CORREOS RECIBIDOS EN 2.013

 

 

 

 

27 de diciembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

 La Guardia Civil  os felicita las Navidades y quiere paz y bienestar para todos

Juan José Hormigo Bautista

27 de diciembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana


LA PASTORA

Cuento de Navidad

La nieve que el día anterior había caído sobre los campos  yermos presentaba una bucólica estampa navideña. La casita de la  Pastora, en un cerro se asemejaba a un portalito de Belén de los que en esta época se colocan en iglesias, catedrales y otros lugares de la tierra.

 Se  llamaba Lourdes, y vivía sola en la inmensa planicie del campo castellano. Desde que murió su padre y poco después su madre, quedando completamente huérfana, pues era hija única y los pariente  lejanos, Todos Vivian en la ciudad, todos  gozaban de una posición privilegiada, con carreras universitarias y otros ingresos de dudosa procedencia. Y como Lourdes era una palurda campesina, criada entre cabras y ovejas no era de recibo por su rusticidad en casa de unos señores de tan elevado  rango.

 Tampoco a ella le importaba demasiado. Una vez  amortiguado el dolor  por la perdida de sus  seres mas queridos, se encontraba feliz  con sus  40  ovejas, sus 20 cabras y su burra.

 No tenia luz eléctrica, pero tampoco le importaba, a sus 28 años estaba mas que acostumbrada a alumbrarse con un candil de aceite. Poseía una pequeña radio de pilas, en la que  sintonizaba, canciones  de la época, novelas sentimentales, el rezo del santo rosario todas las tardes y poco mas. Las noticias, (el parte) como decían no le interesaba. Solamente hablaba de guerras, política falsas promesas de los dirigentes y  de las ciudades. Los pueblos  solo  salían en antenas cuando ocurria alguna desgracia.

  Cuidaba a su rebaño  igual que lo hacia su padre. Pues desde niña ese fue el oficio que aprendió. También sabia cocinar, hacer queso y coserse la ropa que se le rompía.

 Iba poco al pueblo, que distaba unas dos leguas mas o menos, por un camino pedregoso y estrecho entre espinos y  amapolas. El ganado no lo podía dejar solo mas de cinco o seis horas, así que cuando compraba el pan  y algo de comida no mucha porque  sus cabras y sus ovejas y algo  que se criaba en el campo les era suficiente para  estar  en muy buen estado de salud.

 Eso si, nunca se olvidaba de hacerle una visita a la Virgen y al Cristo que  en el retablo de la iglesia presidían las ceremonias religiosas. Su madre le enseñó a rezar aunque mal, pero  Dios  le agradecía aquellas oraciones mal  interpretadas mas que a  muchas personas que lo hacían muy bien y fino. Y se las agradecía mas, porque  eran  de corazón, sin hipocresía ni para que la vieran los  sacerdotes de la iglesia.

 Todas las navidades, visitaba el Belén. ¡Que bonito!- Decía  ufana. El niño en el pesebre. La Virgen y San José, el buey y la mula y los pastores con sus  corderos al hombro ofreciéndoselos al niño Jesús. Era lo principal para ella, era el  meollo de la cuestión. Era lo sublime y sagrado. Lo demás,  como el panadero, el río, los castillos, el labrador arando o la mujer sacando agua del pozo eran añadidos , fruto de la imaginación  humana.

 Pero aquel año no pudo asistir a la iglesia a ver el Belén. La nieve lo cubría todo, en algunos sitios  alcanzaba el metro de espesor y la burra ya vieja no estaba para muchos trotes. Asi que decidió quedarse en su casita, al amor de la lumbre, una vez que había  suministrado la comida guardada a sus animales en    el tinado y cuadra donde su quedaban.

Pero ella  era muy devota del niño Jesús y  quería tener su portalito, ya que no lo podía   visitar en la iglesia del pueblo.

  Dándole vueltas al magín, pensó en  fabricar su propio nacimiento ¡Pero como? ¿con que materiales? Era difícil, pero lo encontró.

 No lejos de allí vivía un hombre algo mayor, y soltero como ella. Era un hombre  viudo que perdió a su mujer hacia  tres o cuatro año de una enfermedad incurable, y  vivía  con una hija de unos dieciocho o diecinueve años.

 La hija, tuvo un desliz con un novio  que la abandonó en estado de buena esperanza, y  se refugio  en la casa de su padre. Era un buenazo, y jamás le reprocho nada. Acogió a la hija y al nieto con una  bondad y ternura  incomprensible. El hombre tenia una vaca.

Y... pensó Lourdes de pronto-Ya tengo todo, el niño, San José el buey la mula y el pesebre. Yo seré la pastora corderos no me faltan nada mas que Maria quiera ser la Virgen y su niño el niño Jesús. Y poniendo manos a la obra, se desplazó a casa del bueno del viudo que residía como un kilómetro de su majada.

 Al principio el hombre puso alguna resistencia, pero ante la tenacidad y los razonamientos de Lourdes accedió- Maria  no puso impedimento alguno, acogió la idea con mucha ilusión. Era muy buena y aunque dijo que ella no era virgen, bueno que no le importaba volver a serlo. El niño  solo tenia  cinco meses, pero era rosado gordezuelo rubio y de ojos azul  cielo, .¡Vamos lo que se dice una preciosidad!

  Asi que aquella tarde  montaron el Belén. El padre de Maria que aunque no se llamaba José se lo puso Lourdes,  cogió un  ternerillo de su vaca, que seria el buey. La hija a su retoño  que se llamaba  Jacinto, pero que  esa noche seria Jesús, y  ella seria la pastora con el corderillo que le  llevaría al niño. Al pesebre lo vistieron con mantas y sabanas,. A Maria la vistió con una túnica azul celeste. Que había sido de su madre y guardaba en un baúl. A José  le costó mas trabajo pero con pieles de las ovejas muertas le confeccionaron un a  zamarra y le entregó el cayado de su difunto padre. La burrita, la colocó al lado del pesebre, y lo mismo hizo con el ternerillo  . Ya tenia el  buey y la mula. Al niño que  empezó a llorar lo acostaron entre sabanas y mantas para que no pasara frío, Ella se vistió de pastora.  Encendió una hoguera para ahuyentar el frío de la gélida noche.

 Ya tenia su Belén. Un Belén de carne y hueso, un Belén sin  panadero, ni lavandera, ni castillos, ni siquiera Reyes Magos, pero un Belén que   Dios bendijo desde las alturas.

 Cantaron villancicos . El cielo se quedó limpio como la patena, y la luna en creciente, introdujo su plateada luz por entre la claraboya de la cuadra de forma que  como  halo celestial daba en la carita del niño.

 Lourdes era la pastora como sabemos y se hinco de rodillas ante el niño ofreciéndole su presente, un corderito.

  Se cumplió el anhelo de la huérfana pastora.

 Llegó año nuevo, y  San José y Maria con su niño, fueron a la casita de Lourdes.

El objetivo era mas que una visita de cortesia

.  Maria  riéndose con risa  inocente, le dijo a Lourdes “ Mi padre quiere pedirte una cosa”

 “Pues..., para luego es tarde”- respondió la Pastora.

San José algo  alterado le dijo.

“¿ Quieres ser la abuela del  niño? ¿quieres ser la madre de Maria? ¿quieres ser mi mujer?

 Lourdes sonriendo respondió.” Si, quiero ser tu esposa, y quiero tener un nieto, una hermana y puede que un precioso niño Jesús.

                                 Juan j. Hormigo Bautista

16 de diciembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

 CERCA DE LA NAVIDAD

Todos los años por estas fechas suelo escribir algún cuento  apropiado a estas ¿entrañables? Bueno  lo podemos dejar así. entrañables fiestas.

 No se si este año estaré inspirado para  plasmar otro relato navideño en estas  interesantes paginas de  Matrimonios de Guadiana.

  Los años pesan, y yo ya llevo a cuestas 75 años. Años de  alegrías menos que de sufrimientos aunque de todo ha habido, pero lo que  más me duele es el desengaño que cuando uno llega a viejo experimenta.

 Yo no he sido ni peor ni mejor que otros, solo uno mas en este globo terráqueo donde nos movemos, pero he procurado ser útil a la sociedad en  lo que mi ínfima inteligencia y poder (físico) Dios o la Naturaleza me ha proporcionado.

 Es verdad que  yo no debo quejarme. Motivos para ello  no tengo.Vivo bastante bien dentro de mis posibilidades, tampoco anhelo tener un palacio, ni un chalé en la montaña, ni un apartamento en la playa, ni aun un todotererno, y no lo anhelo porque es imposible que yo pueda alcanzar  esos  incomprensibles lujos. No los anhelo porqué yo miro hacia atrás y  no digo como el sabio de la fábula  con las hierbas.

 Que decía, cuando recogía hierbas; que no había otro sabio en el mundo mas pobre y triste que el, y al volver la cara vio que iba otro sabio cogiendo las hierbas que el arrojó.

 Quizás no sea muy coherente esto en estas fechas que se avecinan, o que ya estamos, pero es que me irrita ver  lo que estamos atravesando en nuestra querida España.

 Dicen algunos políticos que ya  estamos saliendo de la crisis. Por mentiras que no quede. ¿Ha bajado el paro? Que se lo digan  a esos que llevan  más de cinco años sin encontrar trabajo.

 Ahora todos los días voy a Badajoz. Un maldito absceso en la espalda  hace que tenga que desplazarme a Clideba a curármelo.

Y la verdad es que, o soy yo muy pesimista o  es que lo que veo es mentira.

Observo  que cada día cierra un establecimiento, que hay mas pobres por las calles, que la gente camina sin mucha alegría y que  en el INEM o  Serpex o como se llame  hay mas gente cada día apuntándose al paro.

 La gente ya no se fía de nadie. Si te piden una limosna vuelves la cara, decimos que  la quieren para drogas. La verdad que no es la solución  dar limosnas, sino  puestos de trabajo.

 Si, es verdad  que se ha desbordado la solidaridad en dar alimentos a  la Cruz Roja, Cáritas y otras ONG para los más necesitados, pero ¿Por qué  esa diferencia tan enorme de  unos a otros?

¡Feliz Navidad! Se escribe por todas partes, se desea y se recuerda. Pero... Es de verdad feliz navidad. ¿Es feliz navidad para los parados, Para las victimas del terrorismo, para los malhechores y terroristas incomprensiblemente liberados por una doctrina llamada Parot? ¿Y para los enfermos, ausentes de sus familias, .Personas sin techo, músicos callejeros y tantas y tantas personas que el infortunio se ha aferrado a ellas?.

 Yo a veces pienso solidarizarme con ellos, cenando la noche del 24 de este mes un simple gazpacho y unas sopas caliente ¡Pero no!

  Cenaré  también  con los míos. Cenaré pescado y dulces  y champán  los tomaré a gusto. Pero mi conciencia me dirá.

“Muchas palabras huecas, y a la hora de la verdad eres como todos, un egoísta.”

 Estas fiestas, no me son muy propicias para  alegrarme. En este mes murieron mis abuelos, en noviembre mi padre el día de Santa Lucia una hermana de 46 años, que se llamaba igual, es decir Lucia. Mi mujer no goza de mucha salud, y  en este  mes de alegría y regocijo me han operado de un absceso en la espalda. No me es muy grato Diciembre.

 De todas formas, Felices  Navidades y un Próspero año nuevo a todos.

                                        Juan Hormigo Bautista

7 de Diciembre de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

 CARTA A PRIMERO DE MES   (DICIEMBRE  2013)

         Una cosa es indiscutible, los políticos son imprescindibles, han existido, existen y existirán por los siglos de los siglos. Pero la pregunta, o lo que yo me pregunto igual que millones de españoles, es ¿ En quién pongo mi confianza para que me defiendan mis derechos y también deberes, que los tenemos y muchos, como ciudadano de este país, España. ?

         Es tal la desconfianza que tenemos en la clase política, sindical, monárquica, incluso eclesiástica que lo peor que nos puede pasar es que precisamente pasáramos de ellos.

         Las próximas elecciones serán las europeas, normalmente los españoles le damos poca importancia a estos comicios, me temo que ahora, con la que está cayendo, la abstención será de órdago.

         Los comentarios que hacemos entre nosotros en que no iremos a votar a estos impresentables,  para mí es una gran equivocación , no olvidemos que por muy pocos votos que saquen, tendremos que seguir conviviendo con ellos, tenemos que ir a votar y la mejor manera de mostrarles nuestra indiferencia es abrir nuestra papeleta en blanco, todas la urnas ha rebosar de papeletas pero todas en blanco.

         Olvidemos por una vez nuestra afinidad política, por que todos tenemos alguna, y démosle una lección  de dignidad, de honestidad,  de responsabilidad, de participación política, todas las papeletas en blanco sería una lección para estas personas o personajes que les harían reflexionar sobre sus conductas reprobables y censurables.

         Lo último que me podía imaginar es que también los sindicatos, aguerridos defensores de la clase trabajadora, también cayeran en semejantes corruptelas, y es que el poder, el dinero y la avaricia está visto que lo puede todo y muy poquitos se resisten a sus tentaciones.

         Yo no desconfío de los grandes líderes políticos, de su honestidad y honradez, ya sean de cualquier partido al que representen de uno u otro signo, faltaría más que esto sucediera, por eso los votamos, pero me indigna que amparándose en esos votos protejan de una manera vergonzosa a sus subordinados de segundo orden aunque sean  imputados o incluso condenados en causas judiciales, haciendo uso de un corporativismo a ultranza e  insolente para el resto de ciudadanos.

         Escribiendo esta carta me he enterado de la muerte de Nelson Mamdela, no le vamos a pedir a nuestros políticos que tomen como ejemplo a este hombre, porque sería demasiados deberes para ellos, pero con que lo siguieran en un cincuenta por ciento en su valor humano y trayectoria de trabajo y honradez por su país, seguro que mejor nos iría en este nuestro.

         A pesar de todo, los españoles en general y los extremeños en particular,  siempre tenemos buen sentido del humor y somos optimistas por naturaleza, nos conformamos con poco, si no nos toca la lotería la salud es lo principal y hala hasta el año que viene, es nuestro sino. Que seamos felices, sigamos siendo solidarios con los demás y tengamos muy buenas fiestas.

         Feliz año 2014

         Felipe Moruno Rodríguez    (  POR UNA GUADIANA VIVA  )

13 de noviembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

        Un caso de ¿repulsa? O  de angustias.

Este verídico caso, que intento reflejar aquí, ocurrió, mejor dicho yo también fui  protagonista secundario de la  trama, si de este modo  se le puede llamar.

Es una cosa sencilla, sin importancia según se mire, pero que refleja los tiempos en que atravesamos.

Ocurrió un jueves en el mercadillo de Montijo. Suelo  visitar casi todos los jueves este  zoco, y no es que compre nada, solo deleitarme con los tenderetes que a lo largo y ancho del llamado Callejón de la Zorra exhiben toda clase de mercancías. Y también como no, cambiar libros y novelas con mi  amiga Dolores, vieja lectora empedernida de todo lo que cae en sus manos. Con letras. Y ya lo dice el refrán,  Dios los crea y ellos solos se juntan. La verdad que a veces nadie sabe el porqué viene una amistad, pero eso   no concuerda con esta perorata que  estoy escribiendo. El caso es el siguiente.

 Una mujer joven, vendía en una caja de plástico granadas,  la mencionada fruta, se hallaban unas enteras y otras rayadas, por donde se veía los granos   rojos como  si quisieran ofrecerte  el dulce néctar que desprendían de sus  entrañas.

