disfrutar  también en invierno y en verano intocables, y tantas cosas que mi pobre inteligencia no alcanza a ver ni a comprender.

 Bueno  pues no satisfaciéndome voy leer un poco;los periódicos dicen lo mismo que se ve en la caja tonta o en el invento de Marconi, así que voy un rato a Internet,¡ no es que sea  cosa muy edificante porque  también tiene cada barbaridad,…! aunque  también tiene cosas muy buenas. Buscando  cosas con el ratón y el Google,  encontré un video titulado  “Madre Óyeme” ¿Será esta la canción que he  escuchado y cantado a veces en la iglesia después de misa? Así era.

 Hoy como muchas cosas  la religión Católica en España como todo el mundo sabe ha perdido puntos, puede que muchos  altos jerarcas y  algunos subordinados no prediquen con el ejemplo lo que  Jesús quiso de nosotros, porque  todos los humanos (  y ellos lo son) cometemos  errores y  actos bochornosos, los ministros de la Iglesia tampoco están exentos de tentaciones y egoísmo.

 Yo soy creyente  practicante a medias, pero  por eso no tengo fe ciega en las cosas del clero, tengo mis dudas y también  rechazo ciertas cosas y comportamientos, pero vayamos a la canción que el rollo va siendo  algo largo.

  Madre Óyeme, mil peligros acechan mi vida-dice la canción  yo invito a que la escuchéis en la iglesia o en  Internet, y sigo.

 Cuantas veces  hemos  estado  al borde de un peligro, o en el peligro y hemos dicho “Madre óyeme, Madre Sálvame, y nos hemos acordado de  de  esa madre de la canción y de la otra la que nos dio la vida, esa madre que  no escuchamos y ella siempre nos escucha. Esa madre que nos quiere apartar de los miles de peligros que acechan nuestras vidas y hasta que no caemos en el no decimos, -Madre óyeme, Madre sálvame, Ay mi madre.

 Y ella siempre te oye, como la otra madre, la de la canción, cuando vas y arrepentido o no, según cada cual, cuenta  el peligro en que  ha estado a punto de caer o  has caído  y ahora le pides que te oiga que te salve., arrostrándola  también a ella sin querer, por no oírla como ella te oye.

 Madre óyeme, mil peligros acechan mi vida, dame tu el consejo,   yo quiero oírte y hacer caso de ese consejo, porque haciéndome caso de lo que tu me dices, esos peligros de la vida no existen; pero decimos; que  tontas  todavía están en los tiempos antiguos. ¡Vamos ya..!

 No, las madres no son tontas, ni anticuadas, ni nos quieren hacer la vida imposible, quieren apartarnos de esos miles de peligros que acechan nuestras vidas, sobretodo  la de los jóvenes de hoy y siempre.

 Madre Óyeme, Yo también te oigo a ti con esta  CANCION  a las  dos


 Quizás si muchos y muchas  hubiesen oído a sus madres como ellas  oyó a sus hijos, las cárceles estuviesen vacías y no abarrotadas como están.

 

                                             Juan J. Hormigo Bautista

1 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

PLAZA DE LOS DONANTES DE SANGRE DE GUADIANA DEL CAUDILLO

Hoy día 29 de Enero de 2010 he recibido una gran alegría inesperada, porque al pasar por la Plaza  donde está el parque infantil, y el antiguo despacho de butano, sin saberlo he visto una placa en la pared, con el escudo del pueblo y dice lo que está expuesto en el titulo de este escrito, Plaza de los donantes de sangre de Guadiana del caudillo.

 Felicidades a esos hombres y mujeres que dan su sangre para que  se salven sus  semejantes. Es una buena labor humanitaria altruista y digna de alabanza, me alegro mucho, pues bien se merecen una plaza por si abnegado proceder. Son muchos los pueblos que le tienen dedicada una plaza o una calle. Por ejemplo el pueblo donde nací, tiene una  calle nueva dedicada a esas honorables personas. ¡¡Enhorabuena!!