 Me ha gustado  de siempre esta fruta licuada y dulzona que según mi abuela servia para prevenir  algunas enfermedades, sobretodo propias de la mujer. Verdad o mentira, así lo creía ella.

 Me acerque a la vendedora, que tenia su mercancía en el suelo. Muy cerca  merodeaba un chiquillo de unos  10 años aproximadamente. Le `pregunté el precio de las  granadas y me dijo que  las vendía a euro el kilo. Pues deme un kilo, le dije. Ella insistía en que  comprara mas pues eran muy buenas y baratas.

No, solo un kilo, otro jueves te compro mas- dije.

 En una “romana” algo dudosa me pesó  la mercancía, yo no mire; tampoco merecía  por un euro  mirar si la balanza era fiel o falsificada.

 Y aquí ocurrió la “desgracia” Por entre la multitud que abarrotaba la calle, destacaban dos  quepis azules. Eran los municipales,   dos policías locales de Montijo, que recorrían  las calles del mercadillo, cumpliendo su  sagrado deber. Ellos estaban allí, mandados, eso me consta, para  velar y vigilar, que no se cometan estafas, robos, hurtos y  fraude.

 Yo ignorante permanecí con las granadas en la mano, bueno en la bolsa, aun no había abonado el importe cuando el niño gritó:

“ Mama corre que vienen los  guris. Entonces la mujer desgreñada, agarro la caja con las que quedaban y se ocultó en el laberinto de  ropas de los tenderetes. Con la precipitación se le cayeron algunas granadas, que alguien aprovechados de las circunstancias recogió para si.

 Los guardia llegaron y me miraron, sonrientes. Uno me conocía pero no dijo nada. Yo me avergoncé, por dos cosas. Una porque  no le pagué a la pobre mujer, que  se ganaba el pan de su hijo, vendiendo al “estraperlo antiguo”.

Otra sabiendo que eran hurtadas pues eso estaba a la vista  se las compre, y no precisamente para aprovecharme, Y la otra....  Pude, por mi condición de  agente de la autoridad con carne, de haber retenido a la pobre mujer hasta que llegaran los municipales, pero no lo hice. Era un cargo de conciencia.

¿ Quien eran los malos?. Los municipales que cumpliendo con su deber, vigilaban las infracciones cometidas, y los robos de productos del campo. O la mujer que  no le quedaba otra alternativa de  robar  por la noche el campo para malvenderlo  en el mercadillo de día para no morirse de hambre el niño y ella o tal vez yo.

  Pude obrar de otra forma. Mi deber era retener a la mujer, hasta que llegaran los  policías,  no como perteneciente a fuerza de orden, y no digan que yo ya nada tengo que ver en eso. Directamente no pero si, colecteralmente.

 Pude hacerlo pero no lo hice. Mi conciencia me dictó que buscara a aquella mujer por todo el mercadillo, pero no para avisar a los municipales sino para pagarle el euro que era suyo. La verdad no la encontré. Pero si algún día le veo, le pagaré el euro, que es suyo.

 Tanto ella, como los municipales y yo, fuimos protagonistas sin quererlo, de una España, en la que va imperando cada día más la pobreza, la represión y la caridad.

                                                       Juan Hormigo Bautista

13 de noviembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

REFLEXIONES DE UN GUARDIA CIVIL RETIRADO


Un guardia civil retirado os  dice lo siguiente:


Que seáis felices en todo momento

Que vuestros corazones se inunden de amor paz y dicha.

Que  hay unos hombres y mujeres que de día y noche velan por nosotros, aunque  muchas veces no son comprendidos.

Que allí donde los llameéis acudirán en vuestro auxilio.


Que si persiguen la droga no es para fastidiar a nadie, al contrario para el bien de la salud publica.

Que si denuncian, es para que no ocurran accidentes.

Que a la mayoría no le gustan las denuncias sino que no se cometan infracciones.

Que desde el año 1844 en que se fundó el Cuerpo muchos componentes han muerto en el cumplimiento de su deber, salvando o intentando salvar a  sus semejantes.

Que no quieren  intervenir en  la violencia de genero, lo que desean es que no la haya.

 
Que en los caminos campos y despoblados, siempre tratan de socorrer a las personas que se ven en peligro o desgracia.

Que en fuegos, inundaciones, epidemias  descarrilamientos y otras catástrofes siempre fueron y son los primeros en  llegar  para socorrer y ayudar en el salvamento.

 Que también lloran, en las desgracias ajenas, y no lo que dijo un poeta que tienen de plomo las calaveras.

Que cuando os acerquéis al cuartel, sea por agradecimiento y nunca para formular una denuncia y sobretodo,  nunca con miedo
.

Hasta aquí algunas reflexiones.
Yo en particular os deseo una vida plagada de dichas y felicidades.  JJ HB

11 de noviembre de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES (NOVIEMBRE 2013)

         Ahora lo que tenemos de moda son los espías, parece ser que EEUU nos espía como, cuando y donde quiere, y por supuesto a quien le da la gana.

         Nuestros políticos se rajan las vestiduras ante tamaño atropello, como no podía ser de otro modo, inconsciente ellos de semejante ilegalidad, nuestra privacidad por los suelos, vilipendiada, y en cima por nuestro más firme aliado.

         Están cabreados, nuestros políticos digo, porque les habrán registrado sus conversaciones más íntimas y también  muy interesantes, sobre todo  cuando están en el parlamento tratando afanosamente los problemas diarios de sus votantes, que para eso los hemos votado, o a lo mejor de sus problemas, los suyos digo, de vacaciones, pagas extras, dietas, pensiones y demás dificultades que estos personajes padecen diariamente, pobres ellos.

         Digo yo que entonces para qué narices están los espías, para qué los han creado, que van hacer los hombres, en qué consiste su trabajo, se supone que medio mundo espía al otro medio, me pregunto yo mismo en mi ignorancia de ignorante, que el que se cabree por esto es que algo tiene que ocultar.

         Tenemos en España una ley de privacidad de datos muy completa y severa, y una Agencia Española de Protección de Datos que vela para que esta ley se cumpla a rajatabla.

         Digo entonces, hasta donde me puedo proteger de los intrusos mis datos y privacidad, si resulta que Hacienda me conoce de arriba a bajo, el banco con el que trabajo y los demás bancos de España me conocen de abajo arriba, el Banco de España, lógicamente,  conoce todos los datos de los demás bancos, el Gobierno Civil junto a G. Civil, y  Policía  conocen todo mi historial, bueno o malo, nuestro ayuntamiento sabe donde vivo, desde cuando, con quien y que familia tengo, las compañías suministradoras de la luz, de telefonía, de agua, la empresa donde trabajo, y si no trabajo la empresa del paro, etc. etc. todos conocen nuestros más íntimos detalles, y por si faltara alguno nos vienen con la avioneta, el helicóptero o el satélite y nos fotografían la casa , eso sí siempre con fines solo recaudatorios no sea que defraudemos al estado.

         Es una obviedad, pero conviene recordarlo, que el carné de conducir o el carné de identidad y las tarjetas de créditos son medios que contienen datos suficientes para que podamos estar controlados al instante por empresa privada o institución pública.

         Y después de todo esto la Empresa Nacional de Espías, o como se llame, quiere todavía más información no tiene bastante con la que corre por todos los medios informáticos del mundo, me imagino que la nuestra no les interesará mucho, porque poco tenemos que ocultar, pero a mí sí me gustaría espiar a todos esos políticos que ya están viendo la luz al final del túnel y dicen que en el próximo año empezaremos a recuperarnos de la crisis, a ver si lo dicen para animarnos o para engañarnos como hasta ahora lo están haciendo

 
         Yo animo a todos esos espías a seguir espiando, a todos los que nosotros sabemos,  pero que luego nos lo cuenten, eso sí en secreto para que nadie se entere.

         Por una Guadiana Viva

         Felipe Moruno Rodríguez

9 de octubre de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (OCTUBRE  2013)

         De cabrero e impotencia  de no poder hacer nada  me pongo cada vez que veo a los políticos, de este país nuestro, cuando justifican los datos del paro cada mes, ya sea para bien o para mal.

         Para el gobierno de turno todo son para-bienes y para el de la oposición para-males y catastróficos los resultados, el  resto de mortales los  escuchamos y vemos con la sensación de que nos toman como verdaderos gilipollas y que nos tragamos todo lo que nos digan.

         Con estos resultados de 27  mil parados más el gobierno está viendo la luz al final del túnel, porque hace cinco años esta cifra era inmensamente superior en un mes de septiembre, y se quedan tan frescos y en cima nos dan esperanzas de que esto empieza a cambiar.

         Pues bien les cuento algunos ejemplos vistos a ras de tierra y no desde la cúpula  donde nos gobiernan en las alturas, ya es hora que se bajen de sus pedestales y vean la realidad de nuestra situación diaria. Les cuento.

         He estado tres días en la playa de La Antilla, en Lepe, (si tengo que reconocerlo mi trabajo de todo el año me ha dado para esto.) en el hotel Lepe, antiguo Rumasa. Pues bien en el 50 por ciento de chiringuitos, bares y  restaurantes eran autoservicios, es decir camareros en barra y cocina y el resto de clientes a por las consumiciones o raciones al mostrador, de este a la mesa y si no está limpia  la limpia usted que para eso la va a usar. En el hotel, pequeño este, un comedor con una 40 mesas, servicio de buffet, no solo recogíamos la comida teníamos que llevar los platos y cubiertos a la puerta de la cocina donde los recogían para su limpieza, eso sí los manteles de papel los ponía el camarero de turno

         . En Isla Antilla existe un gran centro comercial, pues bien grandes colas en el Burger-King, o en McDonalds,   para que te sirvan en un miserable plato de cartón, una cucharilla de plástico y un vaso de papel una ración bien cobrada y un refresco y a sentarte donde puedas , porque mesas seguro que no encuentras, ahora te vas a la gasolinera, aparcas el coche en el surtidor, te vas a la oficina pagas el combustible, vuelves al coche, coges la manguera, no hay guantes, llenas el depósito,  (  si has tenido euros para ello, )  dejas la manguera y límpiate las manos donde puedas, más tarde te vas al supermercado, agarras el carrito, coges la fruta, la pesas, la metes en la bolsa y la pagas en un cajero automático, que ya los tienen, la llevas al coche y la cesta la llevas a su sitio

         Que quiero decir con este rollo, por supuesto todo cierto, muy sencillo. Primero; este es el servicio que se le da a los turistas, el mayor ingreso de divisas (euros) en nuestro país,  lamentable. Segundo; las empresas se mantienen con el personal mínimo posible. Tercero así y todo se despiden a miles de trabajadores. Cuarto, estos elementos (gobierno me refiero) ven en estos datos una magnífica noticia, ya están viendo la luz al final del túnel, es alucinante.

         Seria demasiado extenso analizar como van las cosas en Extremadura, tanto en el tejido industrial que apenas tenemos y plagados de ERES  (  significado de despidos de trabajadores ) en el terreno agrícola mejor no contarlo, autónomos y pequeñas empresas cada vez más estripados.

         La luz al final del túnel,  (no quieren usar los brotes verdes, porque fue  cosa de Zapatero y Zapatero fue, es y seguirá siendo el causante de toda esta crisis, no sabemos hasta cuando les durará esta excusa.)  Esa luz, digo, solo tiene dos visiones, o se ve porque oteamos el sol que nos da luz y esperanzas de salir de este inmenso túnel o por el contrario vemos la luz potente y cegadora de la máquina del tren de mercancías que se nos viene encima y arrasará con lo poco que nos queda, me encantaría que fuera el Sol, pero la realidad está demostrando que la máquina viene imparable. DIOS QUE PAIS.

A pesar de ello luchemos por una  GUADIANA  VIVA

Felipe Moruno Rodríguez

3 de octubre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

 

 Aunque ya ha pasado la feria, aquí expongo
Una  parodia de las primeras ferias.

 AQUELLAS FERIAS DE ANTAÑO

 La Misa a la Soledad, que
Oficiaba don Fermín
Luego salía la Virgen
A hombros de  fuertes mozos
 Escoltada por la Guardia Civil.
 Mocitas con vestidos nuevos
Estrenados pa el evento
Con el velo en la cabeza
Y el rosario entre los dedos

Hemos llegado a Septiembre
 Y ya es la feria del pueblo

 Han venido “cacharritos”
El carrusel y una tómbola
Una caseta de tiro
Caballitos y voladoras

 Baile en casa el tío Lorenzo
 El cine de los hermanos Cabello
Los bares a rebosar
El del Cojo el tío Manolo
Y también el del Centro

 ¡Como se divierte la gente
en la feria de mi pueblo!

Hay toros en  la plaza del Mercado
Con valientes aficionados
Linterna, Pitel y el Cojo
Y un torerillo salado
Que ha toreado en  Lobón
Y en Solana de los  Barros
De Montijo es el chaval
Y se ha puesto de mote
Bisagra,¡ pues no esta mal!

La juventud se divierte
En la caseta Chicago
Con  los músicos modernos
Batería, trompeta y saxo

 Y un apuesto vocalista
Llamado Pedro Pirfano

La Mis y sus damas
Que ese año  han elegido
 A Marina Plaza
Y como damas de honor
Loly la fontanesa
Y otra bella muchacha
Que alegres y ufanas
Presiden el baile en la Plaza.

 Turroneros de Castuera
Ofrecen su mercancía
Con sus puestos en la acera
Calabacete  almendrones
Chufas y  otras chucherias

 Y los dos municipales
Con uniforme de gala
Van vigilando la feria
Por si alguno se desmadra.

Más o menos así era
La feria de Guardiana
Aquellos años cincuenta
De nuestra  querida España.

                          Juan Hormigo

3 de octubre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

UNA ILUSIÓN CUMPLIDA

Una de las satisfacciones mayores que me llenan de felicidad, es ver a los niños alegres y contentos.

 Esos niños que juegan alegres en plazas y parques, es una   satisfacción que me llena de optimismo y bienestar. Y naturalmente si ese niño es un nieto,  mayor es la satisfacción.,  Creo sin temor a equivocarme que todos los abuelos no sentimos felices y hasta parece que rejuvenecemos cuando  ese nieto o esa nieta o los dos a la vez, los vemos alegres, contentos y sanos. Y ¡como no! Si le podemos dar un capricho, no tenemos reparo ni nos escuece el dinero para  dárselo.

 Uno de mis nietos, de los mas pequeños y cercanos, con ocho años de edad, no se porqué llevaba tiempo de realizar un viaje largo, pero en tren. En esto se parecerá a su abuelo, que aunque sea reiterativo con el tren, es el trasporte de viajeros que mas me gusta. Son muchos miles de kilómetros los que he viajado en tren, y cuando tengo que hacer un viaje este medio es el que mejor me sienta. Hay gustos para todos.

 Pues bien a mi nieto y a su madre, se les antojaron de visitar Sevilla. Y yo también tenia ganas de  pasearme por el parque de Maria Luisa y la calle la Sierpes. Yo había estado varias veces en la capital andaluza, pero hacia ya muchos años y  sentía ilusión por volver.

 Así que nos decidimos y  hace  una semana, que montamos en  Montijo a las siete de la mañana, y a las ocho  subimos en el tren que nos condujo a la ciudad del Guadalquivir.

 ¡Que ilusión para el niño y su madre!  El niño disfrutaba de lo lindo en el tren, semivacío, pero  cómodo y rápido, pues  hasta 150 kilómetros marcaba en algunos tramos.

 El iba anotando en su memoria todas las estaciones.  Almendralejo, Villafranca, Zafra y así hasta Santa Justa. Miraba el paisaje  y le encantaba los campos de viñedos y olivar, luego ya en la provincia de Sevilla, el terreno se tornó mas quebrado y  miraba las montañas alucinado, túneles y puentes, se le hacían  lugares de un cuento de Hadas. También mi hija disfrutaba, ella nunca había estado en Sevilla, y la ilusión era grande. Yo viéndolos a ellos disfrutar  me llenaba de optimismo. Otra vez cambió el paisaje, ahora eran naranjos y algodón. Y por fin Sevilla.

 La estación de Santa Justa, con sus vías  y sus trenes el Ave y los otros, sus tiendas bares y  hamburgueserías, el niño había llegado a otro mundo inimaginable para él. Todo lo quería ver al mismo tiempo, estaba alucinado, y eso que va mucho con sus padres a Badajoz,

 En un taxi buscamos un hotel, arreglado al bolsillo. El taxi lo conducía una mujer de mediana edad, sorteando coches, autobuses y tranvías  por anchas avenidas y  calles estrechas. Amablemente nos explicaba  a lo que le preguntamos. La Real Fábrica de Tabacos. Ahí trabajó Carmen de Merimee. Decía, una historia claro, el Palacio de Alfonso XII  y Maria de las Mercedes. Hasta que nos dejó en la puerta de un hotel de dos estrellas. Su nombre Doña Blanca. Después de  los trámites de rigor  en otro taxi, este era un hombre, con marcado acento andaluz, nos llevó a la Plaza de España. ¡Cuanta ilusión la del niño especialmente! Las barquitas del canal donde  dimos un paseo remando el más que yo.  La fuente, las tartanas, el museo militar, de balde  a nosotros.  Y el gran Parque de Maria Luisa. Lo atravesamos  de punta a punta hasta la Torre del Oro. Yo estaba  bastante cansado, y nos paramos a comer en un restaurante frente a la misma torre.  No era muy buena la comida, pero...bueno  la dimos por buena, era más la ilusión que el hambre.

 Luego  fuimos a visitar la Giralda, la catedral, la calle la Sierpes, y cuando  las luces iluminaron los monumentos, El bello puente de Isabel II, mas conocido por el puente Triana, ya agotados regresamos al hotel.

 Nos levantamos a las ocho, desayunamos churros con chocolate en una cafetería próxima al hotel, y de nuevo recorrimos lo mas importante de la ciudad.para finalizar  la visita en el parque de Maria Luisa. Aquella mañana  visitamos los Reales Alcázares, la Real Maestranza la plaza de Armas y el barrio de Santa Cruz. Como a las doce finalizaba la estancia en el hotel, cogimos la maleta y el macuto de equipajes, y  marchamos a la estación de Santa Justa. El tren a Mérida salía a las cinco y ocho minutos. En la espera, deambulamos por los alrededores de la estación, ya menos típico pero también digno de ver. Comimos en un restaurante, compramos algunos souvenir, como la Giralda, la Torre del Oro, un delantal de volantes para mi mujer, un  imán para el frigorífico, representando a una pareja bailando sevillanas, un libro. Y ya cuando la megafonía anunciaba la llegada del tren, bajamos al andén y  de regreso a casita. A las nueve de la noche llegamos a Montijo, donde el padre de mi nieto fue a por nosotros en el coche.

 La ilusión del niño se cumplió y también la de la madre. Muy satisfechos y contentos, y algo cansados llegamos a Guadiana. Yo ufano y orgulloso de ver como mi nieto y mi hija, pasaron 30 horas felices, viendo la ciudad que  soñaban ver.

 Por mi parte también disfruté de lo lindo, mas en el Parque de  Maria Luisa, contemplando sus fuentes y estanques, el bordador de la Reina, los jarrones de flores, los coches de caballo por la vía central, los bancos de azulejos, y sobretodo el recuerdo de mi abuela, andaluza ella, que me hablaba de Sevilla, y la lectura de una novela de dos tomos, ambientada en esa ciudad sobretodo en el Parque de Maria Luisa, donde se desarrolla un capitulo de lo mas sublime, tierno y emocionante de la obra, como es el abandono de una niña, recogida por un borrachín que a altas horas de la noche circulaba por allí y la sintió llorar en un banco, acogiéndola y criándola como una hija, aunque luego la vendió a un potentado  cuando ella tenia dieciocho años. Cosas de novelas, pero que me traían recuerdos de la niñez. Rosa Maria es su titulo, El próximo viaje Dios mediante lo queremos  hacer a Valencia, ciudad  muy conocida por mi, pero  que ellos aun no la han pisado y,  como allí tengo familia, iremos pronto. Dios quiera que para divertirnos como en Sevilla o más.

                            Juan Hormigo Bautista

20 de septiembre de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

LA  DALIA

Desde niño he sentido predilección por esta flor. La dalia es originaria de Méjico,   de ese país es  la flor emblemática. Es decir su flor nacional.

 De pequeño mi madre la cultivaba en un pequeño arríate que existía en mi casa. Luego que estaban bien florecidas, las cortaba las colocaba en un jarrón encima de la mesa camilla y allí permanecían hasta que se marchitaban

 Otras veces cortaba un ramo de dalia, rojas, anaranjadas, azules y blancas y las llevaba al cementerio, ofreciéndoselas a una prima hermana suya que murió de parto a la edad de 28 años.

 Esta hermosa flor precursora del otoño, también la cultivábamos en  el cuartel de Banimaclet (Valencia)  y me traía recuerdos de mis años de adolescente.

 En mis paseos matinales por nuestro pueblo, las veo en el huerto de Basilio, y alguna vez he penetrado y he cortado tres o cuatro (Espero que Basilio no se moleste). Las llevé a mi casa y mi mujer las colocó en un jarrón con agua.

 En Benimaclet, las sembrábamos en tubérculos, para entendernos mejor patatas y cuando en verano florecían, muchas mujeres  se acercaban a pedirnos  flores de dalias, porque según ellas  aunque no tienen olor es de las mas bonitas que se crían en verano y que traían suerte (el pueblo llano, ese que no tiene maldad infinita., ese que es inocente tiene creencias  que a veces son gratificantes).

 Una tarde que salíamos de paseo  por Valencia mi mujer y yo. (Yo de paisano, en la capital  hacían la vista gorda los mandos) cortamos del jardín varias flores, o sea dalias y la llevábamos en las manos. Al pasar por un parterre pequeño, una señora de mediana edad, nos dijo  que si le podíamos entregar alguna, pues le gustaban mucho, y por aquella zona no se veían con frecuencia.

­_ Bueno, no una, si usted las quiere le damos todas- dije yo. A lo que ella respondió.

_No, muchas gracias solo una. Es que saben ustedes mi marido q.e.p.d. le encantaban, porque el era de Méjico, y me decía. Las dalias de Méjico son  tan bonitas que cautivan a los extranjeros. Al pobre le llevo muchas flores, pero no encuentro  dalias aquí en Valencia. Si, rosas, muchas rosas pero dalias  ninguna.

_ Acepte usted todas, y póngaselas a su  difunto esposo, yo también -dije- siento predilección por esta flor, y me es simpático Méjico, aunque jamás he estado allá.

 La buena mujer, sin oponer resistencia, tomo el manojo de dalias y  dando muchas veces las gracias, se marchó con ellas.

 Nosotros, muy alegres por  haber  complacido a la viuda regresamos a casa. Y nos olvidamos de aquel hecho que no le dimos mas importancia que la que tenia.

 Pasaron seis o siete meses, y mi mujer se puso muy enferma, el medico ordenó, que se ingresara en el hospital militar de Valencia, y al Centro sanitario la llevamos en una ambulancia del ejercito de tierra.

 A los dos o tres días mejoró, pero no para que le diesen el alta, ya daba algunos paseos, por los pasillos y a veces salía al jardín.

 Y... allí ingresada también con una  infección grave, se encontró con la viuda de las dalias.

 Ni que decir tiene que se besaron y también soltaron algunas lagrimitas.
 
 Era la viuda de un sargento legionario, muerto en unas escaramuzas en el Rif. Según nos contó. El quería que  muerto lo enterraran en su Méjico, pero ella  no podía soportar los gastos, y el ejército  le pagaba entierro solo en cualquier lugar de España peninsular o sus posesiones. Entonces ella al ser valenciana optó por llevarlo a la  ciudad de las artes y las ciencias. Y allí reposa el  sargento legionario.

 Nos contó que las dalias se las llevó todas, que  hablaba con el, aunque  lógicamente el no le contestaba, y le dijo que  una familia le habían entregado las flores de su pueblo, las que tanto a el le  gustaban, Muchos días permanecieron aquellas flores sin marchitarse, porque en el florero  cambiaba a diario el agua y le echaba una pastilla de aspirina.

  Nos invitó a su casa, en el barrio de la Malvarrosa, y nos dijo que ella se llamaba Amparo Valls Noia, que vivía sola, porque el único hijo que Dios le  concedió era militar como su padre, y se encontraba en el Aaiun, aunque la visitaba cada seis meses que le concedían licencia.

 Salió mi mujer del hospital semicurada, y Amparo se quedó allí. Estaba bastante enferma, era cáncer lo que la mujer sufría

 No la vimos nunca más. Vivíamos lejos de su barrio, tampoco mi mujer tenía ganas de salir de casa. Perdimos todo contacto con ella, y más que un mes después me trasladaron a Ribera del Fresno, más de 760 kilómetros de aquel lugar.

 Ha transcurrido  más de treinta años. Falleció mi padre, y lo enterramos en la necrópolis de Valencia.

 Todos los años  voy a visitar su tumba, y la de mi hermana, y le llevo  rosas y crisantemos. La última vez, hace un año, recorriendo la  inmensa calle de tumbas, cada año mas ampliada, me llamó la atención una en la que  sus floreros guardaban  con amor un ramo de dalias.

 No se porque, aquello me causó cierta sensación, como  si retornara al pasado, remomeré el día en que le  dimos las  dalias a la viuda. Me paré para leer la inscripción y ¡Dios mío! Dos nombres se leían. Lorenzo Mejia López,  CL muerto en acción de guerra, por encima  el Cristo de la Buena Muerto entre el emblema de la Legión y su foto de sargento. Debajo Amparo Vall Noia, fallecida a los  sesenta años de edad. Al lado la imagen de la Virgen de los Desamparados. Y debajo; “tus hijos Lorenzo y  Ana Maria no os olvidan”

 Cuando terminé de leer brotó de mis labios casi automáticamente una oración.  Moví la cabeza dubitativo y  musité.  ¡Nunca imaginaba yo que mi  padre estaría en este cementerio y cerca de este matrimonio. Es obvio que  es casualidad pero también pudo ser un designio de Dios el que me llevara a  aquella tumba entre los millones que  existen en el jardín de los muertos

                                            Juan Hormigo Bautista.

2 de agosto de 2.013 - Correo enviado por una niña llamada Margarita desde Guadiana

CARTA DE UNA NIÑA AL MUNDO

¡Hola! Me llamo  Margarita tengo 8 añitos y quiero escribir una carta para todo el mundo.

 No me gusta la televisión, ni siquiera los dibujos animados, porque genera mucha violencia. Con lo bonito que seria un mundo sin violencia donde los hombres y las mujeres y también los niños y las niñas nos lleváramos como Dios manda, o sea  muy bien, sin odios, ni rencillas.

 A veces mi papá y mi mamá hablan cosas que no entiendo, ni comprendo. Dicen que hay hombres  que se llevan todo el dinero  a unos lugares que llaman paraíso fiscales, y que por eso no  hay trabajo, y muchos niños tienen hambre en el mundo, y otros  mucho de todo y eso no es justo.

 Yo os digo a todos los hombres que seáis buenos ¿para que queréis tanto dinero? No os basta con tener  para vivir bien? Porque no pensáis en  muchas personas que no comen y vosotros  derrocháis a manos llenas y eso no esta bien.

 Mi amiga me dice que soy una tonta que como van a dar los que tiene mucho dinero a los que no tienen, y se van a quedar sin el. No se trata de eso, le digo yo. Es que si el dinero lo tienen amontonado y  tienen de todo, para que quieren más.

 Yo digo que  ser honrado no es solo tener  mucho dinero, y querer mas es ser bueno y cariñoso y no robar ni estafar,. ¿Por qué ganan  unos tanto y otros tampoco? Mi amiga dice que porque saben mucho y han estudiado, Bueno pues yo digo que todos los trabajos  son precisos, y si unos han estudiado es porque otros han trabajado para que ellos puedan estudiar, pero Dios hizo el mundo para todos iguales.

 Es verdad que un medico nos salva a veces de la muerte, y nos cura las enfermedades. Un ingeniero   plantea construir  pantanos y carreteras, porque lo saben. Pero un labrador siembra en la tierra trigo, y de ahí sale el pan que hacen los panaderos, que es mas necesario que  todo, porque sin pan nadie puede vivir, ni los  políticos ni los médicos ni nadie. Ni el papa, ni los obispos nadie, y son los hombres del campo que mas nos  sustentan y menos ganan. Bueno cuando digo esto me riñen y me dicen “cállate niña no digas tonterías” todo el mundo me dice que soy tonta, porque  opino de esta manera. Pues mejor es ser tonta que no egoísta y mala.

 Me gusta mucho el tren, pero  lo que ha ocurrido  estos días en Galicia con el descarrilamiento, me ha llenado de  pena, y  he llorado por las víctimas. Mi madre dice que es designio del Señor, pero yo creo que es por la vanidad de los hombres. ¿Por qué hay que correr tanto? Mi abuela  me dice que ella  cuando era muchacha, iba en carro a los pueblos, algunas veces pocas y era muy bonito ver los arboles en la carretera, de flores blancas y los campos verdes. Ahora no se ve nada por la velocidad.

 Me dice mi abuela que una vez se montó en el tren, hasta Badajoz y tardó mucho tiempo, pero que  se asomaba a la ventanilla y veía los campos de trigo y amapolas muy lindo. El tren era muy lento y echaba mucho humo, y llegó tiznada, pero  que se divirtió mucho, porque la gente hablaban y se daban unas a otras la comida, y cantaban  y se reian. Hoy nadie habla, y cada uno se come su bocadillo sin decir si  quiere usted. Y va tan ligero que no se ve nada y la gente va muy seria. Y cuando se caso con mi abuelo fueron de luna de miel a Mérida y se alojaron en una fonda, la mujer era muy amable, y estuvo  casada con  mi abuelo mas de cincuenta años, hasta que el murió y nunca le pegó y se llevaron muy bien,  mi abuela llevaba la casa y mi abuelo trabajaba para llevar el pan.

 Hoy  las mujeres no aguantan a los maridos y se separan, dicen que son libres. ¿Es que mi abuela no lo era? Pues si, y mas feliz que hoy, con sus hijos y su marido, sin envidiar al vecino porque tiene la casa mas bonita que ella. Mi abuela era muy feliz con mi abuelo, y  no iban de vacaciones, pero se iban a la viña en la época de la uva y allí  se lo pasaban muy bien,

 Bueno ya no se que poner mas. Solo que  mi alegría   mayor fuese que no hubiera guerras, ni hombres tan ricos, ni  familias tan pobres, y que los niños coman todos y tengan juguetes y  muñecas las niñas y que los papas y mamas no riñan ni se separen, ni se  vayan con otros hombres y otras mujeres porque  luego los niños somos los que sufrimos, y no sabemos quien  es  nuestra madre ni  nuestro padre. Bueno adiós.