 Por otra parte también me siento reflejado en esa plaza, porque si en Guadiana no he donado sangre,  a sido porque debido a mi edad me han rechazado, no por la sangre ya que mi grupo es de los escasos y codiciados, ya que es B-negativo, muy pocos. Pero digo que también me siento orgulloso de esa dedicatoria porque he sido donante  cuando estaba en activo, al menos diez veces en Valencia y Ribera del  Fresno, y no son palabras que aunque no se donde lo tengo  estoy provisto del carné, y reflejado en mi hoja de servicio. Pero en fin esa plaza es para los que han donado sangre en  Guadiana,  ¡¡FELICIDADES A TODAS Y A TODOS!!

                                                                          Juan J. Hormigo Bautista

1 de febrero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

EL Sillero

 No faltaba ningún viernes al mercadillo, hiciese viento o sol, frío o calor con su vieja bicicleta y un haz de enea en el portamaletas, una navaja y algunos palos verdes recorría los pueblos de la zona. Yo lo he visto en Valdelacalzada, Pueblonuevo, Novelda y hasta en Alcazaba. El hombre no era físicamente muy agraciado, la naturaleza no se esforzó mucho en perfeccionarlo, pero como todo ser humano tenia sus cualidades; y digo tenia porque hace tiempo que no me lo encuentro por la carretera con su s herramientas de trabajo y su medio de transporte. Casi siempre iba andando, con la bicicleta  cogida por el manillar y es verdad que  cuando  había niebla o el tiempo estaba  encapotado y la visibilidad era reducida, era un peligro  inminente para los conductores.

 Su oficio era uno de los llamados a desaparecer, o quizás ya desaparecidos por las técnicas modernas, pero  aun conservaba el tipismo de  aquellas épocas en que la silla de enea era uno de l9os principales muebles y enseres de la vida. En todas las casas, existían sillas de este material, o sea el asiento de  enea o bayon que viene a ser lo mismo., en los bares, en las zapaterías mas bajas  para que los zapateros ( otro oficio en decadencia) pudieron trabajar mejor y mas a gusto, las bordadoras, las costureras y las que hacían encajes de bolillos en los atardeceres del verano y parte del otoño, se sentaban en las puertas de sus casas todas en sillas bajas de enea, hechas por silleros ambulantes. Aquellos que como el que nos ocupa recorrían los pueblos, con su haz a las espaldas, su serrucho azuela y navaja y otro haz de palos verdes de chopo o fresno por si alguna silla había que reponerle un palo roto.

 Hasta en los cines de verano, (cuando existían en los pueblos) muchos  tenían las sillas con asiento de este material. Y eran cómodas, mejores que las de tijeras y el  plástico que tanto abunda hoy.

Nuestro sillero se proveía del material de los desagües y  un día me dijo que no todo el bayón que se criaba en ellos era servible para  era asientos a las sillas, había que conocerlos ya que una de las clases se rompía  al torcerlo para darle la forma  de cordón al asiento.

 Era un típico hombre de los llamados errantes, sin domicilio fijo. En verano dormía donde le cogia la noche, en invierno  en algún local que los ayuntamientos le cedían. Estuvo en la residencia de Talavera donde  en mis viajes a esa población  lo veía en la puerta del establecimiento fumándose un cigarrillo, porque en el interior se lo prohibían. Llevaba caramelos en los bolsillos desformados d su chaqueta y  le  daba a los niños, muchas veces le ofrecía a mi nieto, que mi hija  a veces rechazaba  y otras los aceptaba.

 La silla que estoy sentado mientras escribo esto era una silla vieja, no se como llegó a mi casa, quizás fuera de las primeras de nuestros muebles al casarnos de la media docena solo queda esta, que el hombre la arreglo y le tengo gran estima, porque es la única de enea que existe en mi casa y porque me trae recuerdos de otros tiempos  de mi niñez y juventud y también del SILLERO, que ya no lo vemos por nuestras calles y plaza especialmente en el mercadillo sentado en el suelo  componiendo una silla de aquellas que  hicieron historia a nuestros abuelos.

 Nunca supe su nombre e ignoro su paradero, tal vez este en alguna residencia, o puede ser que arreglándole alguna silla a San Pedro, Allá, allá en el  Cielo.

                                                           Juan Hormigo Bautista

14 de enero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

         GUADIANA NOSTALGICO  (cosas mías)


Quiero recordar el día en que llegue a Guadiana, una hermosa primavera llena de rosas y malvas, baje  en una estación si estación era aquello, porque  más se  parecía a un barracon de presos que a una estación de tren sin andenes ni paseos. Un caminito encharcado nos conducía al poblado y cuando en el entramos que desilusión llevamos. No existía la luz eléctrica, ni tampoco el teléfono, solamente un correo para saber de los nuestros, los que dejamos atrás allá en los pueblos viejos. Pero eso si, teníamos mucha ilusión porque éramos muy nuevos de pasear por la calle que era el entretenimiento. La calle Mayor, calle del amor eterno,  donde mozas aguerridas cada una de su pueblo, nos brindaba sus caricias  de enamoradas doncellas. Yo soy de Barcarrota, y yo de Talavera, de Jerez los Caballeros y de Fregenal de la Sierra, pues yo nací en Helechosa  que le dicen la Siberia, y yo soy de Villarta donde los montes llenan de jaras tomillos y cantuesos y de verdosas retamas, otras  son de Talarrubias, Hornachos y Fuente de cantos de Campillo de Llerena y de la Tierra de Barros, y todos nos fundíamos en un imaginario abrazo, porque ya  no éramos  de allí sino de este pueblo amado, Guadiana del Caudillo que todos habíamos fundado, unos con vacas y arados, otros con el pico y la pala, la pluma  y el folio blanco para  hacer un  nuevo mapa . Que contento  estábamos todos con nuestro pueblo Guadiana, Llegaron los maestros, el cura y los civiles instalaron la electricidad también los bailes y el cine y aquel parque tan romántico de árboles variados donde se daban los primeros besos todos los enamorados. Domingos de bailes y cine, en el corral de la fonda con la orquesta de Montijo o una acordeón melosa. ¡Que felicidad con aquella niña nueva que decía que en su pueblo tenia muchas amigas. No Maria olvídate de La Fuente de la Oliva o de Quintana porque ahora tu pueblo  de nombre es Guadiana. Y aquí encontraras el amor, una casa donde vivir y con el paso del tiempo hijos que dirán soy guadianero y mi pueblo es muy bonito ya tiene para divertirse no hace falta Montijo. Y han pasado los años  muchos ya han fallecido pero están descansando en el camposanto chiquito de su pueblo Guadiana y de segundo el Caudillo (hasta ahora) Evocación nostálgica de aquellos tiempos pasados, sin botellón ni condones ni tanto coche aparcado.

. Pero éramos dichosos con la matanza del guarro, con el cine de verano y el fútbol en descampado, con nuestro bar de la Fonda, del Cojo y el Tío Manolo, donde  después de dejar a las novias con sus madres nos juntábamos a cantar por Valderrama y Molina. Al atardecer salíamos los domingos y días festivos y al ocaso  al baile que a las doce ya teníamos que estar recogiditos todos en el domicilio, que el lunes hay que madrugar para ir a la gravera, a arar  con las vacas los que tenían parcelas, y otros a los arbolitos, al parque o a la alameda o a la fabrica del lino y otros al  canal que al H.I. va llegando donde dicen que otro pueblo  construirán  donde hay chozos de  obreros. Un entrañable recuerdo para aquellos que nos dejaron que  dejaron a sus pueblos y en este se  ubicaron. Aquella calle Mayor paseo de los enamorados, aquella estación de tren  con los trenes ahumados, aquella fábrica de lino, y los campos de algodón que  parecían nevados, aquellas muchachas bailando en la sección femenina y los mozos le cantaban coplas por las esquinas. Los  barracones, primer hogar de colonos donde en noches del estío a la luz de blanca luna se entonaban canciones y acordeones  y guitarras las penas nos aliviaban. Mi plazoleta la de la calle La Puebla, llena de barro en invierno pero alegre y dichacharera, aquellas mujeres, que Dios las tenga en la Gloria en que con dulzura me decían cuando me veían afligido por haber dejado atrás a mi pueblo y mis amigos.  No tengas pena muchacho que  mis hijos son  amigos y mis hijas  quien sabe  quizás  algún día alguna se case contigo y todas me consolaban y así  me fui acostumbrando a este pueblo que es mi pueblo  porque Dios lo ha querido.Lejanos tiempos hoy evocados en esta tarde de nieve  y agua  recordada siempre en Guadiana.