 Margarita

29 de julio de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

EL PRIMER TRICORNIO QUE ME PUSIERON

Este relato es completamente verídico y ocurrió hace mas de sesenta  y dos años.

 Muchas veces han llegado rumores a mis oídos que, en los tiempos que ingresé en la Guardia Civil, si no  tenias una recomendación no pasabas a engrosar las filas del cuerpo.

 Yo la tuve, pero se lo crean o no, jamás hice uso de ella. No me gustan las recomendaciones. Pero pasemos al relato que  es muy bonito, aunque  soy consciente de que a muchas personas no le parezca así. Vayamos al asunto.

 Era un día del mes de agosto, uno de esos días infernales que el sol cae a plomo, y para mas  escarnio  soplaba un siroco de levante abrasador., llamado  aquí solano.

Estaba yo con mi abuelo, en un olivar a diez kilómetros del pueblo mas cercano. Lo que hacia mi abuelo era con un hacha pequeña quitarle las varetas que los olivos crían en el tronco, que en unos sitios llaman  chupones en otros ahijados y en mi pueblo potreras.

 Tenia autorización de los dueños de varios olivares para ejercer este trabajo, nada ganaba solo la leña, o sea las potreras o varetas que hechas haces, la cargábamos en la burra y las vendía en los hornos de  cal o caleras, que por entonces existían mas de veinte en el pueblo. La autorización era escrita. Por lo que nada temíamos de guardas ni civiles. Al estar tan lejos del pueblo y no existir pozos en aquellos  lugares, mi abuelo llevaba siempre un barril de dos asas y boca ancha, de aquellos que usaban los pastores y hombres del campo

 Era la una de la tarde. Ya habíamos  hecho la primera carga que eran seis haces, y estábamos descansando  a la sombra de un olivo gigante.

 Cerca había un camino estrecho de tierras rojiza- arcillosa como es la de Tierra de Barros. Un camino que solo usaban los contrabandistas y  gente que huían de la justicia por algún  hecho delictivo.

  Mi abuelo estaba sentado en el tronco del olivo: yo acostado en una manta, cuando sentimos  los cascos de  caballos pisando fuerte en el polvo del camino. Mi abuelo miró en aquella dirección y dijo.

_¡ Los civiles.!-

No se porqué sentí temor. Aunque siempre he sentido  admiración por estos hombres ( luego  años después yo seria uno de ellos), empecé a temblar. En aquellos tiempos existía mucha leyenda negra en torno a la Guardia Civil, alguna verídica, mucha  falsa inventada por los detractores.

 Llegaron a nuestra altura. Eran dos hermosos caballos  de color  castaño. Uno lo montaba un teniente ( según supe después) el otro su ordenanza un  guardia primero.

 El sudor le chorreaba por la frente y la cara debajo del tricornio. Llevaban la sahariana desabrochada, cosa en aquel tiempo  antirreglamentario.

 Echaron pie a tierra. Mi abuelo se levanto del tronco donde estaba sentado, y yo de la manta.

Saludando militarmente el teniente nos dio las buenas tardes. Mi abuelo contestó con estas palabras.

_ Buenas sean mi teniente. Aunque de buenas poco tienen.

 El oficial, lo miró sonriente y dijo. Me figuro que estará usted en regla para  hacer la leña.

 Si, señor. Aquí tengo la autorización, firmada y sellada por el  dueño y con el visto bueno del Jefe de la Hermandad de Labradores. ¿Quiere usted ver el papel?No hace falta. Me fío de usted. Mire buen hombre. Llevamos el guardia y yo  cuatro horas cabalgando por entre este bosque de olivos, y no hemos encontrado agua para beber. Llevamos la boca seca y la garganta  rasposa. Veo que tiene usted un barril. Si quisiera darnos  solo un poco de agua, para  aliviar la garganta y los labios, lo recordaré siempre.

 _ Si señor- dijo mi abuelo- pero hay un inconveniente.

_ Claro- respondió el teniente. –Que si nos bebemos el agua usted y el niño se quedan sin ella. Bueno. Solamente era y se lo prometo con mi palabra de honor como oficial, mojarnos los labios. Y lo mismo haría mi compañero. En fin si usted no quiere  yo no le puedo obligar.

 Mi abuelo, dijo al momento.- No es eso mi teniente. Es que  la boca del barril está sucia, pues mi nieto y yo bebemos  arriman do la boca. Y no se si  le dará a usted asco.

 El oficial dijo.¡Abuelo, soy hijo de obrero. He bebido en  vasos de lata, he bebido en charcos en la guerra. No, no me da asco.  Estoy acostumbrado a eso y a otras cosas peores!

- Entonces tome usted el barril y beba la que  quiera.

No. El niño  que por cierto ¿porque en este día tan malo  se halla aquí? Necesita mas agua que nosotros. Solo es mojarnos los labios. Ya encontraremos otro sitio o pozo donde saciar la sed.

 -El niño mi teniente. Está aquí por su voluntad. Ahora no hay colegio, y el quiere venirse conmigo.  Beban  ustedes porque nosotros nos marchamos ya

 Tomó el teniente el barril, diciendo.Primero beban ustedes. Luego nosotros.

 No era desconfianza. Era que aquel hombre  sabía cumplir con el reglamento.

 Mi abuelo insistió en que bebieran ellos primero. Y ante la  insistencia, el oficial,  le largó el  barril al ordenanza, ordenándole.

_ Solo los labios Gutiérrez. El niño  la necesita más que nosotros.

Si mi teniente. Solo los labios. Yo  puedo aguantar. Hasta el regreso-

 Y el hombre sudaba por todos sus poros. El teniente como el ordenada cumplieron sus palabras. Solo se  mojaron los labios.

 Después el teniente, que ya tenía el tricornio en la mano, lo limpió con  el pañuelo y me lo colocó en mi cabeza. Me venia grande. Yo no sabia que hacer. Y sonriente dijo.

 -Si que te esta bien el  tricornio; Si quieres cuando seas mayor ser guardia civil  presenta esta tarjeta  en cualquier puesto ya me localizaran si vivo, al menos capitán seré  y podré  hacer algo por ti. Y  sacándose del bolsillo de la sahariana, le entregó a mi abuelo un cartoncito cuadricular  donde se leía

                                MARTÍN  XX
                                 Teniente de la Guardia Civil

Y le acompañaba como logotipo o emblema las dos letras enlazadas GC, con la corona  del régimen encima.
  
 Mi abuelo le dio las gracias. Y le dijo, que  el niño, o sea yo  tenia  mucha ilusión  por la Guardia Civil.

 Pues aquí me tienes si vivo

 Tomó el tricornio de mi cabeza, se lo colocó en la suya. Subieron a los caballos, y saludando militarmente se despidieron. Con estas palabras.

_Abuelo, estos días no son para que un niño de esa edad esté en el campo. No  se olviden de lo que le he dicho.

Y siempre tendré presente que ha sido usted un buen samaritano. Muchas gracias.

 Y se marcharon.

 La tarjeta con el paso del tiempo se perdió. Pero aun recuerdo el nombre de aquel oficial, y la primera vez que me colocaron un tricornio en mi cabeza.

Pasando el tiempo, llegue a vestir  el uniforme del Benemérito cuerpo. Pero no necesité su recomendación, solo la mía.

   Juan Hormigo Bautista

19 de julio de 2.013 - Correo enviado por Vicenta Prado Rodríguez, desde Guadiana

GRACIAS , SEÑOR HORMIGO

Gracias Señor Hormigo, por dedicarnos este bello relato cargado de nostálgia para mí.  Yo recuerdo algunas de las cosas que usted narra en él, y cómo no, especialmente las referidas al matrimonio formado por Don Manuel Obando y su esposa Doña María Cabeza de Vaca y Salamanca, en cuya casa ejerció mi abuela cómo ama de llaves durante muchos años,empiezan para mí los primeros recuerdos de los veranos de mi infancia.........Una casa inmensa, con las  depedencias  forradas de terciopelo, sus enormes paredes,, cerradas a la muerte de la señora, que yo no conocí, . Una gran fachada, con enormes llamadores qué parecían de oro,una epléndida balconada, la fuerte puerta, remataba en un amplio umbral de mármol, esta vivienda era conocido por todos los de Aceuchal, cómo "la casa grande", y de paso así llamaban también a mi abuela, Soledad la de la "casa grande".      Allí siendo muy niña, ví por primera vez un teléfono, y un periódico.    En la casa había de todo, grandes tinajas con quesos, jamones, aceite de oliva, garbanzo , de todo en abundancia, para la pobreza, que había en España, pero claro , esto lo tenían sólo los "señoritos", allí vivián también los mozos de mulas y los pastores algunas temporadas.  En tiempo de esquila, las afueras de la casa, cómo usted ha mencionado, de gran extensión, se llenaban de ovejas, para ser esquiladas, también se hacían grandes matanzas.........En sus tiempos libres, mi abuela cuidadaba cantidad de hermosas macetas.

  El Señor vivía en Villafranca, y solo iba a Aceuchal de vez en cuando, con su coche y su chofer, era un hombre delgado , enjuto y poco hablador, que se iba directamente a sus dependencias, recuerdo a mi abuela estirándose el mandil diciendo detrás de Don Manuel : "mande".

Gracias Señor Hormigo, por traer estos recuerdos tan entrañables a mi mente.

 

 

                                                        Vicenta Prado.     Guadiana, julio 2013

16 de julio de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

ACEUCHAL

     Dedicado a las hermanas Prado Rodríguez (Vicenta y Antonia)

 Corrían los años cincuenta. Cuando el hambre y las calamidades de todo tipo invadían España. Yo, contaba por entonces 12 años, edad tan tierna y a la vez tan dura, para los pobres que solo poseíamos  los recursos del trabajo.

 El termino municipal de Fuente del Maestre, hace linde con el de Aceuchal, Villafranca y Almendralejo, entre otros; y en un gran latifundio, propiedad de don Manuel Obando López de Ayala y su esposa doña Maria Cabeza de Vaca, que se extendía por los términos municipales de Fuente del Maestre, Aceuchal Villafranca de los Barros y la Parra, vivíamos  muchos obreros, en casillas o chozos de pastores.

 Todo era de los amos, como decíamos. Don Manuel Obando  de Fuente del Maestre casó con doña Maria Cabeza de Vaca de Villafranca, que siendo el capital muy extenso en tierras de cereales, viñedos, olivos y dehesas, aun lo era mucho mayor el de su esposa  doña Maria.

 Todo era de ellos, hasta los obreros, guardas y pastores le pertenecían para hacer a su antojo lo que les deba la gana.

 Mi abuelo era el manigero de tan enorme latifundio( que abarcaba el doble que el termino de Guadiana y aun me quedo muy corto,) de los jornaleros del pueblo de La Fuente;  un tal Pantalón de apodo, era el manigero de los obreros de Aceuchal.

 A mi padre por mediación de mi abuelo, lo hicieron guarda particular de parte del latifundio, jurado y confirmado por la Administración, con sombrero  de escarapela y placa en bandolera. Vivíamos en una casita  en el termino municipal de  Fuente del Maestre, pero próximo a la linde que dividía  el termino de Aceuchal. Un camino al que llamaban el sexmo, era la frontera entre los dos pueblos.

 Muy cerca, en termino de Aceuchal otra casilla ocupada por  otro guarda  este  de Aceuchal, se llamaba Andrés Vaquero y su mujer, morena muy guapa se llamaba  Soledad Paz. No tenían hijos.

 A un kilómetro aproximadamente  en otra casilla  en termino de Almendralejo, otro guarda ,almendralejense, de nombre Aniceto y su mujer Natalia, estos tenían adoptada una niña llamada Fernandita, o Maria Fernanda. Y un poco mas allá en Mátala nieve termino de Villafranca de los Barros  otra casilla y otro guarda Adolfo y ella Coronada. En definitiva que todos las entradas de los  cuatro pueblos se hallaban vigiladas, para que nadie ajeno a la “obra” como dice en las construcciones entrasen

 Los guardas, todos se llevaban muy bien. Como suele ocurrir unos mas quisquillosos que otros, pero  en definitiva bien, al igual que las mujeres y los niños, incluido yo.

 No teníamos ningunos radio, ni luz eléctrica, de televisión ni la imaginábamos siquiera. Eso si, en todas las casas habia algún libro. Enciclopedias de Álvarez, La Miranda Podadera, Cuentos de Saturnino Calleja, y novelones de Luis del Val y Mario d´Ancona, que hacían el deleite de las guardesas, pastoras y niños. También los hombres las leían, aunque ellos se enfrascaban mas en las cartillas del reglamento  que debían saberlo de memoria y los limites de la finca, que  se extendía desde las puertas de Villafranca, hasta las de Aceuchal, y desde casi las de Almendralejo  hasta las de Fuente del Maestre, La Parra  mas lejos era una isla de encinas de muchas hectáreas para el cerdo ibérico, pero esa finca no estaba conectada con la  que nos ocupa.

 Pasábamos muchas tardes, y noches en casa de Soledad Paz y de Natalia Rodríguez. Contando cuentos al amor de la lumbre en invierno, y sentados bajo  una parra y un eucalipto en el estío tomando el fresco del atardecer.

 Luego nos contábamos las cosas de nuestros pueblos y entre los muchachos  entraba el pique tonto de que “mi pueblo es mejor que el tuyo”.

 Cuando las cuadrillas iban a segar mitad de La Fuente, mitad de Aceuchal, buscaban a niños y niñas de ambos pueblos, para espigar- Es decir recoger las espigas de trigo que los segadores caían o dejaban atrás sin cortar. Niños en edad escolar, que nos hacían hombres y mujeres antes de tiempo.por ocho pesetas.

 Hice amistad con jóvenes piporros. Recuerdo a el hijo de Marcelina la de la Pesquera, Los dos mellizos rubios casi colorados de Cándida, a uno de mote le llamaban el Practicante, a los hijos de Pantalón, a un hombre recién liberado del presidio que fue  teniente  en el ejercito republicano llamado Martín Román, vigilado por la Guardia Civil, por sus ideas políticas. A Paco, que leía muy bien, y a otros muchos mas que ya  se me han borrado de la memoria.

 Me caían todos simpáticos, y hablábamos del Salón Modelo y cine Avenida de mi pueblo, y del Salón Moderno de Aceuchal, pues los domingos asistíamos a alguna función de cine. Y era cosa curiosa o casualidad que la película proyectada en el cine de Aceuchal, a la semana siguiente la proyectaban en el Salón Modelo o cine Avenida de la Fuente o viceversa.

 Yo tenia unas ganas locas de conocer Aceuchal, estaba muy cerca mucho mas que mi pueblo pero nunca iba. Total que  mi padre y Andrés  que estaba de guarda en el Cabeza el Verraco o Varraco,( los piporros lo conocen bien.) Junto con Fernandita, mi hermana y otra  muchacha que recuerdo  que se llamaba Maria y era también  de Aceuchal, quedamos en visitar este pueblo. Otro día  visitaríamos el mío, aunque se hallaba el doble o mas de lejos. En fin, aparejamos la burra y por  aquel camino pedregoso y plagado de excrementos de burros llegamos a Aceuchal.

 La entrada me causo una pobre impresión. Tapias sin blanquear, corralones y algunas casas  sin lucir, con desvencijadas puertas. Pero al llegar a la plaza, me  encantó. Me gustó mucho aquel pilar de cuatro caños con arco, donde las  mozas y mayores con el cántaro al cuadril  acarreaban agua. Me gustó su torre, de tres arcos con uno  desboronado ( ya no existe esa torre de la iglesia de San Pedro) me gustó la blanca ermita de la Soledad, el ayuntamiento con sus tres soportales, por cierto uno lo tenían  tapiado, no se porqué. Y aunque soy antitaurino, me gustó el Museo de Mahizflor.

 Las piedras que  están en una orilla del pueblo y las ermitas que lo rodean. Pero lo que mas me  gustó fue la amabilidad de  las mujeres, sus deje  sus miradas interrogantes,  y sus andares graciosos. Vi el herradero, el cine moderno, y sus calles polvorientas con algunos rosales.

 Me dijeron que era un pueblo de brujas, que tuviese cuidado, y precisamente me lo dijo  Soledad que era de allí. Tonterías, ni hay, ni hubo brujas, lo que existe es la  superstición  inculta de aquellos años  que de todo nos asustábamos.

  Ha pasado muchos años, ha llovido mucho, y casi ya tenia borrado todo este rollo, pero mira por donde me meto en Internet y buscando y buceando  encuentro “Aceuchal en blanco y negro” fotografías, y  miro y veo  aquella torre semiderruida, aquel pilar de arco, aquellas calles polvorientas y las mozas que iban a por agua al pilar, la ermita de la Soledad el herrador  el ajero en estatua, yo lo vi en carne y hueso. Y aquellas eras  que circundaban  el pueblo, con chavales en los triíllos cantando la zarza Mora y Penjamo. Y recordando una película que  estuvo una semana en el salón Moderno y en el Cine Avenida, era la Duquesa de Benamejí.

 Pocos años después me trajeron a Guadiana, pero aun guardo aquellos recuerdos , aquellas vivencias de la Pernuda, El Cabezo el verraco, el camino  de Aceuchal a Villafranca y el de Almendralejo a La Fuente, que forman una cruz latina  cuyos  vértices  eran miles y miles de hectáreas de un solo dueño

 Y aquellos hombres que  no fueron tan malos como  aseguraban  los pobres de los pueblos, porque todos cuando podían hacían la vista gorda, a veces  a cambio de una bronca del apoderado.eran los guardas con sombrero de fieltro y escarapelas con los colores nacionales.

  Me gustaría visitar otra vez aquellos pagos de olivos, y viñas, dehesas  para ovejas y tierras de pan, pues todo se da en  nuestra incomparable y fértil tierra de Barros. También Aceuchal que solo la visite aquel día de verano cuando tenía 12 años.  Nunca mas he vuelto a pisar sus calles, que me imagino que ya estarán alquitranadas como todos los pueblos.

                 Juan Hormigo Bautista.

3 de julio de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (JULIO  2013) 

         La infanta Cristina, señora de Yñaqui Urdangarín. Isabel Pantoja ex compañera de Julián Muñoz.  Maite Zaldívar, ex esposa de Julián Muñoz.   Ana Mato, ex esposa de Jesús Sepúlveda.  Maria Pérez-Ugena, segunda esposa de Mario Conde.  Elisa Rodriguez  ex compañera de Luís Roldán.  Rosalía Iglesias, señora de Luís Bárcenas.   Juana Gallego Rico, señora de Francisco Trujillo Blanco,  (el chofer imputado en los ERES de Andalucía).

         Estos son los ejemplos de las injusticias más flagrantes que se están cometiendo en España ahora mismo, donde los ricos pueden y hacen lo que les da la realísima gana y los pobres lo que nos dejan los ricos.

         El ejemplo está claro, todas estas señoras  se han permitido el lujo de hacer un MASTER,  en las mejores academias de España, y han recibido el diploma de CONSORTES  IGNORANTES,  con los títulos de IGNORO  de donde me vienen los miles de euros cada mes, IGNORO de donde me vienen las bolsas llenas de billetes de 500 €, IGNORO quien me paga los viajes, IGNORO quien paga las residencias y mansiones que poseo, IGNORO quien me paga las vacaciones, IGNORO quien paga los cumpleaños de mis hijos,  IGNORO las cuentas millonarias en Suiza, IGNORO los coches lujosos en mis cocheras,  IGNORO las transacciones millonarias de fincas y cuadros,  IGNORO las dádivas y regalos que recibo periódicamente. IGNORO – IGNORO – IGNORO.

         Esos MASTER y academias deben costar miles de euros, pues bien yo pido también, desde estas humildes líneas, que nosotros los pobres tenemos derecho a que nuestras mujeres, esposas, compañeras, puedan acceder a estos cursos, es una aberrante injusticia que nuestras cónyuge, SEPAN lo que cobramos a final de mes, SEPAN que día cobramos, SEPAN lo que les sisamos del sobre, SEPAN lo que debemos de hipoteca, SEPAN lo que vale y den el visto bueno del coche que vamos a comprar, SEPAN cuanto debemos del préstamo de turno,  SEPAN cuando, donde y que valen las vacaciones, SEPAN cuanto cuesta la comunión del niño, SEPAN los gastos diario de nuestra casa,  SEPAN quien y cuanto va a costar la obra de mi casa.  En fin  SEPAN—SEPAN—SEPAN.

         Por lo que le pido al director general del SEXPE  que vengan estos cursos a nuestro pueblo, gratuitamente claro, a nuestros políticos que interceda ante este organismo para conseguirlo, todos tenemos el mismo derecho a IGNORAR que a SABER, aunque algunas IGNOREN con miles de euros en el bolsillo y otras SEPAN hacer encajes de bolillos con los pocos euros diarios que manejan., auque las que lo IGNORAN todo, con sus master, nos toman al resto de españoles como gilipollas, y las que lo SABEN casi todo lo han aprendido en la universidad de la vida, nos sorprendan cada día para llegar a final de mes.

         Buen verano amigos.

         Por una Guadiana Viva

         Felipe Moruno Rodriguez

26 de junio de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

NOSTALGIA

 Hoy he vuelto a  recordar aquellos tiempos en que Guadiana, era mas pequeña, cuando  no existían tantos coches ni camiones  como hoy, cuando  los tiempos eran peores, aunque yo sostengo que los tiempos  no son buenos ni malos, son eso  tiempos distintos.

 Hay personas que opinan que ser nostálgico, equivale a valorar  mas el pasado que el presente. Incluso las hay que  nos tachan de franquistas y otras cosas. Yo no voy a entrar en  discusiones de ese tipo, cada cual es libre e pensar y opinar como crea conveniente.

 Esto se me ocurre, porque  otra vez de las muchas, he  vuelto a  contemplar las fotos antiguas que Carmelo tiene colgada en la página de Matrimonios , y es verdad que cada vez que las miro siento como mi alma se me llena de melancolía y nostalgia.

 Veo en esas entrañables fotos casi todas en blanco y negro  que  por eso no dejan de tener un valor incalculable y un documento histórico  digno de ser conservadas y  mirarlas de vez en cuando.  

Es imposible hacer una referencia de todas, pero si de  algunas tomadas al azar.
 Como por ejemplo, esa que nos  muestra a aquellas mujeres, que  venidas de  muchos puntos de la geografía regional y nacional, se adaptaron a las costumbres y  “habla que les eran extraña”  y enseguida congeniaron todas, prestándose ayuda y facilitándose  lo  poco que tenían a su alcance. Eran verdaderas mujeres que jamás debemos de olvidar. No menciono a ninguna, porque todas eran unas heroínas.  , Y las guapas muchachas que paseaban por la estación, para ver la llegada de los trenes. Trenes  repletos de viajeros, y de soldados que se asomaban a las ventanillas para  piropearlas , con el  regocijo de ellas.

 Aquellos jóvenes  que  se reunían en cualquier  corral, o en los  tres bares que  conocí al principio, cantando   canciones de épocas. Otros en la parcela, o plantando arroz en la finca de Cutanda.

 Las carretas con las vacas “coloras”  con su carga de algodón. O las mozas  sacando agua del pozo de la cadena o la noria, acarreándola en cantaros  y cubos en la cadera o las manos. Aquellas carteleras del cine, y el cine de verano, o los bailes del Tío Lorenzo, que tanto nos deleitaban.

 Fotos de grupos de amigas y amigos. De niños de Primera Comunión. De las muchachas de la Sección Femenina.

 Las Majorettes, los primeros  clubes de fútbol, con sus camisetas  rayadas  y por campo la era. Los Toros en la Plaza del Mercado, con las Autoridades municipales,  el médico y el perito en el “palco  presidencial” un remolque con la Bandera de España.  Las obreras de la Fabrica de conserva de tomates. Las bodas, los bautizos,. Las fiestas y romerías,   Y tantos  recuerdos, que encierran esas fotografías, antiguas de  aquellos tiempos, que recordándolos, siente uno una nostalgia   sublime y conmovedora  de aquellos años que nunca volverán. Muchas personas de las que  aparecen en estas  fotos, se nos han marchado para siempre, Otras  son muy mayores; gracias a todos ellos  hoy disfrutamos de este pueblo que es muy diferente al de aquellos años.

 A los jóvenes le invito a que las vean detenidamente, y  ellos que  tienen mas formación y cultura que nosotros los  mayores, sepan apreciar el valor  histórico y sentimental que encierran esos   recuadros de cartulina donde  están inmortalizados sus padres y abuelos; los verdaderos  fundadores de este pueblo que hoy disfrutamos.


                                      Juan Hormigo Bautista

9 de junio de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (JUNIO  2013)

          Día del trabajo,  (el que trabaje)

         Día del caballo,  (para el que lo tenga)

         Día de la madre,  (para la mas grande,  se lo merece todo)

         Día de la derrota del R. Madrid  en la copa del Rey,  (nuevo fracaso y disgusto para los merengues)

         Día en que el Barcelona se proclama campeón de liga,  (nuevo fracaso y disgusto para los merengues, ya no recuerdo cuantos van)

         Día de San Isidro, (lo llevamos entre paraguas a su ermita en carroza)

         Día de la vuelta de San Isidro a su Iglesia, (lo trajimos en un todo-terreno descapotable, como cambian los tiempos)

         Día en que la audiencia de Palma anula la imputación de la Infanta Elena en los “negocios” de su marido,  (parece ser  que no se enteraba de nada “inocente ella” pobre.)

         Día en que Aznar amenaza con volver a la política activa. (Rajoy y compañía se refugian en un convento para meditar los pasos a seguir si esto fuera cierto)

         Día de las comuniones. (Único día del año en el que más padres junto a sus hijos se ven en la Iglesia, muchos no volverán más.)

         Día del fracaso en Eurovisión. (Ya no sé cuantos van, entre tantos recortes uno más no importaría,  pero así somos en España.)

         Día en que Miguel Blesa (ex presidente de Caja Madrid) lo meten en la cárcel y en menos de 18 horas consigue dos millones y medios de euros para pagar la fianza. (Creo que son 416 millones de pesetas, entre inmuebles y dinero en efectivo. Lo han metido de nuevo en la cárcel pero sin fianza, para que no salga tan rápido)

         Día en que Neymar elige al Barcelona para jugar en las próximas temporadas y aparcar al R. Madrid. (Nuevo fracaso y disgusto para los merengues, que alguien los valla contando.)

         Día en que Ana Mato, (ministra todavía) declara que no se enteraba de quien pagaba los cumpleaños y viajes de sus hijos, era cosa de su ex marido. (Se solidariza con su amiga la infanta Elena)

         Día de las flores con la cruz de Mayo como referencia,  (por eso es el mes de las flores, preciosas todas)

         Día del primo, del gilipollas o del imbécil, (este día lo añado yo por mi cuenta y riesgo, es el homenaje que los políticos intentan hacernos al resto de los españoles, con sus declaraciones grandilocuentes, mentirosas, embaucadoras, fraudulentas, embusteras, falsas, considerándonos como si fuéramos, primos, gilipollas o imbéciles.

         No me digan ustedes que no ha sido un mes entretenido, seguramente habrá habido más noticias  pero con estas, una cada dos días, es suficiente, de cada una de ellas se podría escribir varios folios pero vamos a dejarlo solo en la enumeración.

         Buenas tardes amigos.

         POR UNA GUADIANA VIVA   Felipe Moruno Rodriguez  

29 de mayo de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

LA    FOTOGRAFIA

 Desde que Niepce y Daguerre inventaron la fotografía, allá por el siglo XIX, este arte  ha sido un medio de cultura y comunicación extraordinario. El paso de los siglos no ha logrado  desbancar este arte.sino que lo ha fortalecido.

 Todos los periódicos, libros  y revistas son ilustrados con laminas fotográficas desde que  estos franceses la dieron a conocer al mundo.

 Pero lo mas entrañable y sublime de la fotografía que al principio se llamó retrato son las que se llevan  en el bolsillo, las que se cuelgan en las paredes de las moradas o las que permanecen dormidas en un  álbum.

 Me podía haber fijado en esa de los reyes y políticos, o  los famosos que  llenan las revistas que llaman del corazón. Esas de vivos colores, que tanta ilusión hacen a  ciertas personas. Pero no. Esas son demasiado  grandes para que un  humilde  aficionado como yo, se fije en ellas. No soy critico ni entiendo demasiado en esta materia.

 Lo que yo quiero exponer aquí, son esas fotos entrañables de la madre , el padre y los hijos, esposa y hermanos. Esas fotos que nuestras abuelas colgaban en las paredes de sus dormitorios. Hoy eso no se lleva, es muy antiguo dicen. Será verdad. Pero no me negaran que  esas paredes adornadas con la fotografía del abuelo y la abuela vestidos de fiesta o  con el traje con que se casaron no es emocionante. O esa madre  ese padre rodeado de hijos con sus caras sonriente no es bonito. O ese soldado que con tanto cariño le mando su foto de uniforme a su madre y novia con una dedicatoria al reverso rezumando amor, cariño y emoción.

 Ya no se llevan. ¡ Que antiguo soy!

 La primera foto que me hizo mi madre, según me ha contado y algo quiero yo recordar, pues contaba con cuatro o cinco añitos fue de  las que llamaban de minuto. En el parque de mi pueblo, en un rincón  había un matrimonio de mediana edad, con una cámara que llamábamos maquina de retratar. Era un cajón de madera encima de un trípode también de madera, y debajo del cajón colgaba un cubilete. Era la mujer la que  colocaba al que iba a retratar y el hombre el que   accionaba el disparador. Me colocó aquella buena mujer frente a un tubo metálico con un cristal, aquel era el objetivo. Yo algo asustado aguante, con un caballito de cartón que encima de la silla me pusieron. Allí permanecimos hasta que  a mi madre le entregó la mujer el retrato. No muy nítido, sin demasiada calidad, pero era yo. Aun lo conservo.

 Luego me he hecho  muchas, cientos quizás. Pero  uno de los que más me causan satisfacción, es el que estamos  los tres. Tres generaciones vestidos de uniforme militar, cada uno  de su época. Mi abuelo, mi padre y yo. Lo amplié y le puse un marco, y colgado lo tengo en el comedor. Luego los de mis padres, el día de su boda. Los de mis cuatro hijos. Mis nietos y el de mi hermana fallecida. Cuando los  miro, retorno a otra época. Quizás peor que esta, pero  muy entrañable,  porque primero  en  mi antigua casa, la casa de mis padres, y posteriormente en la mía, todos estábamos juntos unidos en las alegrías y las penas.

Son esas fotos, las que me llenan de ternura y emoción, de alegría y de pena. De cariño y de amor. Porque en ella está representada toda mi familia, los antepasados, los presentes y los niños que serán el futuro.

 No son de la mejor calidad  artística, pero si, lo mas preciado  que guardo en mi corazón, representado en un cartón.