 Primavera hermosa/ de lluvias y flores/ llegue a Guadiana/ y encontré amores/ Veranos ardientes de rastrojos blancos donde trabajaba segando y trillando/ y aquellos otoños de blanco algodón donde los campos se llenaban de  cantos de paz y de amor/ y después el invierno triste  y melancólico  donde  en las casas escuchando la radio ¡¡¡ mientras que las viejas rezaban el santo rosario . Como han cambiado los tiempos y la vida hoy somos más ricos con coches y motos, televisores y ordenadores y muebles de lujos, frigoríficos, lavaplatos y cuantas cosas más. Pero aquellos tiempos de mi juventud siempre los recuerdo en  tardes nostálgicas cuando en Guadiana se ponía el sol y la calle Mayor era un  remanso de paz , calle del amor de los que  fundamos este pueblo nuestro  con afán y ardor.

 

                                                                                   Juan J. Hormigo Bautista

12 de enero de 2.010 - Correo enviado por Mari Carmen Cabello Varela desde Ibiza

Muchisimas gracias, Sr. Hormigo

01

Esta mañana he recibido el libro del Sr. Hormigo, que me ha enviado Vicenta. Me he emocionado al tener en mis manos un ejemplar de su primer libro publicado, estimado amigo. Aunque ya lo habia leído, lo estoy releyendo por que me hace ilusión pasar sus hojas...en cuanto al diseño me ha gustado mucho, estéticamente es muy agradable. Enhorabuena a todas las personas que han hecho su sueño realidad y sobre todo a usted, y muchos ánimos para que siga publicando todo lo que ha escríto, que de verdad, merece la pena. Un abrazo de vuestra amíga

mariCarmen Cabello

8 de enero de 2.010 - Correo enviado por Juan José Hormigo Bautista desde Guadiana

           UN SINCERO AGRADECIMIENTO

 Hay un refrán castellano que dice que quien no es agradecido no  es bien nacido, y yo no lo seria sino agradeciera  por este medio a las personas que han  hecho posible la edición de mi novelita “La Llamada de la Sangre”.

 En primer lugar quiero agradecer a Carmelo Plaza, su desinteresado  interés  por la publicación del libro, sacando  tiempo de sabe Dios donde; el lo sabrá. Mi agradecimiento sincero a Antonio Pozo, nuestro alcalde. A Manolo Pérez concejal incansable de  cultura, a toda la corporación municipal y a Marcos impresor, que sin la colaboración de ellos  dormiría en un cajón de mi escritorio como otras que esperan  algún día  salir del  oscurantismo, sino por mi,  puede que por algún  descendiente.  Y como no, a  las personas que asistieron a  la presentación, que la verdad no fueron  muchas, pero si  selectas  en el mundillo de la cultura de nuestro pueblo.

   Me siento muy ufano porque para mi esas personas que me honraron con su presencia, representaron a todo el pueblo de Guadiana, a quien  también dedico esta novelita, la primera dedicatoria  como está escrito es para todas las madres del mundo y en especial para las solteras.

 Quizás que peque de reiterativo pero MUCHAS GRACIAS A TODAS Y A TODOS Y UN FELIZ AÑO  2010.

 También quiero darle las gracias a Carmita Cabello, que aunque por la distancia no estuvo en el acto, si lo ha estado con el pensamiento como lo demuestra en los correos enviados. Gracias.

                                                                                                                                                                                                                  
Juan  José Hormigo Bautista
1 de enero de 2.010 - Correo enviado por Mari Carmen Cabello Varela desde Ibiza

 

ENHORABUENA A TODOS LOS POETAS Y ESCRITORES DE GUADIANA, POR ESTA MERECÍDA PLACA!!!

Se que en Guadiana hay mucha gente que escribe muy bien, pero el poeta pienso, es un mundo minoritario y, a veces, desconocido y yo deseo que se acerquen cada vez más, porque un poeta escribe para el público y su propósito es dar a conocer sus versos y la sensibilidad que aflora en ellos.

!!! Un Pueblo que recita y escribe estoy segura de que tiene mucho futuro !!!

ENHORABUENA Y FELIZ AÑO NUEVO!!!!!!
mariCarmen.

 
Volver