 También mi mujer tiene en la habitación dormitorio la de sus padres fallecidos los dos, y todo  bajo la mirada del Señor de las Misericordias que  vela nuestro sueño desde la cabecera de la cama.

 Gracias Niepce, Gracias Daguerre por tan gran invento.

                                                     Juan hormigo Bautista

5 de mayo de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (MAYO  2013)

         Indignación y cabreo, es lo primero que se me viene a la cabeza en estos momentos de sufrimientos deportivos.

         De nuevo Ángela nos la ha liado a España, y de nuevo, como es costumbre, en este país no pasa nada, y todos seguimos con nuestra rutina diaria.

         Ya estamos acostumbrados a los altibajos de la prima de riesgo, a los intereses prohibitivos de los bancos, a los recortes en educación, sanidad, cultura, pensiones, al altísimo índice de paro, a los continuos ERES en empresas, a los sobresueldos de nuestros políticos, en fin un largo etcétera que podríamos enumerar y que ya nos aburre por tenerlo y escucharlo diariamente en todos los medios de comunicación.

         Pero a todo esto ya estamos acostumbrados, lo asumimos con resignación, agachamos la cabeza, doblamos las orejas y con nuestros políticos a la cabeza, esperamos que Ángela decida que hacer con Europa, como nos va a ayudar, de que manera, cuando, nos tiene en sus manos y antes Zapatero y ahora Rajoy le rinden pleitesía.

         Ahora bien, lo que ha hecho Ángela y sus muchachos en esta semana clama al cielo, pasa los límites de nuestra paciencia, rebosa el vaso de nuestra dignidad, España no puede ni debe permitir una afrenta tan despiadada, los cimientos de nuestro orgullo nacional se han resquebrajado, no recuerdo una afrenta igual ni en los mejores años franquistas, ni incluso Hiltler se atrevió a tanto, Franco no lo hubiese consentido, una vez más Angela se estará regocijando en su poderío alemán ante nuestra incapacidad miserable de hacerle frente absolutamente en nada.

         Aquí se piden dimisiones por cualquier tontería, después de esta semana aquí no dimite nadie, pues bien yo pido la dimisión inmediata del ministro del deporte, me parece que ministro del deporte a nivel nacional no hay, pues entonces la dimisión de los diecisiete consejeros del deporte de las diecisiete comunidades autonómicas de España, esto va a ser difícil, por que en este país no hay vergüenza torera, y no admitimos nuestras derrotas y  fracasos.

         Yo no he asistido nunca  a ninguna huelga, ni general, ni particular, ni local, ni regional, ni municipal, pero ahora estoy dispuesto y seria el primero en enarbolar mi bandera y encabezar la manifestación contra la política miserable y despiadada de Angela y sus huestes por lo menos para defender nuestro orgullo nacional, nuestro ego patrio, es hora de dar un puñetazo encima de la mesa y defender el único valor patrio que nos quedaba, los españoles no nos merecemos esto.

         Por lo tanto, desde este foro, que España entera  visita, pido a los presidentes del F. C. Barcelona y del R. Madrid C F. que por una vez no se parezcan a nuestros ineptos e ineficaces políticos, y unan a sus aficiones, aunque no nos podamos ver deportivamente, en una huelga general ante la embajada de Alemania en Madrid, y no para visitarla sino para arrasarla, y que la Ángela sepa que con nuestro deporte rey no se juega, nos importa un carajo lo que nos haga con los desahucios, el paro, los bancos o lo que le salga de las pelotas, que es lo que tiene, pero que no nos toque nuestro deporte nacional, ¿  Qué coño hacemos hasta el año que viene con esta copa de Europa? 

         ¡¡¡¡¡¡  ANGELA  DOROTHEA MERKEL  AHORA TE HAS PASADO  ¡¡¡¡¡¡

Felipe Moruno Rodríguez

30 de abril de 2.013 - Correo enviado por Vicenta Prado Rodríguez, desde Guadiana

NO SE DEBERÍA CERRAR LA PÁGINA

 CARMELO, YO PIENSO; QUE TENDRÁS TUS RAZONES PARA CERRAR LA PÁGINA: CANSANCIO , FALTA DE TIEMPO.......,PERO A MÍ EL ESTILO DE TU PÁGINA ME GUSTA; HAY CABIDA PARA TODO Y TODOS, NO TENGO NADA EN CONTRA DE LA PÁGINA NUEVA; CREO QUE LA PERSONA QUE LA HA CREADO ES UNA PERSONA ESTUPENDA Y MUY PREPARADA PARA ESTO,Y NO TENGO NADA EN CONTRA,PERO REITERO; QUE TU PÁGINA DEBE SEGUIR ABIERTA; POR VARIAS RAZONES; Y QUE CONVIVAN LAS DOS; PERO ES OBVIO QUE CADA UNA SE HA CREADO CON UNA FINALIDAD.

Vicenta Prado Rodríguez

29 de abril de 2.013 - Correo enviado por Carmelo Plaza Casco, desde Guadiana

CONTESTACIÓN AL SEÑOR HORMIGO


Sr. Juan Hormigo Bautista, quiero contestar a su escrito de fecha de hoy, titulado, AL PUEBLO DE GUADIANA.

Vayamos por partes, todo lo que usted me ha entregado, siempre se lo he publicado en la web de los matrimonios, ¿Cómo no se lo voy a publicar ahora?

Si es cierto que el pasado día 26 escribí que voy a dejar la página de los matrimonios, POCO A POCO. Pero seguro que durante todo el año 2.013, usted y quien quiera, puede escribir como hasta ahora, y para que termine dicho año faltan ocho meses. Además, puede que para el 2.014 alguien de la Asociación de Matrimonios o no, quiera llevar esta página.

Por lo tanto espero y deseo que mientras tanto sus correos, sus relatos cortos o sus novelas, me los siga enviando, pues cuando llegue el día, del relevo o del cierre de esta página de los Matrimonios, usted será uno de los primeros en enterarse.

En los demás asuntos sobre sus escritos, no voy a entrar, puesto que usted sabe muy bien como pienso, cuando me han gustado se lo he dicho, cuando me han gustado menos también se lo he comunicado.

Pero solo quiero decirle, que bajo ningún concepto deje usted de escribir, pues a unas personas les gustara más y a otras menos, pero con que haya una sola persona que le guste lo que usted escribe, deseo que se sienta feliz y contento.

Por lo tanto Sr. Hormigo, no busque otro estamento, siga con la página web de la Asociación de Matrimonios, mientras esta permanezca abierta.

Y soy yo el que le doy las gracias por los años que lleva escribiendo, espero sus escritos.


Carmelo Plaza Casco

29 de abril de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

    AL PUEBLO DE GUADIANA

 No se si esta  misiva saldrá publicada en  la Web de Matrimonios. Porque  Carmelo ya anunciado que poco a poco  irá dejando la referida página al crear una nueva nuestro Ayuntamiento.

 Lo comprendo y comparto con el la decisión de cesar en dicho cometido, aunque de verdad lo lamento, ya que  gracias a Carmelo Plaza Casco, muchos escritos míos, muchas poesías y varias novelas han visto la luz, siendo divulgadas en este medio. Es verdad y no lo niego que a mi me hubiese gustado mas, que mis relatos y novelas  hubiesen estado en papel impreso, aunque  la imprenta hubiese sido una multicopista.

 Intente y de hecho envié algunas novelas a  casas editoriales, incluso a la Editora Regional. Pero las respuestas después de  más de un mes y hasta dos de espera era la misma.

 Lo sentimos pero no podemos publicar si magnifica novela, por falta de espacio, o por no estar en la línea de esta editorial. Estoy seguro que si se hubiese tratado de  José Jorge Vázquez, del Juli o de otro famoso cualquiera, aunque  la novela  no tuviese por donde  abrirla, se exhibiría en escaparates de las librerías, al menos las regionales. Pero Juan Hormigo es un completo desconocido, ni aun lo conocen todos en el pueblo donde vive. El dinero no quiere acercarse a mí, claro que tampoco yo le tengo mucho apego, pero si  me hubiese  hecho  lícitamente de alguno, alguna de mis novelas y poesías estarían circulando por  los pueblos de Badajoz.

 Creo que no soy rencoroso, si agradecido. Eso creo yo; quizás  otras personas opinen de forma distinta.

 Quiero dar las gracias  al alcalde Antonio Pozo Pitel, a Manuel Pérez Carrasco, al Ayuntamiento  de Guadiana y muy especialmente a Carmelo Plaza Casco, porque  tuvieron de una forma o de otra, la gentileza que una de  mis novelitas, viesen la luz en papel impreso, me refiero a La Llamada de la Sangre. No soy yo el indicado para enjuiciarla, y tampoco seria muy caballeresco hacerlo, pero  gente que la han leído  de aquí, de Montijo, de Helechosa  de Fuente del Maestre  y Ribera del Fresno, me han  comunicado unos por teléfonos , otros personalmente y otros por escrito, que les ha emocionado y le ha gustado mucho. Dicen.” Sin estudios elevados ¿Como te has inspirado?” Pues eso, no se  como.

 Algunos ejemplares han ido a Palma de Mallorca, Valencia, Don Benito y Puertollano que yo sepa. Por eso no piensen que me considero un Víctor Hugo, ni un Tolstoi o un Blasco Ibáñez. Solo un humilde aficionado a la literatura es como me considero.

No se si seguiré escribiendo en la pagina del Ayuntamiento, a lo mejor o a lo peor, como me dicen las editoriales mis escritos no están en la línea establecida. Eso si lo pueden tener presente, si algo escribo será con  mesura y educación, sin llegar a la grosería y siempre firmando el escrito y el numero del D.N.I.

 Hace tiempo, escribí una historia real, sobre una inmigrante rumana. No se preocupen que no voy a contar aquí la historia. Dicho relato no se como llegó a las manos de Laly González-Castells, poetisa y escritora montijana, aunque ya por sus dolencias y  edad avanzada no  escribe nada. Componía obras de teatro, y este relato mío lo convirtió en una obrita del arte de Talía. Se interesó por el y llamándome me dijo que si quería que con aquel relato corto  hiciera una obra en escena. Dije que si, ¡Como no deseando! A quien le amarga un dulce? Y ella busco el elenco, muchachas y muchachos de Montijo, no profesionales amateur o mejor aficionados pero que lo  hicieron muy bien. Se estrenó en el Salón Parroquial, con más aforo que nuestra casa de la Cultura. Se puso la entrada a euro, para un acto benéfico, y tuvo un llenazo, fue un éxito y se repitió a la siguiente semana.  Yo recibí el mejor premio de mi vida. Un beso por cada una de las chicas que interpretaron los papeles de monjas, mendiga y madre y como no de la directora Laly, y una caja grande de bombones. Con esa sencilla prueba de amistad y cariño fui  mucho tiempo feliz.

 Laly me dijo que si quería representar la obra en la  Casa de la Cultura de Guadiana, me mostré reticente, porque me figuraba lo que ocurrió, pero acepté.  Pedí el Salón a las autoridades de entonces, no era Antonio el alcalde,   no me dijo que no, pero muy fría me lo concedió. No me hicieron carteles, los hice yo a ordenador y los puse en algunos lugares  visibles  del pueblo. Poca gente los leyó, y si lo leyeron no les interesaba. En fin se  celebro la función y fue un rotundo fracaso. Unas diez o quince personas asistieron a la representación., ¡y eso que era gratis! Autoridades ni una. Solo algunas personas  de mi entorno y nada más.  A pesar de todo  le doy las gracias por  cederme el local.

 A instancia mía y el interés de Carmelo se colocó una placa en la plazoleta de la calle de la Puebla que  reza EL RINCÓN DE LOS ESCRITORES, para recordar a todos los poetas y poetisas escritores y escritoras de Guadiana y otros lugares. Tropecé con críticas y hasta mofa de aquellos que no entiendo porque no estaban  de acuerdo.

 En fin  hoy ya me despido de esta sección, dando gracias a todos los que  han colaborado  en esta  Web, a los organizadores y a los lectores.

 Me causa pena que  no siga  Carmelo al frente de ella, pero  también  tiene derecho al descanso y a la tranquilidad.

Me he sentido muy orgulloso, de que  con mi ínfima cultura, haya logrado entretener a la gente, emocionarlas y hasta  causales risa y desprecio hacia mi.

Muchas gracias Guadiana, y  puede que continué escribiendo en otro  estamento. Pueden contar conmigo para lo que buenamente pueda ofrecerle en todos los aspectos.

                                               Juan José Hormigo Bautista

16 de abril de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

               EL TIEMPO CORRE

 Eso decia mi abuelo que el tiempo era lo que mas corría, pues nunca para, pues hasta un reloj sin funcionar o sea parado, da dos veces la hora al día.

 En la ultima  REVISTA editada, Nuestra Revista, vienen  al menos dos cosas que me han   emocionado. Claro yo soy bastante sensible o quizás como en algunos escrito hago constar demasiado  pesimista.

 El tiempo corre, y cada trimestre nos deja  algunas personas  de nuestro pueblo,

. Por eso  los que   nacimos antes de mediado  el siglo XX, estamos propensos a que Dios nos llame a su seno, o el diablo diga  ven   el  día menos pensado.

 Esto  que escribo lo tenia pensado  escribir en cartas a la Revista del próximo trimestre, pero  90 días son muchos días y pueden suceder muchas cosas. Por otro lado no se porqué encuentro algo  en la Revista como si languideciera , como si  cada trimestre, tuviese menos colaboradores, menos páginas.  Muchas personas mujeres y hombres que antes plasmaban sus  ideas y opiniones  se han retirado, y no solo en  un trimestre sino en varios.

 Pero lo que quiero  plasmar  son dos  poemas, que a mi me han emocionado bastante. Uno de ellos es el que mi paisana doble, y digo doble porque no solo es paisana de Guadiana  también sus raíces   como las mías,  han profundizado la tierra de un pueblo dicharachero, alegre , emprendedor y algo revoltoso, y allí nació  ese hombre que  era conocido por Cali diminutivo de Calixto.

 No se que decirte Marce, solo que me ha emocionado el poema que le has dedicado a tu padre. Yo tengo pocos estudios, y la verdad no entiendo de métrica, octosílabas ni otras reglas y zarandajas de poetas. Yo como todos sabéis escribo poemas, pero  sin técnica, sin buscar palabras ininteligibles que no conozco, yo escribo los poemas mas que con la pluma con el corazón, y así los entiendo. Por eso amiga Marce, entiendo el sentimiento , el elogio y la esperanza con que  has plasmado ese bonito poema a mi  paisano y amigo Cali a tu padre. Yo nada puedo decir, porque  como es  lógico todo lo has dicho tu.  ¿ Que mas puedo decir yo? Solo felicitarte por  ese verso que me ha emocionado. ¡Enhorabuena Marce.!

Otro que me ha gustado mucho, y me ha emocionado ha sido el de mi amigo y vecino Laure o don Laure como dice mi mujer.

 LOS PINZONES DE CAROLINA.   Dedicado a dos pajarillos? O a su nieta. De cualquier forma creo que va  dedicado a los tres. Es lógico que  este mejor escrito, con mas calidad que los míos, cosa que no envidio, al contrario también lo felicito. ¡ Que voy a decir también de el! Muy bonito, muy emotivo y a la vez muy  humano. Esos pajarillos  presos  que una niña  abrió la puerta para que gozaran de libertad, porque libre habían nacido y libres  como todo ser que Dios ha puesto en la faz de la tierra y en el aire y el mar, tienen  derecho a vivir. 

 No me extiendo mas. Aquí termino, esta perorata que  a lo mejor resulta aburrida, pero así soy yo. Escribo mal muy  mal, como lo hacia nuestro paisano Felipe Trigo, según los escritores de su tiempo, pero lo hago con sentimiento y con el corazón, mas que con la técnica.

 Quiero darle las gracias a Marina Tamurejo, por su elogio en  mi nuevo  compromiso de escribir con el titulo de Paseando por la Ciudad , ¡Muchas Gracias!

 Y desde aquí   pido una oración por el alma, de un  vecino  nuestro, un hombre sencillo, humilde, que con nadie se enfadaba, que jamás a nadie le hizo el menor daño. Yo lo conocí  de joven, pues vivimos en la misma calle algún tiempo, la Calle del Aire . Siempre me saludaba con   un “ Adiós Juan José” era el único que me llamaba por mi nombre compuesto”. Estuvimos  algunos años    en la directiva del Hogar del Pensionista, y jamás se indispuso con nadie  por nada. Un buen hombre , quinto mío  y aspirante al Cuerpo de la Guardia Civil, no pudo ser pero si hubiese ingresado estoy seguro que hubiese sido un buen guardia civil.

 En Paz descanses amigo Canito.

                                                     Juan José Hormigo

4 de abril de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (ABRIL  2013)

El paro vuelve a subir en Extremadura, el gobierno regional lo achaca a la meteorología, pero es raro porque los bomberos, protección civil y las fuerzas de orden público con este tiempo tienen cada vez más trabajo. Esto o te lo tomas a cachondeo o empiezas el día con un cabreo impresionante.

Dejemos a los políticos con sus guerras personales, aunque nos afectan a todos, y hablemos de otro tema.

En este mes de culto cristiano, por su Semana Santa, un grupo de vecinos de nuestra localidad ha representado la pasión de Jesucristo en varios pueblos de nuestra provincia. Esto, que se hace en muchos pueblos de nuestra región en estas fechas, no tendría la mayor importancia, pero yo quiero destacarlo por varias razones.

Primero porque nuestro pueblo es un pueblo joven y con pocas tradiciones y esta es una de las más antiguas y entrañables de ellas, por lo que tenemos que conservarla por muchos años más.

Segundo porque después de 2013 años, lo queramos o no, en un país aconfesional, Jesucristo y su historia está vivo cada día

Tercero porque esta representación a unido por unos meses a un grupo de personas, de nuestro pueblo, de distintas afinidades política, de trabajadores en activo, de parados, de empresarios, de autónomos, de funcionarios, de jubilados, de estudiantes, de amas de casa y  pongo un etc., por si se me olvida algo.

Cuarto porque de nuevo se demuestra que cuando queremos los vecinos de nuestro pueblo respondemos a la llamada de alguien que quiere realizar un proyecto bonito e ilusionante y no defraudamos.

Quinto porque merece la pena la experiencia vivida, solo por  conocernos un poquito más, personas que solo nos decíamos, hola y adiós, (como se suele decir)  y que a lo mejor teníamos una opinión muy distinta de ellos.

Sexto porque Guadiana ha difundido su cultura y tradición a través del teatro, y con notable éxito, en otros pueblo de nuestra comarca, sin tener que desmerecer de pueblos muy superiores a nosotros.

Y séptimo porque con esta obra,  con todos sus componentes y con su director a la cabeza, se ha demostrado que GUADIANA sigue más VIVA que nunca, y eso lo hace su gente, en este caso buena gente.

Felipe Moruno Rodriguez

27 de marzo de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

IRONIAS DE LA VIDA

 A veces bien por mandato divino, bien por avatares de la vida, o bien por  causas de ser humanos, sufrimos reverses que no esperamos

 En esta SEMANA SANTA, tenia proyectado tres cosas muy entrañables, cosas que unas veces me alegraban el alma, y otras me entristecían por si no podía realizarlas. Así fue, la ultima, o sea no poder asistir a nada de mis proyectos e ilusión.

 La primera y la  mas entrañable era la de desplazarme a Valencia, para estar  al lado de mi madre en sus 96 cumpleaños. La otra  era asistir a la Pasión de Jesús, en la Caseta Municipal, y la otra  acompañar  por las calles del pueblo, el Paso de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, ( La Borriquita).

 Dios no quiso que  ninguna de las tres gracias se realizaran. Pensaba  ver la Pasión, y de hecho estuve en la Caseta, pero una fiebre de  cerca 39  grados, me obligaron a abandonar  el teatro, nada mas empezado. 

 Eran mis proyectos, después  acompañar a Jesús montado en su asno, con una ramita de olivo. Y el Lunes marchar a abrazar a mi madre, para lo que ya tenia billete en el tren desde Montijo.

 No lo quiso Dios. El que para los creyentes  es el que dirige todos los destinos ( Porque no tendría sentido, hacer tanta parafernalia si no creyésemos en El)   La vida que a veces nos depara momentos desagradables y contradictorio, se fijó en mi. Y el viaje a Valencia, la Pasión de Jesús y el paso de la Borriquita, los pase  con una descomunal bronquitis, que aun no se me ha ido, después de cinco días de tratamientos médicos con amoxicilina y otras medicinas.

 Pero  desde aquí desde esta humilde morada,  gracias a  las personas que se interesan en estos eventos, he podido ver  como nuestro pueblo  gracias a un hombre  que omito, sigue los pasos de la tradición, sin que  haya  decaído  lo mas mínimo.  En la pagina de Matrimonios, contemplo las fotos y cada vez me siento mas orgulloso de ser de Guadiana, creyente y colaborador en la Revista, con mi  ápice de  cultura.

 Maria José Morillo, esa mujer  a la que por su sencillez, su simpatía y su buen hacer admiro, me trajo la quinta estación del Vía  Crucis, de hoy miércoles, para que la leyera como todos años hago. No puede ser. La fiebre no me abandona, y no puedo estar como todos los años en la procesión  mas solemne de nuestra Semana Santa. No se en quien habrá recaído la lectura. Pero   sea quien sea, muchas gracias por sustituirme, yo desde mi  silla  también  la leeré elevando la plegaria a Dios

                                 Juan Hormigo Bautista

8 de marzo de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

COSAS MIAS; Eran otros tiempos

  Eran tiempos de  miseria, de hambre y piojos, Eran tiempos de mujeres enlutadas y hombres con brazalete negro en la manga izquierda. Eran tiempos de niños con granos, con pantalones cortos, sandalias de goma sin calcetines y de niñas con  baberos, o falditas por debajo de la rodilla, con trenzas y el cava en la mano derecha, camino de la escuela. Tiempos en que  un cura de alzacuello de seda desteñido / pardas las medias de algodón que lleva/y en todo el magisterio de su vida/ solo estrenó una sotana nueva; como cantó Campoamor, Un cura que en la puerta de la sacristía de la iglesia parroquial de mi pueblo, repartía un trocito de pan de trigo, a niños y niñas mocosos y llenos de costras. Eran tiempos en que existía un comedor de “Auxilio Social” donde nos  repartían un poco de bazofia en platos de aluminio unas señoritas vestidas de azul, y antes de sentarnos  nos hacían cantar el “cara al Sol”. Si, eran tiempos para no recordar, pero  hoy mas que nunca lo recuerdan, por lo menos  esas personas que tienen que asistir a comedores sociales. A la Cruz Roja  a Cáritas y otras ONG, para  poder comer.

 Nunca pensaba yo que volverían aquellos años. Es verdad que  comparar esta época con aquella es un poco exagerado ; pero... ¿ Cual es el camino que esto lleva?.

 Cinco millones de parados, son muchos parados. Pero si en aquellos tiempos, había hambre era porque no había  que comer. Hoy están los supermercados abarrotados, Hay mucha comida, y es verdad que hambre, hambre no existe, gracias a curas que aunque con el alzacuello nuevo y sin sotanas, se preocupan de  los que nada tienen para comer. Si, no son todos, pero  hay muchos.

 Tuve la suerte de asistir a la escuela pública de mi pueblo, unos cuantos de años. El maestro( así se decía entonces). Era un hombre bueno, amante de los niños y no le importaba  trabajar por los demás, a pesar del poco sueldo que cobraba. Se llamaba don Miguel Yuste para mas señas, y a ese hombre  le debo muchas cosas buenas que aprendí de el y me enseñó. De ese hombre y de mi padre y mis abuelos, que  nunca se cansaban de decirme. “Hijo, pórtate bien con todo el mundo. Ayuda a los ancianos en lo que puedas, no quieras ser mas que nadie, no hagas caso de los que dicen ser mas hombre que tu, porque fuman, maltratan animales y rompen cristales y bombillas. Respeta a todo el mundo, obedece a tus padres y ancianos. Aplícate en las lecciones, y si no puedes  ser otra cosa que un obrero, muéstrate orgulloso de ello. Porque todo el mundo es necesario en la vida. Un trabajo  honesto aunque sea el de barrendero, es tan noble como el de ministro. Aspira , eso si a alcanzar puestos de relevancia, pero si no puedes llegar a ellos, no te avergüences de ser obrero , campesino o zapatero. Lo peor es ser un ladrón, un ladrón de guante blanco mucho peor que los  que asaltan caminantes porque esos se ven  llegar, los otros no. Y hacen  mas daño.

 Era don Miguel hombre sensato. Muchas veces escucho que aquellos maestros de entonces, eran sanguinarios, tenían la táctica de que la letra con sangre entra. No conocí a ninguno que pegara  fuertes palizas, como me han contado; tampoco lo pongo en duda. Pero aquel maestro, aquel don Miguel , era un hombre  de los que hoy no existen.  Vivía en Villafranca, y todos los días  iba y venia en una vieja bicicleta por una carretera de tierra llena de baches y barro, y jamás lo oí quejarse.

El día que se marchó, nos  estrechó la mano uno a uno, y observé como las lágrimas  recorrieron sus mejillas.

  Nunca nos hizo cantar el Cara al sol,  ni otra cosa que no fuera canciones inofensivas, Le gustaba la poesía, sobretodo la de Gabriel y Galán y el mismo era poeta.

Un día  nos enseñó una oración de su propia cosecha.  Os damos gracias Señor, por habernos existido,y os rogamos que las cosas que hemos aprendido, sean para tu bien y el de la humanidad, que cuando sea  mayor ame a todos por igual, sea respetuoso con las mujeres, ayude al mas débil y jamás me salga de la línea que  tu me has marcado.asi sea

 Hace algunos años que  me enteré  que había fallecido a los 90 años de edad, y según me dijo un familiar que vive en mi pueblo. que  en sus momentos de lucidez, recordaba a sus alumnos , y decía “ Si todos  han seguido el camino que quise enseñarle, muero tranquilo
¡ Pobre don Miguel!, vivíamos tiempos difíciles, pero  éramos felices, porque nada ambicionábamos, solo el hacer el bien unos a los otros. “Ya hemos tenido suficiente con  las guerras “, Dios quiera y no haya mas por  culpa del egoísmo la vanidad y la prepotencia. Palabras suyas. Ojalá mi buen maestro, tus palabras las tenga Dios en cuenta, y se las transmita a los  avariciosos  que hoy nos atosigan

                                                       Juan Hormigo Bautista

6 de marzo de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES   (MARZO  2013  ) 

         Son tantas las noticias que se podrían comentar en este mes que darían para escribir un libro, pero como nuestro problema más inmediato y cercano es el trabajo y la economía pues a darles caña a los políticos que es lo que se lleva.

         Y lo que verdaderamente cada vez me tiene más indignado, y no sé a ustedes, de estos nuestros políticos, porque aunque no los queramos son nuestros, es que nos toman como si fuéramos tontos, gilipollas, lelos, analfabetos y un montón de cosas más por el estilo.

         Nos mienten bellacamente, nos engañan como si fuéramos imbéciles, intentan convencernos con argumentos peregrinos, rocambolescos, como si trataran con niños pequeños.

         Se amontonan los casos de corrupción, pillajes, prevaricaciones, comisiones, enchufismos. Las excusas y argumentos de estos políticos por la mañana son rebatidos y desmentidos por la tarde por los medios de comunicación, y al día siguiente se buscan y rebuscan otras explicaciones intentando justificar lo injustificable en una espiral que no tiene fin.

         Ante todo esto lo único que nos queda es asistir, atónitos y perplejos,  con una sensación de impotencia y desánimo de estar en manos de gente incapacitadas para solucionar los problemas que nos atañen diariamente.

         Los corporativismos en esta clase política son vergonzosos, se defienden unos a los otros hasta la extenuación, se tapan sus miserias, se preparan el terreno para su posterior recolocación en empresas que favorecieron en el poder, no se van ni a tiros, es algo realmente infame

         Yo hecho de menos, en un país democrático y libre, aunque muchas veces dudo de ello, hecho de menos, repito, unos medios de comunicación independientes y soberanos, pero es verdad que gracias a que se reparten su afinidad, unos al PSOE y otros al PP, nos vamos enterando de los trapos sucios de unos y otros partidos políticos.

         Llamar desde este foro a que se unan y tomen soluciones urgentes ante esta grave crisis y  en favor de sus ciudadanos está muy bien pero por lo que  vemos a diario  es un hecho imposible, como siempre los intereses partidistas y siglas políticas están por encima de las gravísimas complicaciones que estamos padeciendo tanto en trabajo como económicas

         En fin es lo que hay, a pesar de todo merece la pena estar en este Guadiana independiente, en el fondo, muy en el fondo muchas veces, somos buena gente.

         Feliz Semana Santa

         POR UNA GUADIANA VIVA

         Felipe Moruno Rodríguez.

23 de febrero de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

MALOS TIEMPOS LOS QUE VIVIMOS

 Son tiempos malos, porque existen agitaciones, revueltas desahucios  y muertes. Nada mas que hay que  apretar el botón del mando de la televisión y  sintonizar cualquier cadena, para que se te amargue el día.

¿ Como es posible que queden a una mujer sin nada hasta el punto que  tome la decisión de pegarse fuego en un cajero.?

¡ Bancos¡ Cuando paso por sus puertas  siento tal escalofrío  como si pasara una noche de rayos y truenos por la puerta un cementerio  o mas. Los presagios  son que  me van a atrapar, que me van a desposeer de todo lo poco que tengo.

 Corrupción, estafas robos por todas partes, en todos los organismos, gubernamentales, políticos militares y eclesiásticos, según se oye. .

Los ciudadanos de a pie, los que no salimos en la televisión, ni los periódicos, los que vivimos a la sombra, honradamente con  nuestra pequeña pensión, no hallamos inquietos.  Si nos rebajan la pensión, si nos suben los impuestos más, y si suben los  alimentos  ¿Como podemos vivir con la exigua paga  que nos dan después de más de cuarenta años de trabajo?

 Aun así, yo al menos me siento un privilegiado. Si, porque aun como todos los días, y tengo ropa que nadie se ha puesto antes, y tengo calefacción, y cama con mantas, y un coche viejo, para desplazarme, desde luego no mas allá de Montijo o de Alcazaba, pero lo tengo, pero no soy feliz al completo, ¿y saben porque?  Pues  porque  siento que  existen personas en el mundo, que viven en la mas  absoluta pobreza. Porque  quisiera que el mundo  fuese mas justo, mas humano y mas comprensivo.

 No es nuevo de que haya en el mundo y en España, ladrones, chulos estafadores, explotadores de carne y hueso. Ricos sin conciencia y pobres que su única aspiración es hacerse ricos para  ejercer el mismo estilo que los potentados, es decir, vivir a lo grande  olvidándose de los pobres como fue el, y si hay que explotar a estos no sienten ningún escrúpulo ni cargo de conciencia para conseguir su   objetivo.

 Por eso   no me hallo  feliz este mundo falaz, embustero y egoísta.

 Quisiera  no ver televisión, ni escuchar la radio ni leer los periódicos, pero eso es imposible a no ser que viviera en lo alto de una montaña, aislado del mundanal ruido, percibiendo el aroma del tomillo y del romero, oyendo las melodías de los  pajarillos en primavera, acariciado por el céfiro del norte, calentado por los rayos tibios del sol,  comiendo  pan candeal y aceite virgen, miel y frutas silvestres, y bebiendo agua  limpia y cristalina de arroyos  claros y puros. Así, rodeado de  mi mujer  mis hijos y nietos, seria mas feliz que en este mundo de motores, contaminación, y sobretodo de falacias, mentiras y egoísmo.

Dios  (según las escrituras) hizo el mundo en seis días. Un mundo maravilloso, pero con su poder y sabiduría falló en una cosa. En la creación del hombre y la mujer, porque de esta especie animal, salen las guerras, los odios y sobretodo las muertes mas abominables.

                                         Juan Hormigo Bautista.

6 de febrero de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTAS A PRIMERO DE MES   (FEBRERO  2013)

         La pregunta es sencilla y a la vez lamentable, ¿A quién votaremos en las próximas elecciones generales? ¿Qué partido político merece nuestra confianza para gobernar esta España ingobernable? ¿Cómo podemos deshacer este bipartidismo y darles una lección de humildad, civismo y honestidad de la que ahora carecen?

         Los casos de corrupción, pillajes, robos, malversaciones, cohechos, etc. etc. aparecen a diario como setas en plena temporada, y afecta a toda la capa social de nuestro país,

         Empezamos con la banca, siguieron los grandes empresarios, se sumaron los políticos en sus ramas ejecutivo y legislativo y por último la corona, algo que creíamos que estaba a prueba de bombas,(corrupción en este caso), está entre la espada y la pared,  (mala suerte del Rey con sus yernos) solo se libra el poder judicial, y Dios quiera que este, por lo menos, se mantenga firme en sus decisiones, aunque lentos, lentísimos en sus veredictos son los únicos que pueden limpiar este  país de tanto chorizo suelto.

         Y estamos hablando de los grandes casos de corrupción que salen a la luz pública, en los más altos estamentos, los que se pueden decir que por sus cantidades de euros ya salen fuera de ojos, pero estoy seguro que de ahí para abajo deben de haber cientos de casos que nunca conoceremos por falta  de medios para su investigación y por carecer del interés de los medios de comunicación.

         Como buen autónomo y currante de a pié, propongo una solución a estos impresentables políticos que tenemos, una solución para desminuir el tremendo paro que padecemos. ¡¡ ELECCIONES GENERALES CADA DOS AÑOS ¡¡
         Todos tenemos el derecho, igual que ellos, a choricear, arramplar, arrebañar, saquear, a comisiones, regalos, especulaciones, eso sí  con una condición sin/ecuánime, estar dados de alta en la S. Social, sin pagarla claro, para luego tener derecho a la prestación de desempleo,

         Esta sería una opción muy interesante, en dos años muchos españoles saldríamos de la crisis, dos años arramplando  más dos años de paro, nos daría un respiro hasta que nuestra economía resucite, el gran problema sería como echamos a los que están ahora gobernándonos, ya lo iré pensando para el mes que viene.

         Y otra cosa que me cabrea enormemente, dejemos de mezclar el CHORIZO casero y de matanza, ibérico por más señas, con el chorizo especulativo empresarial y político.

         Las empresas cárnicas lo tiene muy difícil para vender sus productos en el extranjero, todo lo que suena o huele a chorizo, patatera, salchichón, morcón, etc. etc. los europeos de Europa lo identifican con los desmanes y sinvergüencerías españolas, por lo tanto exijo una campaña a favor de nuestros productos cochineros ibéricos ya., como sugerencia usemos el sinónimo de EMBUCHADOS,  en lugar de chorizos, significa lo mismo y facilitaríamos las exportaciones de nuestros productos cerdiles. Ala hasta el mes que viene.

         Por una Guadiana Viva:   Felipe  Moruno Rodriguez

4 de febrero de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

CARTA   A MI AMIGO EL LAPON

 Querido amigo:

 Perdona el retraso  a tu contestación, pero es que en mi España atravesamos  una etapa muy negra. Y hasta los sellos de correos nos han subido una barbaridad.

 Mira amigo.  No te invito este año a que disfrutes de este sol maravilloso, que aun todavía lo tenemos de balde. Quiera Dios no nos pongan algún impuesto por disfrutarlo.

 Perdóname amigo si soy descortés contigo al no ofrecerte mi humilde morada, que gracias a Dios no se la ha llevado el   Banco por la hipoteca.  Casi, casi por los pelos, pero en fin  al menos ya es mía, sino  sale alguna disposición gubernativa o banqueril, exigiéndome mas dinero del que pago por la contribución.

 Bueno, como sabrás en tu tierra, o en tu nieve, porque según me dices  la tierra se ve muy poco por la nieve que la cubre. Pues como te digo, sabrás cuando en tu iglú estés viendo la televisión, que mi España se ha convertido en una fabrica de chorizos.

 Si, claro en España hay muchos chorizos y en mi Extremadura mas y mejores. Pero no son esos los chorizos a que me refiero; son otros chorizos. Estos en lugar de engordar, nos adelgazan, sobretodo los bolsillos. Pero claro es que para que ellos los nuevos chorizos, engorden sus carteras, nosotros los pobrecitos tenemos que apretarnos el cinturón. Mira ya casi no nos quedan agujeros, así que tendremos que tirar los cinturones y  ponernos en la cintura una  tomiza, como dicen en mi pueblo. En este no, en el que nací.

 Por este motivo amigo lapón me es imposible invitarte a que pases un verano con nosotros.

 Ahí no lo se que habrá ¡Estas tan lejos! Que llegan pocas noticias a mi  televisor. Pero  lo que es de aquí cada día  llegan mas noticias y ninguna buena. Entre ladrones, mafiosos, estafadores y sueldos astronómicos de algunos que se llevan nuestro dinero a esos que ahora le llaman paraísos fiscales, es un porcentaje tan enorme que van quedando pocas personas honradas.
 Claro que eso de la honradez, ya  no se lleva. No tiene futuro.

 ¡Pobres honrados, que mal visto están! Los famosos los que tienen   no se como le llaman ahora Glamur o cosa así. Vamos que ser un chorizo, un mafioso, un traficante  un estafador y un sinvergüenza están mucho mejor considerados y protegidos, que el  pobre  obrero honrado a carta cabal que se conforma con los 400 euros del paro, si lo tienen.

 Amigo no te canso más. Porque   puedes coger un cabreo de mil demonios, y no quiero que sufras lo que  los buenos de verdad están sufriendo en esta tierra llamada Europa de la que forma parte también Finlandia con Laponia pero ya mas alejada del  choriceo español, según tengo entendido.

 Sin más  perdóname, pero este año no solo no te invito a que vengas por estos territorios, sino que te aconsejo que no lo hagas.

 PD. Se me olvidaba. Quizás puedas ir pronto a Cataluña, porque un señor dice que quiere la independencia a toda costa. O sea que quiere quitarle un pico  a la piel de toro, un pico que representa la cabeza. El corazón Madrid, y nosotros como siempre la cola o el rabo que es lo mismo.

   No dejes de escribirme, y no te enojes con  esta tierra que aun quedan hombres y mujeres buenos.
                                
                                            Juan Hormigo Bautista

8 de enero de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

MIS PRIMERAS  LÁGRIMAS DEL MMXIII

 Como todas las mañanas, hoy festividad de los Reyes Magos, me he levantado  a las 7,30 de la mañana y he conectado la radio. Una dulce voz femenina, le deseaba a los niños  que   Melchor, Gaspar y Baltasar le hayan dejado muchos juguetes y regalos en tan  señalado día de la inocencia.

 Pero de pronto aquella voz tan suave y dulce, se quebró y tomo otro tono, triste  a punto de llorar, para comunicar que en Málaga un niño, un tierno niño de 6 años, un inocente  que soñaba con que los Magos de Oriente le llevasen  juguetes, para  alegrar su tierno corazón con la mentira que sus padres le decían y un negocio mas para las grandes industrias ávidas de dinero. para que  su ilusión  no se viese frustrada  al saber la verdad, de que los juguetees los había comprado el,. Y que los reyes magos solo era una leyenda.

 Y los Reyes Magos, esos Magos que llegaban de Oriente en carrozas de oro, vestidos con  ropas  no habituales. Esos Magos que  cogen a los niños y los besan y le dan caramelos, juguetes y bonitos consejos, a el le trajeron la muerte.

 Puede que Melchor, Gaspar y Baltasar, lo tengan ahora en el trono de oro  donde ellos se sientan, Puede que  desde el cielo, contemple  a la tierra  como  está plagada de egoísmos, injusticias y  mala  leche, y se sienta orgulloso de que se lo hayan llevado. Pueden ser tantas cosas.

 Pero esos padres, que no quisieron  a instancia de las autoridades locales que se suspendiera la cabalgata  para que  otros niños, ciento, miles de niños  disfrutaran, estarán rotos de dolor y cuando vean los juguetes que los Reyes Magos les “dejaron” a su hijo, dirán... ¡Que dirán!  Mi pluma no esta capacitada para describir  la pena tan grande que el año MMXIII, le ha  traído nada mas empezar, la muerte de un hijo, de un ángel que  a lo mejor  desde  el  Trono Celestial, juega con los juguetes que sus padres guardan emocionados y  rotos por el dolor.

 No pude contener las lágrimas y mientras le preparaba el desayuno a mi mujer, como habitualmente lo hago por su enfermedad, resbalaron por mis mejillas hasta  llegar a la boca.

Juan Hormigo Bautista

5 de enero de 2.013 - Correo enviado por Juan Hormigo Bautista, desde Guadiana

UN NUEVO AÑO

 Hemos traspasado la barrera del año 2012 y ahora nos enfrentamos a un nuevo reto, año 2013, número que a los supersticiosos no le cae bien.

El año que hemos liquidado ha sido malo, mucho paro, muchos desahucios y también muchas muertes, suicidios ocasionados por   la perdida de hogar, o la falta de recursos para seguir adelante.

 Como todos los españoles, yo deseo que el nuevo año que ha comenzado hace tres días, sea mejor que el pasado. Que podamos ver  la luz al final del túnel, y si no un año de vacas gordas porque eso  es obvio que no  vamos a tener, al menos que las vacas sean medianas. Pero para eso, hay que ser conscientes, tener buen corazón y caminar por la senda recta y cristales de transparencia. Esto  que  acabo de escribir  es para los políticos de turno, que  predican con apretarnos el cinturón, pero ellos se  lo aflojan cada vez más.

En nuestro pueblo, también existen personas que no lo están pasando muy bien.  Es cierto que no han practicado la teoría de la hormiga, sino el de la cigarra, pero  son pocos gracias a Dios, y podemos estar contentos de que en Guadiana aun no se ven vecinos  ejerciendo la caridad pública.

 Ya estamos (según creo) consolidados como municipio independiente, tendremos nuestro juzgado de paz y registro civil ya no nos desplazaremos a Badajoz a por ciertos documentos. Pero el ser pueblo independiente no se basa solo en eso, eso  a mi humilde opinión es lo de menos.
 Lo importante es que ya somos  una entidad en España,   un municipio mas de los  8.000  que están  enclavados en las distintas regiones de  nuestro país, con su historia con sus aciertos y errores, Guadiana del Caudillo engrosar ya los pueblos de Extremadura, con una población de más de 2,500 habitantes.

 Que este año que comienza, aumente en bienestar y población sintiéndonos orgullosos de ser  de Guadiana del Caudillo, sin olvidar el pueblo de nuestras raíces

 Y para terminar UN PROSPERO  AÑO 2013 , que Guadiana  que va a empezar una nueva andadura como población  independiente, sepa engrandecerse, y crear puestos de trabajo; que la cultura  sea cada día mayor , y que si sale alguna vez en la prensa, lo sea por un hecho sublime, meritorio y altruista y nunca por una noticia nefasta triste y  despreciable.

                                 Juan Hormigo Bautista

2 de enero de 2.013 - Correo enviado por Felipe Moruno Rodríguez, desde Guadiana

CARTA A PRIMERO DE MES    (ENERO  2013)

No sé si habrá sido un error en el directorio de esta Web, pero publicar dos cartas de “DESAHUCIOS”  en un mismo mes va a parecer que son más desahucios de la cuenta, aunque es verdad que se producen a cientos diariamente.

Pero a lo que voy, el otro día en la charla mitin del amigo Emilio y J. Carlos Molano, en la Casa de la Cultura, que por cierto, ya era hora de que en esta Casa se puedan celebrar mítines o charlas políticas aunque se amparen, como en esta ocasión, en un mes cultural  navideño,  yo creo que no venía al caso, pero bueno todos los que estábamos en este acto atendimos con mucha atención y cierta sorpresa, también hay que decirlo, a los conferenciantes.

Escuchando al orador se me ocurrió una gran idea, comparando los campos de concentraciones nazis con las colonias militarizadas en España, una comparación que a mí me parece muy, muy exagerada, pero bueno la política y los políticos son así, y  aprovechando que nuestro ayuntamiento tiene al lado del vertedero unas hectáreas de terreno, para el adiestramiento de perros de caza y de que este terreno está vallado y posee instalación de luz , podríamos crear un avanzado “Campo de concentración renovable”

Y me explico, llamémoslo de esta manera para evitar suspicacias y comparaciones con otros campos, como el de los alemanes, que este sea menos agresivo que los otros, este campo seria ocupado por personas de bien, que en un momento dado se equivocaron, por algún error lamentable, en su gestión, como esos políticos prevaricadores, tránsfugas y traidores a sus votantes; esos banqueros defraudadores y embaucadores de sus clientes; o aquellos empresarios ladrones, embusteros, amigos del hurto y estafadores Es decir una larga lista de personajes equivocados que serian reconvertidos en este campo.

Nos ahorraríamos el vallado, la electricidad, la seguridad, (para eso están los perros) se crearían muchos puestos de trabajo porque se tendría que acondicionar el terreno con dormitorios, piscinas, campo de golf, saunas, masajes, aulas de recuperación, maestros, sicólogos, jardineros, etc. etc. Recuerden que estos personajes no pueden cambiar de golpe y porrazo de status social, seria un duro golpe para ellos.

Nuestro pueblo sería portada de toda la prensa nacional, nuestra renta per.-cápita subiría como la espuma, no tendríamos paro, tendríamos autógrafos suyos que valdrían un pastón, los devolveríamos a la sociedad,  (a España,)
Sanos y honestos, de grandes sinvergüenzas a hombres de provecho. ¡Que gran labor haría nuestro pueblo!

Por favor uníos, partido popular, partido socialista, izquierda unida oficial, izquierda unida crítica, independientes, jóvenes, pueblo en general. Pidamos, a través del  defensor del pueblo, que nos conceda este proyecto el gobierno central y si no al autonómico, y si no a la diputación, y si no a nuestro ayuntamiento que para eso somos independientes, y si no que sea lo que Dios quiera, que la iglesia también cuenta, y si no sale nada, consolémonos con un  “FELIZ AÑO NUEVO “

Por una Guadiana Viva.   Felipe Moruno Rodriguez